jueves, 3 de agosto de 2006

 

momias pegamin (1): carlos martel

de todos es conocida mi fascinacion por las momias, supongo que porque son lo mas perfeccionado que ha conseguido el hombre en la permanencia fisica tras la muerte. realmente hay que reconocer que si entramos en comparaciones a dios se le da mejor el tema de los entes físicos -salvo en el aso de algunas especies abisales y en las novias de algunos lectores de este blog, que realmente son especies con las que no acaba de acertar- pero en fin, es lo que hay y a mi me llaman mucho la atención las momias. asi que voy a repasar mis favoritas, y por no empezar por las obvias, como la de evita o la de tutankhamon, voy a hablar de la de carlos martel.

por lo visto el hombre era un bohemio frances que tomo el nombre del abuelo de carlomagno y con el apareció en santiago de chile en los años 20 del siglo XX. alli trabó amistad con los estudiantes de medicina de la facultad local y al parecer se convirtio en su maestro de ceremonias a la hora de organizar farras y esas cosas que les gustan tanto a los estudiantes. un dia desapareció y lo achacaron a sus disolutas costumbres, hasta que un dia, al entrar en clas ede anatomia, lo encontraron, de cuerpo presente -y alma ausente, aunque nunca hizo alarde de ella- tumbado en una camilla listo para ser troceado por los estudiantes.

algunos de entre sus cofrades, sin embargo, creyeron que cortar al buen carlos martel en rodajas y posteriormente arrojarle a una fosa comun no seria digno de su amistad y, aun mas, podria enturbiarles las borracheras. menudo bajon recordar, en medio de una juerga, al bueno de su amigo con el aspecto de una racion de lacon tamaño makro. asi que decidieron embalsamarle y, ya que se ponian, añadirle un ingenioso dispositivo por el cual el momificado podia sentarse y levantarse asi como accionar el brazo diestro para levantar el brazo derecho, sostener una copa y llavarsela al coleto. ni que decir tiee que la idea era seguir llevandose al finado a las juergas. pronto se empezo a conocer a martel con su nueva identidad: ·"la momia jaranera".

lo cierto es que aquellos muchachos que tanto se divertian hace casi un siglo no contaban con eso de que el tiempo es inexorable etc, etc, etc y al final se fueron encontrando con que la momia, para la que la existencia se habia detenido en una eterna farra, les iba a sobrevivir a todos. al no existir certificado de defuncion ni enterramiento, resulta que por esas cosas de la legalidad lo que tenian en casa era un cadaver inedintificado, y para evitar costosas burocracias se lo fueron pasando de unos a otros como un incomodo pariente, segun iban prosperando en la vida o en la muerte, ya que mientras martel seguia como medio siglo atras ellos se fueron muriendo de verdad.

al final, tras el fallecimiento del ultimo de aquella extinta pandilla, los hijos, al ir a revender la casa y esas cosas que hacen los herederos para paliar el dolor por la muerte de un ser querido, al menos en parte, se encontraron con el legendario y amojamado crapula esperandoles en un desvan, muerto, pero de asco, porque hacia decadas que no le sacaban a tomar algo. asi que, con discreccion, le trasladaron a la facultad de medicina y de alguna manera consiguieron dejarle alli. los responsables del centro, sin saber que hacer, decidieron integrarle en el pequeño museo local, junto a un galapago gigante, con la inscripcion "homo sapiens". que vistiera una raida levita y sostuviera una copa larga en las manos o era algo que sosrprendiera a los niños chilenos, que ya se lo tenian muy visto a sus padres, pero a estos les escandalizaba un poco que se representara a la especie de tal manera.

finalmente, un grupo de licenciados al tanto de la historia decidio rescatar al momificado juerguista y, tras organizarle un ultimo brindis -que compartio con numerosos curiosos- le enterraron en el cementerio mas cercano, esta vez, con lapida costeada a escote.

descase en paz carlos martel, supongo que hasta la proxima novatada.

Comments:
Alguna vez alterné con los estudiantes de la facultad de medicina, (que horrible es este proceso de dejar de ser joven poco a poco: parece que fué ayer y nisiquiera soy el mismo!!) y contaban una película parecida: que unos valientes sacaron a uno de los muertos (tienen muertos para practicar con ellos las asignaturas de carnicería) le pusieron la bata, un gorrito de paja festivo y lo llevaron de parranda. Lo llevaban entre dos, se acercaban donde unas pipiolas y les decían "Podeis cuidar de nuestro amigo?, ¡¡está muy cocido!!", ante el horror de los presentes...

Está guapa la historia, buena reentré, Vico.
 
jajajajaja... cocidísimo
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis