miércoles, 30 de noviembre de 2005

 

Acopelipsis II. (Café con hostias)

Han dado las dos de la tarde. Es la hora de la vera nueva. Un individuo de marcado caracter dinámico las da con apremiante urgencia. Como si viniera corriendo del barrio a contarte que Tinín, tu enemigo ancestral, te ha vuelto a rallar la moto. Pues así, pero en vez de Tinín, Zetapé. Información sesgada, puntos de vista subjetivos, ordenación de importancias, tonos de voz, desubicación de mensajes... todo aquello por lo que el periodismo es grande hoy en día está servido en bandeja en las noticias de las 2. Encima, cuñas de auto-bombo, la COPE es La Verdad y tal. Nunca negaré que tiene su mérito manipular la información de manera diferente a como la manipulan el resto de las cadenas.

Después te sale un obispo dando la vara, o un religioso o algo así. Confidencialmente, os tengo que contar que yo ya hice el cupo de tolerancia. Curas, monjas y monjos. Asi que aquí, cambio.

Otras veces sale un medico varas con su brujería para ancianos, intentando convencerte para que le amarres un suelo antideslizante o un laxante que se unta.

Meros teloneros para el show estrella de la tarde. La tarde con Cristina.

Cristina, politicamente incorrecta.

Ka-boom. La tarde con Cristina. Vaya temón. Si Jimenez Losantos aún ha dejado un resquicio para la empatía, debido a que no carece de cierto sentido del humor, y tampoco de una remota humanidad, la ominosa Cristina López Schlichting corre a cerrarlo. Hija de guardia civil, segunda generación de emigrados a Alemania, condensa en su persona origenes y características del tarro de las esencias español. Las olas del cerrilismo, humanismo católico del que pica, intransigencia, incultura de la peor y más peligrosa especie, racismo, machismo, etc rompen sus espumas en este mascarón de proa de la COPE.
Porque Cristinita tiene quizas estas cosas, pero, sin duda, adelanta a mentes más aventajadas, adelanta razonamientos, adelanta situaciones estancadas. Porque Cristina tiene un truco infalible para adelantar: hacerlo por la derecha.

No es dificil imaginarsela de niña, con su padre ajustandose el cinturón, aprendiendo y aprendiendo. Llevando de la vida al periodismo. Sin parar. Lo que le falta a Cristina, como también le falta al español perfecto y prototípico, es el carisma y el sentimiento populista. Tan propio de los comunicadores vascos o catalanes. Pero tampoco le hace falta. Cristina hace la labor de zapa. Donde Jimenez Losantos y César Vidal ponen unos argumentos políticos o históricos, que pueden ser discutibles por mor de imaginarios o desequilibrados, Cristina pone solamente el pico y la pala del interés nacional católico.

Asimismo, también pone sus legendarias ostias al lenguaje cristiano. Aunque, por lo menos, se la ve esforzándose por migrar al inglés, con ese curso guarro que anuncia. De momento está en una fase de intento, mejorando su tragicómica pronunciación. De todas formas, Cristi intenta decirnos lo buena lectora que es, aunque todos sabemos que no le cunde. Porque Cristi es pasional. Es visceral, es el espíritu de España que tiembla con cada paso de la bestia roja, con cada mordisco desmembrante de la araña nacionalista. Desconoce su historia, a su gente, a su idioma, a sus costumbres, pero algo dentro de ella le recuerda que España es como su padre le decía que debía ser. Una unidad de Destino en lo Universal.

Cristina es pía si pío es el entrevistado, docta si docto, humorosa si humoroso, liviana si liviano... o lo intenta. Pero lo que nunca es, o intenta ser es "falsamente progresista". Su particular Leviatán. Porque es una mujer de bien, y como tal es una mujer de familia. De familia numerosa. Como recuerda todos los programas, tiene siete veces siete hijos. Y ha adoptado dos docenas por continente. Y de pareja, UN marido. Como Dios manda.
Aún así, organiza una tertulia sobre sexo que viene a decir "las católicas apostólicas también nos lo sabemos montar (pero con fines reproductivos)". Aquí se difunde el meme de que el sexo entre matrimoniados ofrece una gama de sensaciones místicas (¡que mosqueante afición tienen los curas de echarle misticismo al refocile!) que se pierden las indocumentadas follatrices de izquierdas. Es mucho mejor follar con amor. El orgasmo es más intenso si es bajo un crucifijo. Si llevas quince años sin joder con tu marido, no pasa nada, es mejor. El DIU es un método abortivo. Y, colmo de las previsiones, anuncian el genuino método anticonceptivo sponsorizado por su mismísima Santidad. El "Follapoco". Un palm-computer en el que metes los datos de tu estado de celo y cuando evacuas ovulos. Luego, mediante una serie de complejos cálculos lógicos, sirviéndose de su potente CPU te dice, veintiocho días cada més, "hoy no folles" y el resto te dice "Día legítimo".

No hay que olvidarse del sentido del humor. Tanta problemática social y política debe dar lugar a un espacio para el cachondeo. El Pulpo, el Marqués de Casaperdida y otros elementos anacrónicos se encargan de aportar el mal rollo con risas que es capaz de fastidiarte una digestión de lubina del día.

Ni tampoco de la crónica rosa. Aquí, Cristina, que se tiene por hembra leida y culta, nos recuerda antes de empezar cada programa que ella no conoce a los personajes de la crónica rosa, porque ella no vé la tele. Solo lee libros, libros buenos. Lo que le lleva a uno a preguntarse si no es que es imbécil porque todos los días habla de ellos en su programa. Y vuelve la Señora Reacción, más en su salsa, porque le acompañan otras señoras, no tan garbanceras, pero si igual de fascistas. No descuidan la ocasión de anunciar su Mantón Español ("Fascismo +3", "Carisma-2", "Valor en la batalla+4") y de criticar el libertinaje de las zorras y zorros libertinos.

Momentos gloriosos en "La tarde con Cristina", un montón. El mismo día del 11-M la propia Cristina, al borde de la apoplejía, llamaba a un socialista catalán. Le llamaba no para hablar con el, sino para acusarle de cooperación criminal con banda armada. Le decía que esa bomba la había puesto el PSOE, según el siguiente silogismo: "ETA=Carod-Rovira=PSOE, entonces ETA=PSOE". Y como la bomba, era evidente la había puesto ETA, el PSOE tenía las manos manchadas de sangre. El pobre hombre, todo hay que decirlo, se achicó bastante, ante la furia de la reaccionaria presentadora, que pasó a colgarle tras insultarle y descalificarle, y tras desear que muriese. Lo bonito fué oirla clamar cuando las tornas cambiaron, los del PP no pudieron colar que había sido ETA por las filtraciones que hizo la Policía Nacional a medios del PSOE, y se descubrió el pastel. ¡Que viles fueron entonces los intentos de relacionar al PP con la guerra de Irak!. ¡Como se aprovechó el PSOE del atentado para sacar réditos electorales!. Disfruté. Y lo guapo fué que a Gabilondo y a Maria Teresa Campos les pasó lo mismo, pero al reves. Es que en esos dos días de interludio atentado-elecciones se vieron todos los plumeros, en amarillo fosforito y brillando en la oscuridad, todos agachados sobre los doscientos cadáveres, alimentándose de su carroña para cebarse a si mismos y a los suyos, espantando a los competidores con la mano libre, gritándose entre ellos con la boca llena de carne fresca y sangrante.


Otro momentazo fué comentando, en uno de sus gags favoritos, un panfleto de orientación sexual, de esos que publican gilipollas feministas para confundir y adoctrinar a las chavalas. Es que yo soy de la opinión que el mejor sexo se descubre levantándole las faldas a tu amiguita, metiendo el dedito, o ya de mayor, por prueba y error. Que buscando también se encuentra. Bueno, pues el caso es que, como se lo imaginan, la Cristi que no para con el despotrique, refiriendose a las "nekanes" vá y suelta: "Porque estas nekanes, comunistas de las tierras vascas, lo primero que tienen que hacer es limpiarse. Es que salen en la tele y no veo más que guarras manifestándose con el pelo rapado que, claro, se lo rapan y se lo tiñen porque tienen verguenza que su negra melena las delate como españolas que son.".


No hay que olvidarse, como fichaje estrella de la temporada, al señor Aquilino Polaino, azote de sodomitas. Aunque este defrauda. Parece incluso un señor juicioso. A veces la gente se pasa de publicitarse.

Y así más y más. Sin saltarse la tunda a Zetapé, a Montilla y a todos los que le vá rutando Losantos. Siempre desde el humanismo cristiano, y, como no, desde la incorrección política.


Comments:
Tú, el método Ogino o lo has practicado poco o tienes unos cuantos bastardos por ahí repartidos. Joder! si es justo al reves...

como medio artículo...

del que ya hablaremos...

largo y tendido...

que yo también sé...

ya verás...
 
Pues sí, yo lo del metodo Ogino, poco.

Yo soy más de métodos tipo el de la tortuga, como Makinavaja.
 
te queda vidal, macho
 
Eso del artículo quería decir yo pero no me salía
 
eilxheomj [url=http://ricostrong.net]Rico Strong[/url]
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis