viernes, 13 de enero de 2006

 

Ceroceroando la memoria

Aquí Darío Vico. Me alegro mucho de que Fruno haya abierto la veda de los post de contenido humano porque ando yo también a vueltas con el pasado presente. Ha sido una semana rara porque el domingo tuve una pelotera bastante seria con un viejo amigo y partí peras, que yo creo que es algo que conscientemente no he hecho con nadie, decirle, pensar o tratar de establecer lo de 'a partir de aquí eres pasado'. Y otra es que he vuelto a hablar con mi primera novia después de unos 15 años sin verla. Todo muy cordial y estupendo, pero también un poco paranormal, porque, ¿qué se supone que es una primera novia en la vida de alguien pasado el tiempo? Pues es, básicamente, como el padre de Hamlet, una persona dedicada a complicarte la existencia, y no digo existencia como sinónimo de vida sino de 'entidad espiritual finita'. Lo que Dios es a los creyentes, lo es una primera novia a los ateos; es el paraíso, pero hacia atrás. Es la pureza absoluta en la simple contemplación que no vas a encontrar aunque seas campeón del mundo de Esquí, tres veces seguidas, y mires el mundo desde ahí arriba.

Siempre te queda una sensación muy rara porque parece que es un poco malo si no las olvidas, es como un síntoma de desubicación. Pues no tiene porqué. Es como si te dijeran que cuando te haces mayor te tienes que olvidar de tu padre o de un tío tuyo que te llevaba al cine a ver películas de Coppola y te prestaba discos de los buenos. Lo que pasa es que a tu padre le puedes llamar en cualquier momento y agradecerle que te llevara a ver al Atletico de pequeño -aunque realmente ahora dudo de si fue buena idea hacerle eso a un niño- pero a una ex primera novia no la puedes llamar y darle las gracias por determinadas cosas, incluso queda raro admitir que te acuerdas de algunos detalles, y horrible ya si ella se ha olvidado, porque pareces un psicópata. Esta chica, en concreto, no se acuerda cómo hacía el croasán, y mira que estaba graciosa.

La cosa está en una partícula que he usado antes, la de ex. Una novia puede ser una ex novia y lo mejor es que te alejes de ella en cuanto puedas porque solo va a darte problemas, pero una primera novia no debería llevar nunca adjunta la partícula ex, igual que tampoco hay ex hermanos, ex padres o ex mejor amigo. Puede que no te lleves mejor o peor con un hermano o un mejor amigo, pero no por eso pierden la categoría. Pues lo mismo con las primeras novias, que deberían ser como las casas museo; uno sabe que ahí está la mesa y la estufita como cuando estaba allí Pio Baroja o quien sea, que está todo listo pero todo el mundo sabe que eso ya se ha pasado y no va a aparecer ahí nadie para escribir. Y parece tan normal, ¿no? Pero vas ahí y estás un ratito tan bien.

No digo que uno tenga derecho a tener a su primera novia en una urna en casa para charlar de vez en cuando o derecho de tanteo sobre cualquier otra cosa relacionada con su vida, que ya es suya, lógicamente, es más, es otra vida diferente con la que no deberías tener nada que ver. Pero vamos, ha sido raro llamarla -y verla en la tele, ya no te digo- y hablar un rato, guay, pero al colgar que pasa, lógicamente ya no puedo llamarla hasta dentro de 15 años sin una buena excusa. Tampoco es que tenga ninguna intención de verla porque yo tengo mi vida que está bien y ella la suya que le marcha bien, también, a mi lo que me gustaría es hablar alguna vez con ella, pero hace 16 años. Y ya que estaba allí, de paso iría a visitar a mi abuela, que la pobre se murió hace poco de alzheimer. ¿Qué se podría hacer con estas cosas?

Comments:
qué guay, Da, no te imaginaba yo en el programa de Patricia.
 
chico, pues a lo mejor ese es el 'limbo' emocional que yo buscaba, y está ya inventado... no, en realidad creo que no. me voy a casa. chau!
 
Menos mal, un par de post normales ya estoy hasta los cojones de la puta lucha libre.
 
pues escribe tú, desgraciado
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis