viernes, 25 de noviembre de 2005

 

George en Los Angeles

En la primavera de 1975 Georgie Best le dijo adiós a Manchester. Tenía 28 años, pero en Old Trafford le daban ya por acabado. No tanto por sus comentadas adicciones al alcohol y la juerga, porque era capaz de jugar mejor de la mitad del equipo sin haber dormido la noche anterior, sino porque lo hacía sin ningún reflejo de interés por el juego, y aún así era tan bueno que resultaba insoportable para sus compañeros de vestuario.

Si fuera por Best habría abandonado el fútbol en aquel mismo momento, pero su representante le convenció para buscarse algún trabajo cómodo y bien pagado en algún equipo necesitado de algo de glamour. Era un astro de rebajas y llegó a probar con el Deportivo de la Coruña. Todo iba más o menos bien hasta que, justo antes de la firma pública le presentaron a la directiva y preguntó a su intérprete a grito pelado
- ¿Cuál de estos hijodeputas es Franco?
La rueda de prensa se anuló inmediatamente.
--------------------------
Tras unos cuantos tumbos más se encontró con Elton John en una fiesta. este le dijo que pronto se compraría un equipo de fútbol -lo hizo, el Watford, y lo llevó a primera división- pero que de momento lo mejor que podía hacer era irse a la nueva liga americana, donde pagaban bien y viviría como una genuina estrella.
- Estás hecho para New York, tío.
Pero N.Y. eran de Pelé. El brasileño había firmado por el Cosmos un año antes y no tenía ninguna intención de compartir equipo con un jugador que le podía poner en evidencia y con el que apenas estaba contrastado; Best no había jugado mundiales al pertenecer a la débil selección de Irlanda del Norte, y Santos y Manchester no se habían enfrentado. Pelé le dijo a la directiva del Cosmos que Best era un loco que iba a poner en entredicho la imagen y seriedad del Cosmos y que era mejor seguir tentando al 'Kaiser' Beckenbauer...
Afortunadamente, a Best le hicieron una oferta que no pudo rechazar.
--------------------------
Los Angeles Aztecs aspiraban a ser la otra gran franquicia de la NASL. Sus intentos de atraer a los emigrantes latinos, especialmente los mexicanos, habían fracasado, y las entradas a los partidos eran penosas. Solo les quedaba cerrar o buscar una salida desesperada, y en aquellos momentos no había otra decisión más desesperada que fichar a Best.
A Best le gustó LA, aunque quizás le pareció un poco grande.
- ¿Como me encontrarán si me emborracho? - preguntó a los ejecutivos del equipo.
Estos se rieron, pero uno de ellos, el empresario italiano radicado desde veinte años antes en California Rodolfo Maragane, le llevó a un aparte y le dijo.
- Mira hijodeputa, haz lo que te salga de las bolas fuera del campo y juega como sabes dentro. Pero nunca, nunca, nunca me vuelvas a faltar el respeto delante de nadie porque te llevaré al bosque, te ataré a un árbol y te mataré a tiros.
Eran las instrucciones más concretas que un directivo o entrenador le había dado en los últimos años, y Best se aplicó en cumplirlas.
---------------------------------
Su primer partido fue contra los Tampa Bay Rowdies, un equipo sólido para lo que era la NASL y sin grandes estrellas. Su principal jugador era Mike Connell, un central sudafricano que podría haber jugado en la liga inglesa de no ser por las disposiciones anti-apartheid y porque, tras hacer una prueba con el Chelsea, se fue de juerga con unos muchachos del National Front londinense y acabó detenido por destrozar un comerció paquistaní. Connell odiaba a los ingleses y pronto se lo hizo notar a Best.
- A mi que me cuentas, yo soy irlandés, los ingleses me la traen floja y tu eres un capullo.
En las dos primeras entradas, Connell estuvo a punto de partirle una pierna a Best. Pero este salió como pudo en el envite. En aquella puta liga que le había recomendado el marica de John aún no llevaba una semana y ya le habían amenazado de muerte y marcado en el campo como en su puta vida había hecho ni Nobby Stiles. Y los árbitros sólo tenían instrucciones de proteger a Pelé.

Best sabía que si le daba otra oportunidad, Connell le mndaría a casa con una pierna rota. Así que se acercó a su compañero Charlie Cooke, un veterano 'pros' que daba sus últimoas carreras en la liga yanqui y que era el único tipo del equipo al que se le podía dirigir en su cerrado cockney.
- Charlie, haz lo que te salga de los huevos pero entretén al árbitro.
A la siguiente jugada, Cooke hizo una falta casi en medio campo y comenzó una tangana. Mientras el árbitro trataba de separar a los jugadores, Georgie, que se había mantenido al margen se fue sibilinamente hacia el sudafricano y le dijo
-Eh, hijo puta.
En cuanto este se volvió le colocó una patada en los huevos que lo dejó seco.
- ¡Un calambre! - se puso a gritar Best, levantando el brazo llamando a las asistencias.
En el 87, Best recibió en lamedia luna, se volvió y metió un zurriagazo al balón -con la misma precisión con la que había dado antes la patada en los huevos- y batió al portero de Tampa.
No fue un gran partido, pero el público se lo pasó en grande.
------------------------
Cooke y él no hablaban mucho con el resto de los jugadores norteamericanos del equipo, chicos jovencitos que habían aprendido a jugar al fútbol en la universidad. La mayoría jugarían un par de años antes de buscar trabajo en sus licenciaturas, y mientras tanto trataban de hacer contactos profesionales con los peces gordos de la directiva, para tratar de meterse en sus empresas. Casi ninguno sabía quien era Best ni porque coño era tan famoso.
Así que los británicos, que vivían solos en sendos apartamentos de lujo casi contiguos, comenzaron a salir opor su cuenta. A Best el lujo impostado californiano le resultaba aburridísimo. Todo el mundo comía soja y otras porquerías por el estilo, todos veían películas aburridísimas y escuchaban la peor música del mundo. Las tías que le presentaban eran todas gilipollas, estaban muy buenas pero no dejaban de hablar mientras las follaba sobre la puta era acuario y la conexión espiritual o lo que fuera.
- ¿Así que eres actriz? -Le preguntó a una. Ella asintió-. Perfecto. ¿Puedes hacer de la jodida Belinda mientras te echo el próximo polvo?
Así que empezaron a alternar con un par de jugadores mexicanos del equipo. Les llevaron a los barrios latinos de LA y Best conoció a chicas realmente divertidas, se aficionó al mescal, a la suave cerveza azteca y a las anfetas. Se mantenía delgado y, en su medida, en forma. Aquel año acabó marcando 15 goles en 23 partidos. Los que le vieron cuentan que hizo cosas que nunca había llegado a hacer en Manchester. Se trasladó a vivir con sus compañeros mexicanos y hasta les presentó a Elton John.
- Tío, estoy hecho para Los Angeles.
Elton quiso aprovechar el momento de felicidad de Georgie para hacerle una mamada, pero este se lo quitó de encima con tan mala fortuna que se le rompieron las gafas.
- Lo siento, tío. Vete a Nueva York e intentaló con Pelé.
--------------------------------------
George jugó tres temporadas en LA antes de decidir fichar por Fort Lauderdale, donde coincidiría con Teo Cubillas. El principal directivo, Maragane había sido detenido, al parecer por algo relacionado con unos tíos que habían aparecido muertos en un bosque y el equipo andaba mal de fondos. george había tenido algunos problemas con la familia de una chiquita chicana con la que había intimado sin el consentimiento de la familia. Cuando fue a explicarse resulta que se encontró con que en realidad había estado enrollado simultaneamente con dos hermanas, parecidas pero no exactamente gemelas.
- Que queráis que os diga, os parecéis todos tantísimo...
Lo dijo sin segundas pero tuvo que salir de allí a la carrera. Aceptó al oferta de FL y pasó los dos años más aburridos de su vida. En cualquier caso, había muchos irlandeses y buen whisky. En aquellos años cimentó definitivamente su reputación de alcohólico. Otros dos años en san Joé, ya sin ganas, y de regreso a Europa siguió dando tumbos y hasta hoy... No sé si hasta mañana (no hay mañana, justo al acabar esto veo que ha muerto. DEP).
-------------------------------------
Tuve ocasión de entrevistarle, brevemente, en una ocasión. Le llevé una replica de su vieja camiseta de los Aztecs. La miró y puso expresión de desinterés.
- ¿Yo he jugado ahí? ¿Cork? ¿Boro? (En el Boro ni siquiera había jugado, pero no lo recordaba).

Le dí al vuelta y allí estaba, su nombre y su número.
- Ese sí soy yo.
le dio la vuelta y miró el escudo. Vio el orgullosa águila azteca.
- Aaaaahhh, sontió, brevemente.

Y me la firmó: "George, el puta. Dame mescal".

Comments:
Qué bonito. Ojalá hubiese más lugares donde leer sobre épica futbolística; poética incluso. A mí el juego en sí me la suda, pero este tipo de fetichismo es fascinante.
 
Lo mismo digo
 
joder pocas veces escuche semejante cantidad de mentiras!!!asiq best estuvoa punto de jugar en el depor eh?venga tio no lo flipes,si quereis saber hsitorias verdaderas de best entrar en www.arrevoire.es.vg en el blog UN BESO DE PROTECCION

1 saludo
 
Bueno no se si es cierto o no, pero la historia es cojonuda. Ahora que se ha puesto de moda la nostalgia del soccer tras "Once in a lifetime", me parece genial este artículo sobre el gran George Best. Que por cierto, para muchos usuarios del youtube ha marcado el mejor gol de la historia televisada del futbol jugando con los San Jose Earthquakes.

Aqui va el enlace al video:

http://www.youtube.com/watch?v=U2HWUbFGHMU
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis