miércoles, 12 de diciembre de 2007

 

Microrrelatos Pegamin

Pasaba totalmente de sus juguetes. Le habían entretenido un tiempo pero hacía mucho ya que no les encontraba el punto. Estaban tirados en un caja, de cualquier manera, con tanto polvo encima que parecían parte del ajuar de una momia inca. Pero, cuando venía algún niño de visita y sus padres le brindaban los juguetes, en una doble llave Nelson que les haría, por una parte, quedar bien y por otra recuperar terreno habitable, los sentía muy suyos y le sobrevenía El Berrinche. En el María Moliner habían colocado su foto al lado de la entrada "Perro del Hortelano".
Conservaría toda la vida éste rasgo de carácter al igual que el pelo fino y los ojos muy juntos. Solo cambiarían los juguetes y las visitas.

Etiquetas: , ,


Comments:
Has hilado tan fino que no sé si estabas dando alfileradas o son imaginaciones mías.
 
Salvo que el pelo es fosco y salvaje, los ojos bellos y equidistantes de la napia y el conjunto tremendamente agraciado...
 
Falto!!!

XDD
 
tú es que tienes mucha imaginación, frunete
 
Y pocas luces.
 
Y muchas nueces.
 
Marinero de luces, la primera...

la segunda...ummmmmm...me arriesgo: Mucho ruído y pocas nueces
 
A ver, otra:

...con tres cojones!!
 
Nutella.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis