jueves, 26 de enero de 2006

 

Syd Barret: Hipótesis y Mariposas











Syd Barrett se quedó pillado y le tuvieron que echar de los Floyd. En escena aguantaba tocando el mismo acorde una vez tras otra. En los estudios de la EMI se ponía a romper el material. Sus compañeros de grupo temían su mirada alocada y apenas entendían lo que quería decir.
Un día, la furgoneta del grupo pasó de largo, enfrente de su casa. Se sentaba a las afueras del estudio, pero nadie le invitaba a entrar, aunque tampoco lo pedía.

Pero, ¿por qué?. Ustedes dirán. Hay algo que no cuadra cuando uno se pone a leer su historia. De genio del pop ( iba para estrella interplanetaria después del éxito de "The Piper at the Gates of Down") a esquizofrénico perdido en su sótano de Cambridge en solo dos pasos y dos discos de tarado mental, con destellos de genio y mala producción.

Porque, además, Syd, como todo lo que pudo haber sido y nunca fué o fué a medias, intriga. Y la cosa de que Syd, realmente nunca murió, sino que dejó una especie de envoltorio entre nosotros, en un sótano casi sin amueblar. De alguna manera está ahí, solo le falta un empujoncito. ¿Quién sabe si no estará ya mejor?.

Pero volvamos al asunto, que es el que nos ocupa. ¿Qué le pasó, realmente?. ¿Hay gato encerrado?. Podría ser. Y podría ser incluso que hubiera dos gatos encerrados, ambos tomando ácido en su plato de la leche.


Final I.Roger Waters.


"Todo lo que quería hacer cuando era un niño era tocar la guitarra y hacer el cabra. Pero se me puso en medio demasiada gente."

Entrevista a Roger Barrett, Rolling Stone. 1971.

Syd es un chaval algo inseguro, al fin y al cabo un artista de escuela. Es el interesado en explorar nuevas vías, con éxito ya demostrado. Vías de colores, de canciones que son casi imágenes, con humor y calidez naif. Pero en el jardín de Syd entra un hombre negro. Sobre la valla verde ha dejado colgado su disfraz de amigo y compañero. Es Roger Waters y sabe que las flores son bonitas, pero también que no resisten las pisadas.
Roger es, en realidad, el enfermo mental. Sufre de una inmensa autocompasión, debido a la pérdida de su padre, y se cree merecedor de toda la atención del público. Rechaza a todos los que le rodean, a cosas como la cultura popular e incluso a sí mismo y a su pasado. Se cree un artista y lo cree con pasión febril. Entra en depresiones cuando el público no le adora y lo achaca a que no es entendido. Vamos, el típico perfil del egomaniaco. Y ha encontrado alguien que hace sombra: Syd, que le roba la atención, Syd, al que el público entiende, Syd, el que tiene el olfato pop necesario para vender sus cosas, Syd, el de la fantasía y la fantasmagoria infantil, Syd, el de buen ver...




Y Roger quiere contar las cosas a su manera. Quiere que el grupo sea más artie, como luego lo fué, quiere todo más ego-centrado, menos fantasioso. Más serio. Más suyo. Y por eso protagoniza una campaña de agresión y derribo contra Syd, el que menos cosas en común tenía con el grupo de snobs de la Escuela de Arquitectura. Uno de esos mobbings cotidianos como los que todos vivimos entre amigos o familiares, hecho de calumnias, acusaciones, malos rollos y ambientes espesos. Syd es debil, porque Waters que no es tonto ya ha observado lo mal que encaja el rechazo, lo mal que lleva la hostilidad. Encima su abuso de las drogas no hace sino agravar su inestabilidad. Incluso Syd tiene rivalidad hostil en su propia casa, Duggie Fields, compañero de piso, un artista psicodélico y un envidioso del copón ("Syd era todo encanto, no importa lo que hiciera, siempre tenía tu atención", "Chicas increibles venían al piso, enloquecidas, se tiraban literalmente encima de Syd") que puteaba al aprensivo Syd con su discurso de soplapollas artistón, que si yo no me vendo a las masas, que hay que ver que chungo es ser una pop-star, que mira que cuadro más bonito he pintado sobre un culo de gato mirando a las estrellas... Más tarde, y acerca de la reclusión y la locura de Syd declararía "Yo no creo que esté loco. A pesar de su imagen era un tío corriente, no era tan original como nos hizo creer, tenía ideas bizarras acerca de una vida de clase-media y "establecerse". Nosotros no quisimos admitirlo por lo que veíamos en él, pero era así". Esto debe tomarse aquí, como la declaración de un envidioso a toro pasado. En el Final III tendrá otro sentido. Pero no nos adelantemos.

Pronto, todo se le pone de cara a Waters y no perdona. Porque Waters, como todos los que tienen su enfermedad, es cruel con su enemigo, aunque cobarde. Recordemos como fantaseaba en arrojar bombas sobre el público en su performancia de The Wall. Recordemos como, diez años después, acabaría con Wright solo porque pesaba. De la misma manera que lo hizo con Syd, pero ya con el toro asido por los cuernos. Recordemos, finalmente, esta entrevista a Roger Waters, después de la aparición en 1975 del libro de canciones de "Wish you were here" (¡!), que bien se lo podía uno tomar todo, después de leer esto, como una confesión en vez de un homenaje.

"Nick Seddgewick: Mucha gente me ha remarcado lo triste que es el álbum...

Roger Waters: Estoy contento por eso... creo que el mundo es un (fucking) sitio triste... ahora mismo me encuentro huyendo de todo eso. Estoy muy triste por Syd, durante años nunca lo he estado. Durante años supuse que era una amenaza por todas esas paridas que escribían acerca de él y nosotros. Por supuesto él era importante y sin él la banda nunca hubiera (fucking) empezado ya que escribía todo el material. Nunca hubiera podido ser sin él, pero tampoco hubiera podido seguir con él. Podrá ser o no importante en términos de la Antología del Rock´n Roll, pero no es tan importante en términos de Pink Floyd como la gente cree. Por lo que pensaba que yo estaba amenazado por él. Pero cuando vino en persona a las sesiones de "Wish you were here"- irónico de por sí- para que vieramos a ese hombre gordo, calvo y loco... El primer día que vino me saltaron las (fucking) lágrimas. "


Entra en escena David Gilmour, la especie de pelele que Waters necesita. Sabe lo que el público quiere y es un gran guitarrista de blues, pero carece del talento necesario para roer las cuerdas de la marioneta que Waters le vá a tejer.

Perfecto.


Aún así Wright comentará que, una vez con Syd fuera del grupo, Peter Jenner (su mánager) le come la cabeza diciéndole que él y Syd son las almas creativas de Pink Floyd, que podrían juntarse y ser grandes. Wright, que quizas se olía el pastel y ya tenía intuiciones del panorama que se avecinaba bajo la ferrea mano de Waters, no duda en decir que sí. Pero pronto se desengaña, Syd no está para muchos trotes.

Pero aún no ha acabado el maléfico plan del caraculo de Waters. Al parecer, Syd vuelve a juntar las piezas y se dispone a grabar un disco. A Waters le tiembla la mano de rabia, el niño bonito sigue queriendo ser el rey de la fiesta. Su desaparición solo ha servido para aumentar la expectación. Bajo la batuta de Gilmour, el cual no es sino el pelele de Waters, Syd graba sus dos discos. Gilmour es amigo de la infancia de Syd, y de alguna manera se siente culpable (o Waters habilmente le ha hecho sentirse culpable) por desplazar a Syd, por lo que intenta enmendarse ayudándolo. Pero Waters controla el proceso y utiliza a Gilmour para hundirlo aún más con su planificado ataque personal. Él mismo se acerca a meter un par de bajos (¿qué poco, no? para el crazy diamond...) y a rematar la faena. Incluso esto podría explicar que se retenga "Opel", por la pura razón de que a Waters (utilizando a su golem Gilmour) no le apetecía que se viera a otro Syd que el que él quería que se viese. Al cadaver mental que habita en el cuerpo de Roger Barrett. Quizas también podría explicar por qué Gilmour se sienta tan culpable hasta el día de hoy (felicita amargamente a Roger (Barrett) su 60 cumpleaños en su blog, intentando enmendar su figura con los tópicos "el brillante genio de la época psicodélica, que pena que se quedara tan chingado, etc...), más allá de la culpa "profesional" por sustituir su hueco, aún más allá de la culpa "artística" por no dar la talla... Gilmour se siente culpable porque colaboró en la destrucción del astro sin saberlo y cuando se enteró de quién era el loco de verdad, ya habían pasado diez años y Syd Barrett está muerto y enterrado.




Pero bueno, estas sesiones de tortura, casi póstumas (como las mutilaciones palestinas a los cadáveres judíos para evitar que entren enteros en el Cielo), acaban finalmente con Syd, que descompuesto ya por fin, se retira a su celda a pegarse cabezazos y a matar a Syd, a olvidarse de la infelicidad. A intentar ser Roger Barrett, uno más.

Hasta el día de hoy, oir el nombre de Pink Floyd solo le trae malos y desagradables recuerdos que le sumen en una depresión que le dura semanas, ¿por qué?. No quiere hablar con la prensa y en las pocas entrevistas que le roban, abriendo la puerta en calzoncillos o comentando su ropa sucia, niega su pasado.




Final II. Flatmates, 101 Cromwell Road.



Aubrey "Po" Powells y "Scottie" los misioneros visionarios del ácido, Duggie Fields el artista psicodélico rival, Lindsay la novia ideal y luego Iggy, la esquimal de la portada de "Madcap Laughs", como una especie de mini-Yoko Ono, Jonty Meades el straight-cat, las visitas de Pete Townshend, Mick Jagger y Marianne Faithful...

Ácido.

Y los traumas de la infancia. La pérdida de su padre y una madre sobreprotectora que lo presiona para que sea algún tipo de estrella. "Todo el mundo dice que fué feliz de niño, no sé por qué, pero yo no lo fuí". Dice Syd Barrett. Es curioso, oyendo sus canciones. Esta es más o menos la versión oficial, la que le interesa a los Floyd y a la que se le echa leña periodística. Es lo que pasó, se juntaron el hambre y las ganas de comer y patapún, Syd explota. Como muchos de sus contemporaneos, cae víctima de la droga, Joplin, Hendrix, Wilson, Green... la bruma púrpura se levanta y solo se ve un montón de cadáveres. Todo cuadra.

En la grabación de "See Emily Play" Syd empieza a dar las primeras muestras de cuelgue serio. No responde a las conversaciones y su mirada, entre burlona y ausente, espanta a su grupo.
La desastrosa gira americana pone sobre a viso a todo el mundo, desde el grupo a Peter Jenner, manager ( luego abandonaría el barco a la vez que Syd), el cual más tarde diría que el ácido era a la vez fuente y sumidero para Syd: " Estoy seguro que su creatividad salía de su locura. El ácido trajo la creatividad, pero lo que és más importante, trajo la locura."

Syd se olvida su guitarra, se olvida su ropa y su dinero en ella por todos los rincones de los USA donde tocan. No sabe si está en Las Vegas o si está en Hollywood. Desafina su guitarra y permace en el escenario tocando una y otra vez el mismo acorde amorfo. Aún así, hay quien cree que Syd no es una víctima de la droga: "a pesar de que hay muchos afectados en estos tiempos, Syd no es uno de ellos. Simplemente, él es de Marte".

Scotty es un predicador del ácido, un colocado de campeonato. Por lo que se dice de él, es como uno de esos curas del oeste que esconden una botella dentro de la Biblia recortada, solo que él escondía una botella de LSD puro. Syd es el loco de la fiesta, el despreocupado y el alma libre (como veis, una vez más aparece de víctima) y es el objetivo natural de las aves de rapiña y graciosos de todo tipo. Le colocan a todas horas, en el té, en el agua, como sea. Cuando se desfasa demasiado le encierran en el armario. Incluso suministran ácido a los gatos de Syd, "Pink" y "Floyd". "El pobre chico no sabía si estaba colocado o no, no tenía la oportunidad de saber cuando se estaba restableciendo la realidad". Todos los que visitan el piso lo saben y evitan tomar nada allí, recelan de todo, menos del agua del grifo, y sólo si se la sirven ellos mismos. Como Jimi Hendrix y todos los que le pegan al ácido bien pegado, pasan de los secantes y se dan al ácido líquido, lo cual es bastante decir. Preparan terrones de azucar cargados con ácido, pero como lo tocan al untarlos, el ácido penetra por absorción cutánea y se colocan en el proceso, olvidándo cuales son los cargados y cuales no. Añaden al asunto unos cuantos Mandrax (mandies), unas pastillas de derivados barbitúricos que estaban de moda y que eran el Trankimazin de la época alucinógena, destinadas a calmar el sistema nervioso después de un viaje. Aunque las grandes dosis impiden pensar normalmente, ver normalmente y percibir normalmente el tiempo y el espacio.

Es famoso el incidente del Mandrax y el Brylcreem (un producto para el estilismo capilar masculino, ligado a la historia del pelo y el rock´n roll). Syd está en camerinos ansioso porque su pelo no le queda bien. Al parecer esta vez la permanente que le acaban de hacer en Vidal Sassoon es una cagada. Cansado de intentar arreglárselo, opta por una salida curiosa. Mezcla un porrón de mandies con Brylcreem y se lo unta en su cabellera. Sale a escena y con el calor de los focos, poco a poco la mezcla se vá derritiendo y resbalando por sus ojos, su cara... las niñas de la primera fila se horrorizan. ¡Syd parece una figura de cera derritiéndose!.

La rotura de Syd empieza a ser cada vez más notoria. Las cosas se van complicándo y empiezan a circular rumores cada día un poco más extraños. El más horrendo y el que más corrió es el siguiente: Lindsay, la novia perfecta de Syd aparece en las escaleras de la casa de Jenner seriamente maltratada."Estaba empezando a ponerse algo loco(por navidades)(...)la esquizofrenia se había instalado" decía Lindsay Korner antes del incidente. El alcance de las lesiones que presenta es confuso, debido a la variedad de declaraciones. Al final, parece que o bien el incidente no fué para tanto, o los testigos decidieron silenciarlo debido a la gravedad, para no manchar la imagen de Barret. Se dice que le rompió una guitarra en la cabeza, se dice que la tuvo encerrada durante dos semanas en una habitación, pasándole la comida por debajo de la puerta, solo entrando para pegarla.. No se sabe si esto pasó de verdad, pero algo si pasó, pues Lindsay ya no volverá.

Syd Barrett ya es un muñeco roto certificado. Esquizofrénico o no, pillado o no, Syd ya no se sentía en si mismo, cosa que desde la letra de "Jugband Blues" hasta hoy en día deja claro, como se puede ver en sus incoherentes y descompuestas declaraciones. Sin embargo, nunca hablará explicitamente de traumas de la infancia, ni tampoco mencionará las famosas "voces". Si se referirá a una extraña descomposición de su psique, habla de "poner las cosas en su sitio".

Gilmour presiona para que un psiquiatra examine a Syd, pero no hay mucho entusiasmo en la estrella que esta muriendo. Finalmente deciden consultar a un psiquiatra algo abierto de miras, prescindiendo de médicos ortodoxos que (sin duda) sepultarían a Syd en una institución mental para siempre. Se ponen en contacto con R.D. Laing seguidor de la hipótesis de que la locura solo está en el ojo del espectador. Escucha una cinta de Syd conversando. Su veredicto: "incurable".

La banda le ha dejado en la estacada, por lo imposible que es sacar algo de él. Sin embargo, intentan, especialmente David Gilmour, que Syd siga ocupado. Se puede decir que literalmente le agarran a la silla y le pegan la mano a los trastes para que siga componiendo. Pero Syd está muy mal. Se recluye en su foso y solo camina y camina por las calles de Londres. Tiene incidentes con la policía (antes ya los tuvo por viajar de ácido en un tejado) por dormir al aire libre.. Pasa semanalmente por la oficina a cobrar los derechos de las canciones, renta de la que vivirá hasta el futuro. Siguen los rumores, una vez que Syd está ya en la periferia de la razón. El ha mencionado algo en su mumble-mumble acerca de "trabajar realmente". Se comenta que ha estado trabajado en una fábrica durante una semana y luego lo ha dejado. Se dice que se ha enrolado en la Escuela de Arquitectura y luego lo ha dejado. En realidad, Syd parece ser que se dedica a pintar. Pinta sus cuadros y luegos los quema. "Yo no pinto, pero el chico que vive en la puerta de al lado lo hace y eso es suficiente". Será su pasatiempo favorito en estos 35 años de ermitaño, junto con pintar las puertas de su casa de diferentes colores. David Bowie y otros adinerados fans de Barrett logran hacerse con ejemplares salvados de la quema.

Pero Syd no se abandona totalmente. Desde que deja la banda hasta el 71 saca sus dos discos en solitario (pegándole aún bastante al mandrax, todo hay que decirlo). Aunque se puede decir que los discos se graban más por la fé y por la voluntad de David Gilmour que por el deseo de Barrett. En las tomas David se colocaba en la puerta, con dos pedazos de alfombra enrollados en cada pie para no hacer ruido en las grabaciones, y cada vez que Syd se descolocaba o se movía de la silla, entraba a ponerlo de nuevo en su sitio indicándole que debía hacerlo. Pero al final todo sale bien, procesable de alguna manera. Y en la conocida entrevista de ese año al Melody Maker anuncia aún más trabajos y buenas canciones. Menciona que le gustaría poder producirse a si mismo (pongamos esto en parámetros del Final I: Roger Waters. Quiere librarse de la larga mano de Waters. Ahora volvamos a lo nuestro, Final II: Flatmates, 101 Cromwell Road) , y lo dice casi como condición sine qua non. Está "poniendo las cosas en su sitio". El pelo le está creciendo de nuevo (se lo rapó al cero: "Adios a ser una estrella del pop") y, aunque reconoce que es imposible para él volver a hacer giras y volver a ser lo que fué para su público, parece que vá a seguir trabajando, desde un enfoque un poco más relajado. No quiere hablar del ácido, incluso niega que lo tomara.

Un año después se embarca en un nuevo proyecto con su nueva banda de directo: Stars, formada por el bajista James Monk y un tal Twink, batería. Ambos sospechosos en grado sumo de oportunismo. Con ellos dará su último concierto, el 24 de Febrero de 1972 en Cambridge. Rob Chapman, de Mojo, estuvo allí:

"La mayoría de la peña se había achantado cuando los Stars aparecieron por allí. No debía haber ni 30 personas en ese sitio. Debía de ser la una de la mañana y las luces estaban encendidas cuando ellos entraron. A Syd se le veía brillante, con pantalones de terciopelo púrpura, botas de piel de serpiente, pelo indomable, ojos espantados... Tocaron seis o siete canciones, Lucifer Sam del "Piper..", algunas de los álbumes en solitario, Octopuss y Gigolo Aunt y la inevitable, informe, improvisación de blues, después de la cual Syd dijo "No me acuerdo del título de esta". Había atisbos de brillantez, pero de nuevo todo volvía a degenerar en el caos. Se cortó los dedos con la guitarra en cierto momento y una chica se subió al escenario a bailar con ese espíritu de los 70 tipo "vamos a unirnos todos". Syd la miró de reojo y se marchó. Los demás empaquetaron sus instrumentos y también se fueron."

La semana siguiente no aparece en una cita apalabrada en la Universidad de Essex. No lo volverá a hacer. La carrera de Syd Barrett ha acabado para siempre.


Final III. One Hit Wonder.

"Todos los movimientos se llevan a cabo en seis etapas
y la séptima trae retorno."

Chapter 24. The Piper at the Gates of Down.


Este es el Final que más me gusta. Por un solo motivo: es el único que no presenta a Syd como víctima. Bueno, la verdad es que si en verdad hubiera acabado completamente loco por las drogas, tampoco lo consideraría una víctima. Pero nuestro super-ego sí. La verdad es que estoy cansado del victimismo. ¿Vosotros no?. Todos somos víctimas, basta escuchar la canción de Haendel con la que empieza "Barry Lyndon" (que, aparte, es la película que yo pondría a un ser ultraterrestre para explicarle qué es la vida), víctimas de nosotros mismos y de fuerzas y poderes demasiado grandes. A ambos no se les puede culpar. ¿Por qué buscar entonces otros verdugos-hormiga?.

Syd Barrett iba para pintor. Quizas como cualquiera que haya hecho algo relacionado con el arte, se deleite pensándo en que podría dedicarse a ello a tiempo completo, algun día. De repente se vé en los Pink Floyd, con una guitarra, dando las sesiones UFO...
Conecta con el público y con la coyuntura. Quizas esté dando los pasos correctos. Quizas ya sea una estrella. Syd no oculta sus deseos de ganar dinero a tutiplen, de poseer una casa y un coche lujoso. "John Lennon vive en una casa en las afueras y yo tengo que vivir en un piso compartido".

Pero eso no es lo único que le atrae de la fama a Syd, experto en replantearse todos los convencionalismos, y en reformularlos según su propia lógica, ayudado por su olfato. ¿Y qué es la fama sino una convención social?. Syd empieza a buscar. Y busca en los libros.Syd resulta ser un gran lector de literatura metafísica. La religión será una de sus principales preocupaciones durante su etapa de estudiante en Cambridge. Incluso intenta entrar en una logia secreta de iniciados formada por alumnos y profesores de Cambridge, donde le rechazan por ser "demasiado joven", para su gran desilusión. Resulta que cae en sus manos el "I Ching", el Libro de los Cambios, un volumen que se estaba poniendo de moda entre los hipsters londinenses. Una especie de fontana infinita de sabiduría y proverbios, en donde se fundamentan los taoistas y los seguidores de Confucio. Asimismo, como curiosidad, resulta que el libro también sirve de horóscopo poético, interpretando las evoluciones del lanzamiento aleatorio de piedras o monedas. Su uso se difunde tanto que es de conocimiento público que todas las decisiones de calado que se han de tomar en el sello "Apple" de los Beatles se deciden según los designios del mentado horóscopo. El caso es que Syd se ilumina leyendo el capítulo 24, de donde extrae su conclusión acerca de lo que es la fama, aparte de la canción homónima para el TPATGOD, el álbum que será su éxito definitivo. Si eso no es olerse el percal, que venga Confucio y lo vea.

A partir de aquí, Syd experimenta la fama ya no como concepto, sino como realidad. Yo no quiero pensar en él como un drogado errabundo, sino como un tío más despierto de lo normal. Se queda con todo. Se lo pasa todo lo bien que puede en su nuevo piso lleno de personajotes y ácido. Pero ya tiene claro que el camino que ha empezado (y donde está momentaneamente parado disfrutando de las vistas) ya lo ha recorrido en su cabeza y que al final no hay nada, y que el que vá a llegar ni siquiera vá a ser el que empezó. No siente aprecio por el compromiso entre un artista y el público, o ya en más gordo, entre el artista y la Humanidad. Vease su burla-parodia ácida de Dylan, "Bob Dylan´s blues". Se ha visto obligado a condensar sus ideas en sencillos de tres minutos para estar en la onda, pero una vez allí ya no le sale de nuevo, o no siente la necesidad de hacerlo. La gente ya ha pagado por un Syd Barrett que no era el de la foto, basta de engaños. Syd ni siquiera se quiere engañar a si mismo, ya no quiere más Pink Floyd, porque eso solo significa más presión del público, más presión de la banda, más presión por todos lados. Y dicen que un diamante también se puede convertir en carbón.




En el escenario no rinde porque no siente la urgencia de protagonizar un sueño que ya no es suyo. En el nuevo disco se limita a dar una explicación, "Jugband Blues" (que si se vé desde la óptica del Syd desencantado, renegado de su propia condición de pop-star y de sus sueños, tiene su punto) , y un estado de ánimo, destructivo y asolador, que logra convencer a todo el grupo para que pueda soltar amarras en paz.

Es curioso que en aquel momento la hipótesis más comentada fué la de que Syd estaba subido a la parra, que la fama le había pegado fuerte y que estaba muy creido y que se pasaba de extravagancias. Digo que es curioso porque al final lo que ha quedado es lo de la locura y las drogas. Que, curiosamente, es lo que más se ha repetido. Y ya se sabe como se convierten las mentiras en verdades...

Se le subió la fama a la cabeza, pero no de la manera que todos pensamos. El le dió vueltas y vió que no merecía la pena. ¿Quién podría desperdiciar una oportunidad así?. Alguien que tuviera algo mejor, alguien que apreciara su singularidad y quisiera protegerla a toda costa. Todo el mundo que le conoció entonces coincide que aquel Syd no era un tío cualquiera. Aún así ninguno habló de protegerlo. Él mismo se tomó la molestia

Se rapa el pelo al cero, para podar a esa pop-star que un día estuvo en sus zapatos. Sigue con su vida, la vida que Roger Barrett decide, no la de un negociante de ideas y canciones. Además los cálculos le salen bien. Hay libras frescas todas las semanas. El ácido sigue interesándole más de la cuenta, y corresponde a sus llamadas. Es una época salvaje para el Barrett libre. El retorno.

Llega el día que decide sentar cabeza, dejar el ácido. Se pasa a la ingesta masiva de mandies. Graba los discos con Gilmour como un pasatiempo, mientras aterriza en el mundo de los vivos. Los Pink Floyd están bien sin él, Waters estaba esperando su turno para decir sus cosas.
A David le ha puesto una condición: nada de "Arnold Layne", nada de "See Emily Play". Si lo hace vá a ser Syd, el explorador. El loco. Aunque no mucho más loco de lo que me pongo yo cuando veo el culo tierno de la portada de "Madcap Laughs". No te jode. ¡Y tanto que se laughea!.

Deja completamente las drogas y descubre la quietud y los placeres de la vida en los suburbios. Ahora es por fin un artista a tiempo completo, gracias a los royalties. Forma los Stars, por el gusanillo del directo, quizas pueda mantener la cosa real tocando por universidades y circuitos más elitistas, aunque... ¿como puede engañarse aún a esas alturas?, está muy quemado.

Ya está más convencido que nunca de que nada de la obra de un hombre tiene sentido. El ácido le ha ayudado a ver muchas cosas, y lo primero que vió es como funciona la naturaleza. Todo se muere. Quizas "Chapter 24" no fuera lo único oriental que probó. Su estilo de vida parece la adaptación del iluminado a un barrio residencial de Cambridge.

"Tengo una nevera muy grande y he estado comiendo un montón de choped de cerdo ultimamente", dice a los que le preguntan en la sesión de "Wish you were here" por su peso. Además se está quedando calvo. Ellos lloran, porque no entienden que nada es para siempre. Llorarán incluso hoy en día. Todos ellos han tenido que darse la mano, como si de verdad aún fuesen los de antes, los que empezaron el camino.

Syd es rematadamente feliz.








Comments:
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Bonito final....ojalá,no?
 
A mi me parece que Waters ha tenido mucho, pero muchísimo más talento que el Barrett más lúcido. Quedarse en el camino ayuda mucho; el otro día leí una reseña de época del primer disco de Don McLean y decían que era un genio, que le iba a dar sopas con onda a Dylan. Y ya ves tú...
 
No lo niego, Darío, pero a mí Pink Floyd me parece muy árido, igual tiene momentos de gloria, pero a mi me pillan vagando desorientado.

Barrett tenía capacidad de síntesis pop, y al fin y al cabo eso es genio añadido.
Además es eso, Barrett tiene lo de criatura celestial y la candidez que le falta, pero mucho, a Waters, que a mí me parece bastante monolítico. Aunque seguro que tiene donde exprimir, eso no te lo niego.
 
Un post genial, me encanta el final III...
 
yo sigo pensando que le falta el toque separatista.

no sé, igual que en sus años oscuros dan treacy estuvo en un barco prisión, el barret pudo haberse ido en hidropedal desde cambridge a las vascongadas a coger espárragos alucinógenos y se echó una novia vasca que fue la que al final lo redimió, como Xabi con sus sms.

tqm xabi
 
a ver si alguien se anima con skip spence y roky erikson o el de visage, que seguro que a vico le mola, porque lo de los tv personalities está ya muy trillado, no? sobre todo ahora que ha vuelto para demostrar que es un hijo de puta, cosa que respeto profundamente y no hace más que aumentar mi admiración por el cantante, no la canción.
 
Xabi ben, se me pasó una cosa. El tal Twink -que estuvo en los Pink Fairies, un grupo que te recomiendo mucho- tiene discos en solitario muy molones, medio en plan Barrett medio en plan Marc Bolan, con gentede Deviants -otros que molan-. Si no te o crees aqui te lo dice el guru Julian Cope. por cierto, Munster los ha importado aqui en vinilo gordo.

http://www.headheritage.co.uk/unsung/thebookofseth/61
 
De Pink Fairies he oido algo, pero de paso. Deviants nada. La verdad es que ahora me encuentro muy a gusto oyendo música británica de esos años y me apetece ponerme.
Lo del vinilo, lo siento, pero la comodidad viciosa de poder bajarme la música de internet gana por metros a mi fetichismo, que es nulo. Y no lo hago por no pagar, hay discos que si tengo muchas ganas de oirlos y no dispongo de ellos, me los bajo mandando un SMS, que es clavadita maja. No me gustan los vinilos, tampoco me gustan los CDs. En todo caso, le tengo cariño a los cassettes porque... bueno, creo que voy a hacer un post sobre las putas cintas, sería una buena idea.

Ah, y otro sobre Nick Drake, que tal y como me va la vida se va a convertir en mi role-model.

Por cierto, el otro día estuve en la mega-tienda de Urretxindorra y me ví incapaz de encontrar el libro del Pinilla ese. Será por que son un poco barrocos, je je je.
 
que no se te olvide explicar como se limpian los cabezales
 
¿que coño es eso del sms para bajar discos? el libro lo tienen que tener en cualquier libreria, es de tusquets... a no ser que el tipo no este bien visto allí, que me extraña.
 
Ja jaja, se les habría agotado, era por hacer una coña, pero no veas como son en esa cadena de librería-policía del pensamiento. Todas las señoritas de atención llevan el pelo rojo y esquilado al estilo batasuno-feminista y te responden en euskera, aunque inquieras en español.


Lo de descargar por SMS es como su nombre indica, mandas un men, te sablan lo q cueste y te mandan una clave que metes y te bajas el disco por descarga web, en un ti ta.
 
Si algún día hacen un biopic de Barrett seguro que le darán el papel a Ben Stiller...se da un aire, que no?
 
ummmm... a mi no se me parece mucho, yo creo que Stiller es más bien contrahecho y Barrett algo más apolineo.

No sé que actor podría encajar aquí, a mí generalmente me suelen parecer muy desacertadas las encarnaciones que hacen en Hollywood, punto cúlmen la de Andy Kauffmann en Man on the Moon, por Jim Carrey, hay que ver que mál lo hace el pobre. O la de Sid Vicious que hace Gary Oldman. La de Jim Morrison igual algo mejor q estas que he dicho, pero asimismo un rato chunga.

Así que me acuerde.

Ahora mismo yo creo que ningún actor conocido me pegaría.
 
a mí me ecantaría que lo hiciera mi ídolo kurt russel (que ya hizo de elvis) aunque no se le parezca en nada. de todas maneras la peli sería una mierda, habría final feliz feliz.

PD: los pink fairies molan. yo me he escuchado el never never land.
 
ah! y el twink éste por lo visto estuvo también en tomorrow y en los pretty things.

cuánto se aprende leyendo pegamín!
 
Soy un fan de syd desde hace bastante y este artículo es magnífico...tal vez se falta un poco con gilmour, que como se dice en alguna parte no estaba al tanto de nada, pero waters como persona era terrible...como artista, sigo quedandome con syd.
 
¡Hola a todos!

La verdad que muy bueno el artículo, muy interesante. Muestra varios puntos de vista, para mi eso es escencial.

Pero más escencial es que estas cosas no son 100% comprobables ni nos garantizan nada... deberíamos tenerlas en cuenta pero tampoco tendríamos que darles tanta importancia...

¿A qué quiero llegar? A que si te gusta la música y las letras de Syd, listo, ¿qué más te importa?

Limitémosnos a escuchar la música, que es lo que realmente importa, más allá de la historia personal de cada intérprete...

Por lo menos así veo yo las cosas...

Si alguien quiere hacerme algún comentario sobre el tema, o simplemente quiere charlar, les dejo mi correo electrónico:

bersuitero1988@hotmail.com


Saludos
 
No se que tiene su música pero atrae y atrae
 
Renzo, a mí si me interesa lo que pasase con él, soy un poco mitómano y además creo que la biografía es parte de la obra de todos nosotros.

Anonimo: Yo creo que es porque tiene ese rollo de buscar el subconsciente.
 
Creo que Syd es el hombre que ha creado las mejores melodías en la historia del Pop. See Emily Plays es algo irrepetible.

Según publicó el País ayer, murió hace 2 días. Hasta siempre Syd, has hecho a mucha gente feliz.

Por cierto a quien ha hecho este artículo, lo ha hecho muy entretenido. Congratulations.
 
Syd creo su propio sonido, los demas lo siguieron.
 
SE MURIO EL HIJODEPUTA. GLORIA Y LARGA VIDA AL GENIO.
 
Falleciò un genio, un hermoso genio que al hacerse esclavo de la droga, nos privò de su genio.
Los demàs se siguen viendo bien.
Lo habràn destruìdo las envidias tambièn y èl no supo hacerse valer?? Tambièn soy su fan, una fan tardìa que lamenta no haberse ubicado màs en su tiempo y en su espacio para haber conocido màs de este increìble personaje que un dìa , sin darse cuenta, se desconectò. Descansa, descansa ya alma perdida, deseo de todo corazòn estès mirando a Dios frente a frente, èl sabe todo lo que te faltò.....
 
El loco de Cambridge, el vegetable man, EL PUTO AMO DE LA PSICODELIA (riete del SG. Peppers), estará flipando entre galaxias...around the icy waters underground, Jupiter and Saturn, Oberon, Miranda and Titania.
 
Un impresionante artículo, tanto por la forma como por el fondo. Tiene cojones que luza nos salga después de leerlo con la monserga del "esclavo de la droga". En una entrevista con Rosemary Barrett, hermana de Syd, ésta cuenta que, mucho antes de empezar a tomar drogas, Syd experimentaba sinestesias espontáneamente y que el stress causado por la intensa actividad del grupo explicaría, más que su ingesta de ácido, su colapso final. Particularmente, me hartan bastante los tópicos sobre la capacidad psicomanígena de la criatura de Hofmann, y me alegro de que artículos como este contribuyan a desmontarlos.
 
Te pueden gustar posts como este porque están de acuerdo con tu visión mitificada de las drogas y te jode ver que hay gente que enloquece por tomarlas. Te conviene. No dejes que la puta realidad estropee tu bonita historia psicodélica. Todos esos muertos del rock por tomar drogas...monsergas. Construyamos artículos falsos como el de este post que reafirmen nuestras opiniones. Abajo la realidad, viva la droga.
 
Yo creo que eres tú el que tiene una visión mitificada de las drogas, Sebastián. La gente enloquece por muchas cosas, pero si hay drogas de por medio se convierten en la explicación perfecta para mentalidades simplonas como la tuya.
 
¿Y quien eres tú para decir que este amigo tiene "mente simplona"? ¿Con quién has empatado tú? ¿Te da derecho a insultar tu conducta de administrarte drogas? ¿Eres más que los demás? ¿Eres el más listo del barrio?
 
Se te ha caído la "u" del nick, capallo. ¿Dónde he dicho que me administre drogas? ¿A qué te refieres con "empatar"? ¿Por qué dice el tontolaba anterior que este artículo es "falso"? ¿Eres tú el más listo del barrio, capallo?
 
Hombre, habeis pasado por aquí a dar el pésame, y yo sin enterarme!!

Pues sea dicho. Siempre pesa cuando se muere alguien que ha hecho cosas bonitas por todos nosotros.

Quizas cargó con su penitencia, como todos los que se ponen un gorro de loco y ríen, o quizas decidió evitarla a tiempo y ser feliz. Yo creo positivamente que está muy dificil saber que pasó!!.
 
simplementee syd barret era un genio tokado por los diosEs!! que dejo su legado de locura aki en esta mierda llamada vida nos vemos en el espacio syd barret y sigue brilando diamante loco!!
 
Buenas

según lo veo, Syd Barrett fue un ser excepcionalmente sensible. Esa hipersensibilidad le mostraba la capacidad de fusionarse, como si se tratara de un medium, entre "el inmenso oscuro oceano de la inconsciencia", el universo, el espacio exterior, las galaxias; y la vida consciente, el día a día, la civilización y su "jungla". Creo que él simplemente se dejaba llevar, más bien era "llevado", atraído, por esa fuerza. Él no elige ser puente, mediador, no sabe que lo es. Y fue a través de la músiva pop como fue intuitivamente desarrollando esa capacidad. En esta elección del vehículo a través del cual experimentaría el contacto con "el otro lado", la música pop, influyen, como en todo, diferentes factores. ¿Por qué la música y no, como se comenta en el post, la pintura? Creo que la música crea sentimientos más intensos que cualquier otro arte, al menos en su inmediatez. Da la sensación de ser el camino más corto para "llegar". ¿Por qué la música pop y no la Clásica? En aquella época, en Inglaterra, la perspectiva de ser una estrella, la histeria colectiva, el reconocimiento masivo...
La cara oculta de su hipersensibilidad, si nos situamos en el día a día consciente, radica en la debilidad para pelear en la jauría. Para no ser aplastado por ésta es imprescindible estar con todos los sentidos alerta, no dejar ningún flanco sin cubrir. Y esto,para una persona habituada a desconectarse con suma facilidad y además, con resultados muy brillantes, es imposible. El tener que estar pendiente de las viperinadas rastreras suponen para él una carga demasiado pesada. Es decir, se requiere de una gran disciplina, como por ejemplo la de los chamanes (El Don Juan de Castaneda)para complementar esos dos planos: flotas en la ingravidez
y mantener a raya las tentativas de conquista de poder de quienes nos rodean.

Y ahí aparecen los demás componentes de Pink Floyd, encabezados por Waters. Después de unos primeros pasos prometedores a la zaga de Syd Barrett, a la zaga pero trabajando en una misma dirección, y habiendo comprobado los episodios de ausencia de éste, sumados a una sorprendente indiferencia por luchar por el liderazgo (en este caso sería por conservarlo, ya que nadie discutía en un principio que era Syd y nadie más el que guiaba la nave Pink Floyd), y a grandes dosis de imprudencia al ni pasársele por la cabeza que pudiera ser traicionado. Tras estos primeros pasos, y encontrándose esas circustancias, Waters vislumbra la posibilidad de ocupar el sitio creado por Syd. Evidentemente se sabe capacitado para capitanear la nave, Syd ya no es necesario, de él ha aprendido mucho, pero es hora de ser él el que mande. Pero sabe que para eso es imprescindible desembarazarse de Syd, quitarlo del medio. Por un lado, uando no esté Syd presente se dedicará a repetir mil veces que cada día está más ido. Que ya no es el que era, que el grupo corre grave peligro de desaparición y eso no sería justo. Que Syd está enfermo, que si las drogas... Por otro lado, estando Syd presente, su baza será la de ningunearlo, ir poco a poco marginándolo, haciendo como si fueran bromas, pero con la intención de que algo quede. Ya sabemos que su objetivo es el de decapitar a Syd... Y por supuesto, así fue, lo consiguió. Se convirtió en el lider de Pink Floyd. Además, es evidente que desde el punto de vista de la industria musical, del negocio, del reconocimiento del público, Waters fue muy capaz en su desempeño. No hay que olvidar que entre todos componían un equipo magnífico de músicos. Pink Floyd siempre ha sido una gran banda. Lo que cambió radicalmente fue la dirección que llevaron, el plano en el que se movieron. Syd Barrett guió la nave a través del espacio sideral, experimentó en lo desconocido, su objetivo no era conquistar ningún nuevo territorio en favor del Reino... en cambio, Waters transformó la nave espacial en un gran todo terreno, no, mejor, la transformó en un potente tanque, siempre hacia adelante, aplastando todo lo que se le pusiera al paso. No experimentó nada nuevo, no buscó, no tenía sensibilidad para esas cosas. Lo suyo era conquistar, colonizar. Hubiese sido un magnífico militar del ejército británico, pero por desgracia para quienes por la música de Pink Floyd, dirigidos por Syd Barrett, fuimos momentaneamente iluminados, Waters supuso retroceso, atascamiento, enquistamiento, putrefacción de las pulsiones animales de los supuestamente civilizados.

Hoy en día, después de estos años, habiendo Pink Floyd vendido millones de discos, siendo sus componentes inmensamente ricos, lo único que suena a nuevo de toda su producción, lo hicieron estando Syd con ellos. El resto es más de lo mismo. Con un sonido arrollador, pero sólo eso, más de lo mismo.

Gracias
 
Muy muy bueno, para cuando uno que hable de Nick Drake y su timidez osesiba. Desde luego aun queda gente en la red con ganas de decir verda.
POr eso que espero uno de Nick Drake de igual manera, y que alguien me confirme que Nick estuvo meses en cama sin hablar ni moverse.
Tambien podriamos decir lo mismo de Briam Wilson. Menos mal que aun quedan post como estos.
Cualquier final es maravilloso.
 
syd...syd!
 
Para mi que lo que decis sobre Waters
es nada más porque te cae mal
 
querido idiota: gracias por las fotos, poruqe tu artículo vale menos que el papel higienico. Es insultante y nadie con dos dedos de frente podría escribir esto, tan de perdedor, .
por favor dejemos en paz a Syd
 
Hola amigos;

Yo creo que esto es una historia un poco irreal, Syd and Waters eran autenticos amigos de la infancia, cuando Syd le sento mal el LSD de poco arruina el nombre de Pink Floyd la banda mas grande de Rock hasta ahora, porque no hablas de la 1 Gira americana que empezaron hacer en 1968 y tuvieron que suspender apenas al segundo concierto por culpa de la drogas de Syd.
Pienso sinceramente que Waters no podia ser tan maquiavelico como describes.
 
pienso que syd es la piedra angular de pink floyd
 
Waters hizo lo que había que hacer lo demás son idioteces. alguien que no puede con su vida o con la fama no puede estar de lider.
Me encanta la música de Syd pero también la de los pink floyd con water-gilmour, con -atom mother hearth- o -wish you were here- nada parecido tenemos en la actualidad...mala idea la de buscar culpables total en esta vida moderna nadie se hace responsable de sus acciones siempre tenemos chivos expiatorios acaso es demasiado duro, demasiado fuerte que Syd simplemente se volvió loco, como mi vecino que conocí desde los 10 años y un día fumo y se hizo adicto a la marihuana (19 años) y ahora lo veo vagar por la calles andrajoso anclado en el pasado...genético no se ...otra estructura mental....acaso no conocemos ninguno a nuestro alrededor...dejemos a Syd tranquilo los Pink Floyd tomaron la decisión correcta., cosa de instinto de sobrevivencia, son dos tiempos diferentes pero geniales ....
y al parecer irrepetible.
 
No es muy cierto los dos lados, Syd era un genio creativo, que ya habia tocado todos los planos de sentimientos que pueda a ver a un ser humano y la mayoria carecen de chispa, el encontro el confort, y encantado acepto, Waters un poco mas miedoso a no dejar huella, porque quizás esa fue toda su meta, ya que se encierra, a que si uno no es "alguien" de bien, no es nada.

Son cuestiones de vida diferentes, pero ingeniosas a la vez.
 
Barret era un filósofo metafísico y se dió cuenta que el éxito, la fama y el dinero son perecederos, de plástico y que con la creación musical por psicodélica o novedosa que fuese no conseguiría dar la vuelta a la insoportable levedad del mundo y sus seres, a la confusión generalizada que hace que este mundo tenga poco sentido. Ese pensamiento lo fue debilitando hasta caer en un profundo excepticismo que lo inmovilizó creativamente.Barret era único.
 
increible...años pasan y sigen siendo dioses estrellas del rock mas psicodelico y magnifico q existe pienso q barret es todo una estrella lastima q se estrello tan pronto y bueno waters no tuvo otra opcion lo q pasa es q la responsabilidad tiene q recaer en alguien quin mas q el...gilmour tampoco era tan tonto ya q lo muestra como si fuera pura articulacion de waters y no es asi...igual se basa en puras hipotesis la verdad nunca sera descubierta...jaja(suspenso)
bueno me despido si alguien quiere compartir alguna charla este es mi mail: mariel_hernandez5@hotmail.com
 
Me ha gustado la historia, pero creo que casi todo son conjeturas...porque me choco que en algun momento llegara maltratar a nadie...:(No se... y lo de Waters no se si era asi en realidad,pero algo extraño tenia.
Estoy de acuerdo con un comentario que he leido por ahi de que su musica atrae cada vez mas:D yo no puedo parar de escucharla.Me parece increible,hipnotizadora.algo curioso que no habia escuchado nunca.Empece a escucharlo el verano pasado,con el disco de recopilacion llamado wouldn't you miss me? y luego comence a fijarme en su primero disco.FABULOSO¡¡¡^^Todos los que hizo lo son...Fue un genio de la psicodelia y espero que ahora se encuentre en un lugar mejor.Sigue brillando diamantee loco¡¡¡
 
Creo ke Barrett solo es un simbolo de los colores y todas las sensaciones que te traen los acidos, o mejor dicho, que te podian producir en esa epoca y en esas ciudades.
Realmente si existe un loco en toda esta historia, para mi es Gilmour.
Solo hay que escuchar las cosas que hace el tipo con la guitarra, tal ves Waters se volvio el compositor luego de que el Syd se vaya pero no creo ke con otro que no sea Gilmour hubiese sido todo lo de Pink Floyd tan profundo....
Pensar en sonidos repetitivos es algo demaciado psicodelico, es un eco, y es lo que David utiliza con tanto desenfreno y tanta belleza a la ves que se merece todo el credito de el sonido Pink..
 
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
estas buenas las historias, pero sinceramente pienso que es lo de menos ... la musica que syd hizo solo y con pink, y la musica que pink hizo despues sin syd...es genial...nada mas que decir
 
Recuerden que son todo hipótesis y no se enfaden, gentes del mundo...
 
pues este articulo dice algunas mentiras a mi parecer, pero pues la verdad nadie podrá saber a ciencia cierta que fue lo que paso realmente con el genio loco de Syd, así que pues quedemonos con la musica que es lo espectacular, en lo particular, los primeros discos con Syd y Pink Floyd fueron los mejores, (te llevan al viaje) y al llegar David cambio un poco o mucho el concepto de Pink Floyd, claro, no niego que cada quien tenga lo suyo y sea bueno, pero a mi me gusta mas pink floyd con Syd...
Muy pocos entienden las mentes de los locos!!! y tal vez ellos sean los que esten totalmente bien...jajajaja
my blog: proyecto1968.blogspot.com
 
se nota q sos anti-waters!!!
y no creo en esas cosas q decis!!!sobre el !!! INFORMATE MEJOR!!!Y NO INVENTES COSAS Q NO SON.
BARRETT FUE UN GENIO CONSUMIDO POR LAS DROGAS!!!Y WATERS Y GILMOUR fueron los encargados de mantener a floyd alla arriba!!!!
 
se nota q sos anti-waters!!!
y no creo en esas cosas q decis!!!sobre el !!! INFORMATE MEJOR!!!Y NO INVENTES COSAS Q NO SON.
BARRETT FUE UN GENIO CONSUMIDO POR LAS DROGAS!!!Y WATERS Y GILMOUR fueron los encargados de mantener a floyd alla arriba!!!!
 
Syd Barret es el creador del sonido Pink Floyd. Punto final.
 
Definitivamente Syd es el sonido de los Floyd
 
syd creo.... waters mantuvo.... david es solo un guitarrista mas con vocesita armoniosa..... pero el loco syd es el genio. una mente brillante con toques de irrealidad y cuentos de hadas. sencillamente genial....
 
"The Stars" can frighten
Flicker, flicker, flicker, pow, POW!!!
 
Pero Que mariconada es esta de que waters era un egocentrista ni que cojones barret era grande pero Waters fue capaz de demos trar para lo que servia si barret no hubiera tenido esos problemas otro gallo cantaria pero eso paso y fue culpa de barret ademas gilmour es la mitad de pink floyd que no se nos olvide
 
escucho pink floyd y me encanta los discos en los cuales estuvo syd amo "see emily play", las cosasque cuentan en este informe sobre barret o gilmour podrian haber sucedido o quizas no eso no lo podemos saber al menos que seamos adivinos. respeto la musica de waters y gilmour,tambien de mason y wright. syd fue el que creo la musica pinkfloydiana.no creo que a el le haya interesado nuestras opiniones y menos ahora creo que donde esté le intrese si creemos o no en lo dicho su vida fue asi y el se mantuvo como quiso. recordemoslo a traves de su obra no de sus errores.somos seres humanos y la vida es dura para muchos.
 
Yo sueño todas las noches con él, nunca en la historia de la música existió una mente tan preclara, bueno quizás Bach, sigue brillando loco diamante, ojalá estuvieras aquí.Por siempre Syd.
Jose
Madrid
 
Qué es realmente The Wall, entonces? La película, siempre me pareció una narración de su vida. Wish you were here, qué fue realmente, desde los miembros de Pink Floyd, una forreada para Syd? Son capitalismo puro? Creo que a fin de año viene Waters a Argentina, no iría a verlo, como no fui hacen unos años, porque no voy a encontrar ni rastros de Pink Floyd, ni magia, por lo tanto no me entusiasma. Además, sabemos que está es más de lo mismo, Britney Spears tendría más sentimiento en una presentación que este show de Waters.
Mi época preferida, de Pink Floyd, es la de Barret, pero nunca se me hubiera ocurrido tal historia. Muy bien contada por cierto, seguramente algo de cierto hay, no podemos ser ingenuos sobre el egocentrismo, el cliché de rockstar. Pero finalmente es la ley del más fuerte, la sobrevida del más adaptado, como en la mismísima naturaleza, no? Por eso Barret no permaneció en la banda, ni en la fama, como se pierden la mayoría de los músico. En conclusión, no vendió su alma. Eso lo convierte a Syd en alguien más hermoso, en todo sentido, para este mundo.
 
Gracias por toda esta información de Syd Barret! Realmente era una persona con trastorno mental, pero inteligente y con lucidez suficiente para vivir una vida feliz. Es decir, Barret era infeliz OCASIONAL como todos nosotros , pero feliz también como todos nosotros...por que? Por una simple y sencilla razón: LA FELICIDAD ESTA EN UNO MISMO!!! Y creo que la vida que Barret vivió al final era la que EL QUERIA; por dinero no sufría porque era rico económicamente (Lo pueden investigar y vivía de sus regalías discográficas). Así que si decidió marcharse a la soledad, es porque decidió vivir así su felicidad; observando con regocijo y orgullo como el mundo degustaba sus canciones grupales y solistas. Descanse en paz Syd Barret, y que bueno que salió de Pink Floyd...si no nunca hubiésemos escuchado sus joyas musicales solistas que conocemos. Que viva el amigo mental de todos los rockeros!!
 
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Dejen de volar y caigan a tierra: los verdaderos genios compositores de floyd son Waters y Gilmour. Barret, fue el que coemnzo todo el movimiento y la principal fuente de inpiracion para posterioires trabajos de la banda, pero Waters fue quien lo hizo, mas alla de "gracias a quien". Amo a Barret, soy fan de el, pero reconozco que su corta carrera no logro hacer tanta historia como Waters. Pink floy d hubiera quedado olvidada con la falta de cualquiera de sus miembros (todos fueron geniales)!! Lean la historia de floyd, estudien, y se van a dar cuenta que no se trata de ser anti-waters (como varios trolls de por aca)...larga vida a Pink Floyd
 
El sitio alude a unas ideas muy equivocadas, como que " un ezquisofrenico, o enfermo mental cronico-como syd barret-no sufre mas que nosotros", y por otra parte "que water esta mas enfermo que el-el enfermo en realidad-", aludiendo al por q en una tesis bastante fofa psicoanalitica( si, aquella escuela de la psicologia, que al igual q ls tras tantas, termina hipocritamente, contribuyendo o haciendo "enfermos mentals", o para sar mas exactos, personas inseguras de si mismas), estas ideas espceficasmente me parecen equivocs, por que por una parte no comprenden al cien -savlo en algunas expeciones-la vida de syd barret, y por otra parte por que el balcon desde done lo miran, y la teoria en que se hace, esta equivoca en casi gran parte( sobre todo en contenido,y la forma de tratar, mas que en la forma):Por una parte el psicoanalisis(y por otra parte la teoria propia del post, que dice que syd barret no queria en el fondo ser musico, y la otra ide de qalguien que quiere experimentar, y buscar lo desconodico, es un enfermo, o un loco.
 
Un "nfermo mental", "psicotico", ezquisofrenico, o como se le quiera llamar, sufre por que su mundo esta en el mas irremediable caos, no es que este reprimido por el mundo, o que sus sueños esten frustrados, si no mas bien, que la pesona no tiene sueños, ni metas, y por tanto motivos para frustrarse por cuestiones espcificas, o si ha de furstrarse es por algo que no entiende, o cuestiones no tan especificas..siente un gran vacio porq no tiene nada por anelar..POr eso creo q syd barret si es una victima, y quien dicte lo contrario: a) no sabe que es sufrimiento,o no quiere mirar lo ajeno, o b) Es muy egocaltra, y piensa que todos sufren iugal o menos que el, pero no mas ( como el que hiso el psot, y por tanto estaria autoclifcandose, por su misma teoria psicoanalitca, un egoclatra nerutico, o bien un psicotico).

¿pero como una persona que alguna ves tenai todo muy claro,y que luchabca para algansar su meta, de forma emocionante parasi,etc...de pronto se rompiera, y cesaria?:

Para mi syd barret tuvo momentos dificles antes de ingegurir las dosis "mortales" de lcd, un quiebra con su novia, discputa con water, y otras cuestiones que no salen a la luz publcia, o q nunca fueraon mencionadas por syd.Esos momentos, que se mostraban como obstaculos para los anhelos de syd, pronto se vovlerian en una licuadaroa de confusion ante la ingesta de lcd...confucion constante que en un segundo momento se convirtio en costumbre, hasta otro momento en que la confucion de q si seria o no el de antes, seso, lo noto imposible, y no le quedaron fuerzas para seguir con sus sueños, y por ello:
"syd ni siquiera se quiere engañar asi mismo, ya no quere mas pink floyd","no siente la urgenica de protagnizar un sueño q ya no es suyo"....pero no por q eso signifuque mas precion de todos lasdos,o por q piense eese sueño ya no es suyo, si no por q simplmete, y horrendamenta de algun modo, sabe que no podra raelisar su sueño...y eso es sufrimiento, el mas grande de todos, por el obstacuo no se alsa mas desde afuera, si no mas dentro de si mismo.
 
Syd asi, es alguien que tuvo que bloquer y dejar de pensar y lcuhar por lo q algun soño-buena musica-, y ese bloqueo es lo que lo sumio en la reclusion y la "lcorua", o mejor dicho, la inseguirdad de si mismo, y de hay q cada ves q se le recuerde poink floyd se deprima, si fuese lo que el post dice, que el nunca quiso ser musico¿por q deprimirse por algo q no importa, y nunca fue verdaderamente anhelado?.
Eso es completamente diferente a lo que asume el post,de q Syd barret estaba loco por lcd, y al dejarlo, pudo disfurta de la vida cotidana, y por tanto ser alguien mas normal(!?)...el nunco pudo disfruta de la quietud de los suburbios, pudo ver q estban ahi, y saber q eran, pero no sentir, no disfrutar, por q esa capcadiad ya se le habia ido con la ruina de su mas grande anhelo.
Con ese tipo de sufrimiento, y "enfermedad", la de water, y la de mucho de nosotros, se queda corta.
Syd es rematadabemente infeliz.

Nota:Lo digo por q a mi me paso algo similar a lo de syd-aunque todabia es demsadio protno para decir q es asi, ya que llevo con esto tres meses-, yo era una persona con muchos anhelos, sueños , y que brillaba en todas partes,tenia muchos amgios, disfrutaba de muchas cosas, publicaba en la univerisdad,quiera hacer una teoria economica revolucionaria, y hata iva a salir en canal 22-no sali, simplmente por q no quise, por motivos personales-, pero en un momento de estrres,e ideas estupidas, y con la ignesta de una droga psciodelcia, mu mundo se convirtio en un gran caos, y mi grandes metas poco a poco se fueron eclipsando, llegando el punto en q nada tiene sentido, por q se he ido lo q se lo daba: los sueños.
Un verdadero ezquisofrenico, no vive feliz, por q no quiere nada, ni sufre por nada, y por tanto nada le toma sentido, y eso , es el mas gran obscuro de los sufrimientos, por q es el vacio en su mayor epresion...QUien hiso este pto, tienq tener ams respeto por personas con caracertiticas como esta.
 
Para saber si Syd barret era "mejor" q waters, muscialmente, basta con abstrarse de todo lo q confunde la esencia muscial:la fama, la fortuna, la comercialisacion,y lo demas,y evaluar asi la mejore canciones de syd con la des waters, por calidad, y no por cantidad ( ya que syd , por x o z, no pudo seguir haciendolo, y por tanto ahi tien una gran desventaja, q de algun modo , no es por q el haya querido).
Y asi seriaaparentemente bueno preguntar lo mas objetivamente, ¿ que disco es mejor, The Piper at the Gates of Dawn, o undisco , con igua numero de canciones, y representativo de Waters.the wal, o dar side on the monn?..pero para ser aun mas justo con syd, y waters, preguntemonos, que cancion es mejor astronomy domineit, o cualquiera cancion de waters?

Creo q responiendo esa pregunta, se muesra mas objetivamente quien es, o pudo ser mas chiquitrikis
 
Syd Barrett era el alma del grupo claramente
 
bravo!!! bravo!!! como me gustan losfinalesfelices, para mi tb lo vio todo y cuando ves todo no hay lugar donde correr.. para que llegue la realidad si llega, falta bastante rato...
como todas estas veces, lo que me profundamente molesta es no haber tenido un momento un momento del que sea para ser juntos, un poquito en la eternidad es más que suficiente si estás... Muchas gracias
 
Este artículo no hace más que bucear en una serie de mitos creados y recreados hasta la saciedad para dar vida a un Syd ido, desorientado, drogado, genio… Y sí, algo de todo eso tuvo, pero lo que ha acabado llegando hasta nuestros días son vestigios de una persona sensible que en un momento dado de su vida, se dedicó a la música y tuvo cierto éxito.
Mirar las cosas con perspectiva contribuye a desenfocar mucho lo que realmente sucedió. Tengamos en cuenta que ninguno de los Floyd de la primera época ni en sus mejores sueños pudieron imaginar el monstruo en que iba a convertirse Pink Floyd, pese a quien pese y gracias a los cuatro. No gracias a Syd ciertamente.
Syd quedó atrás por una clara incapacidad propia para asumir ¿el liderazgo?, ¿la fama?, ¿la presión…? En cualquier caso no dio para más, por mucho que nos guste el The Piper at the Gates of Dawn.
Decir que Pink Floyd han hecho “más de lo mismo”, como he leído por ahí arriba, es decirlo de nuevo con la perspectiva temporal desenfocada. En su día eran absolutamente novedosos y experimentales. The Dark Side of the Moon por ejemplo no nace de una repetición de clichés. Ni mucho menos. Es un claro ejemplo de experimentación y uso de los últimos avances (repito) del momento.
Ni Syd fue tan “loco maravilloso”, ni Waters tan malo malísimo, ni Gilmour tan calzonazos, ni Wright tan pasivo, ni Mason tan “no pinto nada”… Creo.

 
No sé si lo conseguiré, pero me encantaría ponerme en contacto con la persona que escribió el anterior mensaje. Si volvieras a ver este post me gustaría que te pusieras en contacto conmigo. Me ha gustado lo que has escrito y me gustaría leerte más cosas, saber si escribes en algún blog o similar. Mi correo es:
belachs@gmail.com
 
Mas allá de que Syd Barret hubiera podido seguir como integrante de Pink Floyd, o no, por las condición de sus adicciones, (exageradas en las narraciones del cínico de Waters, y respaldadas por el resto de sus corderos, porque en realidad el no padecía una invalides en ese momento mas allá, y menos aun, que la de muchos músicos que posteriormente seguimos conociendo como brillantes) creo que sin duda alguna, PinkFloyd hubo de haber tenido un cambio en sus integrantes. Y debió haber sido el oportunista de Waters, por David Gilmour. Pink Floyd debió de haber sido con Syd Barret y David Gilmour. Waters fue lo que fue, porque estuvo con Syd Barret, y después Waters fue por David Gilmour. Nadie puede hablar de lo que fue Syd Barret en Pink Floyd y nadie puede hablar de lo que Pink Floyd fue y es con o sin Waters. Solo hay que tener presente lo que siguen siendo las creaciones de Pink Floyd con David Gilmour sin Waters (magistrales), lo que eran con Waters, (magistrales con David Gilmour ) lo que fueron con Syd Barret ( magistrales también) y Roger Waters hoy como solista, al que no lo escuchan ni los pigmeos mas allá del saco de cosas robadas que lleva en sus raquíticos hombros de estrella. Recuerde tambien que el egocentrico pseudo- estrella, intentó prohibir que se siguiera usando el nombre de Pink Floyd cuando el ya no estaba en el. Pink Floyd fue nombrado así por Syd Barret en honor a dos desconocidos musicos de blues, Pink Anderson y Floyd Council . que ironía esta, no? Tenga presente también que toda esta historia sale de una sola boca, y siempre faltó otra que nunca habló cuando la disminuían, y ahora ya no está.

 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis