miércoles, 8 de febrero de 2006

 

Iconos Pegamín (y 3): de la piel dulce de Sylvia a las tetas de Mary Poppins

A principios de los ochenta, la democracia ya era una cosa mogollón de asentada y de guay, pero había cosas que no habían cambiado. Si tenías menos de 18 tacos y las calenturas lógicas de la edad y el momento, ir al cine era una pesadilla, porque más allá de las de Disney y las de Lolo García no había mucho; ya se entraba con cuentagotas en los cines da barrio a ver las de Summers -"Adiós cigueña adiós- como para pretender ver tetas en una de estreno. Aquella tarde mi colega y yo decidimos que íbamos a ver una piba sin sujetador costara lo que nos costara. La gran candidata era Sylvia Kristel, entonces megaestrella erótica junto con la mucho más burra y roja María Schneider. Estrenaban "Profesor a mi medida", en la que además iniciaba en los placeres del bello arte a un chavalin come noi. Sylvia además parecía tener la piel más suave y dulce del mundo, no sé porqué, quizás tenía, como decían de Marylin, una fina capa de vello que atrapaba la luz. Pero fue imposible, no hubo manera; he de decir que en un cine dejaban entrar a mi colega, mucho más bigardo que yo, pero en un gesto que demostraba que su nobleza estaba incluso por encima de su calentura, no quiso entrar solo. Al final, como habíamos leido en el Fotogramas que Julie Andrews se despechugaba en "SOB " (esto si que era rizar el rizo en títulos, porque allí respondía a ñas siglas de Save Our Bodies, haciendo la broma con Save Our Souls, y aquí se llamó "Sois nOnrados Bandidos) y decidimos intentarlo, porque unas tetas eran unas tetas. Craso error, el de Blake Edwards pensando que el escándalo iba a revitalizar su carrera -la hundió- y el nuestro al no invertir dinero y tiempo en comprar un Interviú o un Lib de estreperlo. La película era mala de por sí, pero cuando la buena de Mary Poppins se desabrotonaba el corpiño, la sensación era como ver a tu abuela en pelotas. Aquello nos cortó el rollo durante varios días, y mira que era difícil. Quede aquí como muestra de lo que era capaz de hacer un adolescente en los tiempos pregonzo.


Comments:
silvia está estupenda
 
Y la Schneider era como mas bruta,no? Cómo menos delicada que Emmanuelle....
 
Yo siempre he creído que S.O.B, en la peli de Edwards, era el acrónimo de Son Of Bitch/es... Y si no lo era, para mí lo es. Hijo de puta hay que decirlo más.
 
no te digo yo que no, pero recuerdo que el titulo largo para el mercado yanqui era ese. la coña seria com si estrenan aqui una que se llamara HDP pero en el cartel pusiera "hay dudoso papi"... tocando os huevos con un poco de ironía...

he visto que al ponen bien, pero creo que no era mi momento para verla. y cuando ellas las enseña... que anticlimax, por menos se hizo ender gay...
 
No es de las mejores de Edwards, desde luego. No es una ful porque este hombre no hizo fules. Es irregular, muy irregular. Pero tiene momentos y gags muy guapos. Y una mala baba (y hasta amargura) bastante importante.
 
yo no soy gay, soy asexual, soy un ángel. podéis llamarme Edén cuando queráis.
 
y para demostrarlo un tracklist:

Samantha Fox - I only wanna be with you
Sandy Marton - People from Ibiza
Wolvo - Heartbeats
My mine - Hypnotic Tango
Giorgio Moroder - Baby Blue
vivien Vee - Higher (mix)
Camaro's Gang - Ali Shuffle
Sun la Chan - Catch
Cellophane Brain - Gimme Love (italian version)
Charlie - Spacer Woman
Immortals - the Ultimate Warlord
 
La peli no sé como será, pero verle las tetas a Mary Poppins solo en la imágen esa dá un mal rollo que lo flipas. Toda la imagen es mal rollo joder, desde ese chisme rojo hasta la expresión, como diciendo "¡ja!, ¿Creías que no era guarra, eh?". Pasando por los pechos en sí, demasiado tiernos, demasiado abajo. Parecen una broma biológica.
 
A la altura de la aparición de Concha Valasco en Interviú, ya de abuelorra. No puedo menos que señalarlo.
 
A mí me gustaba Fedra Lorente...
 
es verdad, xabi, a mí lo primero que se me ha venido a la cabeza ha sido concha velasco gozando dolorosamente en el asiento de atrás de un decapotable.
 
Pobre Julie...en la foto, aunque intente componer un gesto de picardía, esbozar una mirada llena de lujuria, se le adivina un rictus de dolor...como que la cosa no va con ella, como si "tuviera que meterse a puta para que coman sus niños"....
 
dolor, dolor!!!
 
La clave es el rictus. Bueno, un poco las tetas también. Tiene que ser eso como tocar un costillar con un poco de blandiblub.
 
Ja,ja,ja...sí, las tetas también tienen lo suyo...son como de posguerra...
 
ya estamos otra vez con la posguerra, abuelo?
 
Joder,déjame vivir....
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis