sábado, 6 de mayo de 2006

 

Personas Fuertes.

El Pegamín, aparte de los propios autores y lectores, siempre ha adolecido de un elemento clave de la sociedad, tal y como la concebimos hoy en día, se trata, claro, del freak show. Y me he decidido a ponernos a la última.

La exposición violenta de realidades peculiares. Siempre que lo veo, ya sea en el programa de Ana Rosa, o en la más recóndita página de internet me pregunto por el tipo que hay detrás. Ana Rosa o su esposa, lo mismo me dá. E irremediablemente me acuerdo del viejo borracho y mezquino que se aprovechaba del pobre John Merrick, apaleándolo cuando levantaba cabeza.


Hoy llevo todo el día haciendome una pregunta: ¿soy un ser despreciable?. He estado pensándolo y sí, lo soy. Un manipulador emocional, un cobarde, un cínico, un mal hijo, un novio infiel, un mal vasco y peor español, un mal nieto, un criticón, un déspota, un mantenido, un pervertido sexual, un mal amigo, un cotilla, un agresivo, un conductor imprudente, un clasista, un degenerado, un racista, un misógino, un andrógino, un misántropo poco hecho y dos cafes con leche, si, en vaso, por favor, un supersticioso, un especulador inmobiliario, un ermitaño ocasional, un soberbio, un frío y calculador, un evasor de impuestos, un fumador, un consumidor de medicamentos sin receta a través de internet, un mal músico, un ladrón, un servil, un engañado, un vengativo, dos hijos de puta, un chulo, un erotómano, un tocador de culos de mujer, un meador de piernas de hombre, un ladrón de supermercado, un mal estudiante, un hijo pródigo, un orgulloso, un envidioso, un fugitivo de la Ley, un ex-traficante de drogas, un pirateador del copyright, un pajillero, un ansioso, un comedor infatigable, un derrochador, un bebedor sin mesura, un impaciente, un ex-niño gordo, un anarquista de derechas, un izquierdista de obra, un mal cristiano, un mal hermano y un mal familiar para tener en general, un desapegado, un violento, un chupón que solo la pasa cuando está sacando los balones del cesto, un escupidor de aceras, un tirador de pedos disimulados, un anti-ecologista, un bocas, un abusica, un chivato, un sibilino, un temeroso, un insomne, un teatrero, un listillo, un cretino, un ludópata, un vicioso, un egocéntrico, un mierdas, un mentiroso y un asesino de truchas, porque al mediodía, cuando ha escampado, he bajado al rio a pescar.

Así qué, que cojones, vamos a reirnos de unos putos gordos, que entre todo esto ni se nota.


¡¡Pasen y vean: Las Personas más gordas del mundo!!




Francis John Lang, aka Michael Walkeri(Gibsonton, 1934), Se cree que llegó a alcanzar un peso de 540 Kg. Lang afirma que durante su etapa como soldado en Corea pesaba solamente 68 Kg. Achacó su incremento de peso a su abuso de drogas de prescripción legal, en especial a su fármaco favorito, al que culpa de tener como efecto secundario no explícito el apetito incontrolable. Incapaz de andar, Lang ideó una forma de sacar provecho de su situación: una casa rodante con ventanas por doquier, en la que se exhibía a si mismo a través del pais en ferias y carnavales. Tumbado en una gigantesca cama circular, predicaba a los curiosos acerca de las maldades de los medicamentos, empleando su cuerpo como una lección moral. Su peso máximo no está comprobado, pero los encargados del Libro Guiness creyeron conclusiva la evidencia fotográfica. En 1972, Lang fué hospitalizado por lo que se cree que fué un infarto, con un peso estimado de 450 Kg. Su corazón, según los médicos, era "inusualmente normal". Se achacó el infarto a la dieta que estaba siguiendo. En 1980 Lang logró reducir su peso hasta los 167 Kg.


Michael Edelman (1964 - 1992, Pomona) El Guinnes lo incluye con un peso de 450 kg. pero su madre estima unos 560 Kg. en su momento álgido. Con 7 años ya pesaba 70 Kg. y a los 10 años tuvo que abandonar el colegio porque no entraba en ningún pupitre. Después de aquello se dedicó mayormente a estar tumbado en la cama, compartiendo aperitivos mamúticos con su madre (de 320 Kg.). Pronto Michael y su madre empiezan a probar todo tipo de dietas, "pero al cabo de unos días, nos recompensábamos con una tarta de chocolate. Luego pedíamos una pizza y eso era todo". Cuando ambos sufrieron el embargo de su vivienda en Wesley Hills, Michael tuvo que ser sacado con una grúa. Después de que el suceso saliera en la prensa, varios hospitales ofrecieron a la pareja programas de pérdida de peso, pero Michael estaba empecinado en adelgazar por su cuenta. Se enamora de Brenda Burdle, y aparece en tres tabloides consecutivos prometiendo que perderá peso para poder consumar su relación con ella, sin embargo, la pareja engorda aún más tras el anuncio, lo que provocó su definitiva ruptura. Tras la muerte de su amigo epistolar Walter Hudson ( de Brooklyn y 560 Kg. de peso), Michael adquirió un miedo patológico a comer, perdiendo kilos por ciento y solo pudiendo ser alimentado a la fuerza. A pesar del empeño, murió desnutrido y pesando 270 Kg.



Roselie Bradford (b. 1944, Selersville) Pesada en casi 500 Kg., aunque ella asegura que ha llegado a pesar 600 de pico, afirmación aceptada por el Guiness. Pesaba 134 Kg. a los 12 años, cuando fué expulsada del colegio. Llegó a ser una instructora deportiva, aunque tuvo que dejarlo debido a su continuo aumento de peso. Pesando 174 Kg. se sometió a una operación de bypass intestinal que la ocasionó serios trastornos. Adelgazó hasta los 150 Kg. para su boda con su marido, Bob, aunque tras el nacimiento de su hijo, su peso se disparó a los 230 Kg. Contrajo septicemia a principio de los años 80, y se pasó la mayor parte de la década en la cama, consumiendo "una media de 15,000 calorías por día". Recuerda Roselie que "había gente que venía a visitarme y se sentaba en la cama, o eso creían ellos. En realidad estaban apoyándose en mi". En cierta ocasión se cayó de la cama, y para volver a colocarla hicieron falta varios bomberos y un colchón inflable designado para enderezar coches volcados. Tras ser tratada por insuficiencia cardiaca, el doctor Richard Simmons la convenció para embarcarse en una dieta de cinco años, los cuales describe como "infernales". Torturada por el hambre, y por sueños recurrentes en los que comía sin mesura, regresó a un peso de 180 Kg, estableciendo un record mundial en pérdida de peso. Demandó y ganó al tabloide "The Sun" por sugerir que no podía mantener relaciones íntimas con su marido pesando más de media tonelada.



Denny Welch (b. 1960, Hamilton) Casi 450 Kg de peso.

Welch consiguió notoriedad en el show de Jerry Springer, primero haciendo de mujer, y una vez alcanzados los 400 Kg de peso, como un hombre obeso en un sideshow de Jerry. En 1996 Denny se vió forzado a permanecer cuatro semanas en cama, tras las cuales Jerry Springer contrató a un constructor para que derruyera un muro de su casa y lo pudieran transportar al hospital de Cincinnati para practicarle una liposucción, grabando todo el evento y emitiendolo en su programa. Welch perdió más de 100 Kg, pero los recuperó rapidamente, desarrollando problemas cardio-respiratorios durante el proceso, probablemente a causa del consumo de píldoras adelgazantes. Este fué el comienzo de su interminable espiral desdendente. En 1998 es hospitalizado por un edema masivo y un fallo congestivo del corazón. Poco después, y no recuperado del todo, se vé obligado a comparecer ante la Ley por una acusación de corrupción de menores, debido a que supuestamente mostró cintas pornográficas a tres niños de 10 y 13 años de edad. Alegó su imposibilidad de comparecer ante la justicia, debido a que no cabía por la puerta de su casa, y si lo hiciera, tampoco podría entrar a la corte jurídica debido asimismo a que no entraba por las puertas del edificio. El tribunal falló el caso nulo por lo inusual del caso y desestimó la instrucción.




Robert Earl Hughes (1926 - 1958, Monticello), Pesado en 500 Kg en 1958. La progresión de Hughes fué de 92 Kg a los 6 años, 171 Kg a los 10, 247 los 13, 314 a los 18 y 430 a los 27.
Su peso le convirtió en un personaje famoso de la época. Sus pantalones vaqueros hechos expresamente para él fueron noticia en los periódicos. Murió víctima de un fallo renal, fué imposible atenderle en el hospital, ya que no pudieron introducirlo dentro, y tuvieron que atenderlo en un trailer aparcado en el exterior del mismo. En los periódicos se publicó, tras el duelo por su muerte, que fué enterrado en una caja de embalar pianos, historia que más tarde fué desmentida. Al parecer, su ataud fué encargado a medida y fué elogiado como un hombre cuyo corazón era tan grande como él. Periodistas de la revista Life, tras observarlo, apuntaron que "comía comedidamente".


Santiago Garcia (b. 1964, Baytown). 550 Kg aprox. García llegó a todos los periódicos en 1994, cuando fué arrestado por vender tarjetas de inmigración falsificadas. Después de ser certificado como demasiado grande para una celda, demasiado grande para las duchas de la carcel y demasiado pesado para la grúa que intentó introducirlo en la furgoneta de la prisión, García fué puesto bajo la custodia de su propia familia. Para el escarnio del sistema legal, García no se confinó en su domicilio, sino que adaptó un remolque que tenía su hermana para pasear frecuentemente por su localidad natal.
Como ejemplo de uno de sus cinco menús diarios, García dá: "32 filetes, medio galón de helado, una tarta helada, una pizza de pepperoni grande, puré de patatas, tacos, costillas de cerdo, alubias de guarnición y ocho copas de matequilla de cacahuete".





Joselina da Silva (1959 - 1996, Sao Paulo) Comezó su aumento de peso a la edad de 15 años, debido a la ingesta masiva de dulces, coca-cola y tartas. Llegó a ser demasiado grande como para salir de la cama por sus propios medios y requirió la ayuda de una docena de bomberos para sus completar sus tareas higiénicas y demás rutinas diarias. Cuando su caso llegó al conocimiento público la "Granja de la Grasa de Chacara" (una famosa clínica de adelgazamiento) se ofreció a tratarla gratuitamente a cambio de la publicidad resultante. Fué trasladada a la granja en 1993 por un equipo de trabajadores de la construcción, que derribaron parcialmente su vivienda para poder extraerla. Se sometió a una dieta rigurosa y a tres liposucciones, y a principios de 1995 llegó a adelgazar hasta los 150 Kg. Abandonó las instalaciones de la clínica y comenzó a trabajar como manicurista. Fué cuestión de meses que volviera a adquirir 120 Kg adicionales. En 1996 ingresó en el hospital, muriendo poco después de doble neumonía. Su doctor (un famoso cirujano plástico) declaró que la culpa de su muerte fué su exagerado peso y culpó de ello a un curandero candomblé por haber convencido a Da Silva para abandonar sus dietas. Los amigos de Da Silva, en cambio, demandaron a su médico, ya que declararon que nunca comía más de las 420 calorías diarias prescritas por el médico, lo que la condujo a una bajada de defensas que la hicieron incapaz de luchar contra la infección que la mató. La brigada de bomberos que la atendía en su casa sirvió como enterradores en su funeral.




Comments:
"Soy un mal vasco y peor español..." pfffffffffff...jajaajajajajajajaaaaja!!!
 
joder, yo lei esto anoche y sólo salían 3 gordos. pon a vico aunque sea sólo como récord pegamín... o a tu puta madre
 
Por cierto, el título es un puntazo...parece de abuela: "no estás gordo, estás fuerte"
 
"murio desnutrida pesando 270 kg"
ja que no mamen putas gordos
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis