domingo, 27 de noviembre de 2005

 

YO FUI UNA HORMIGA SEXUAL


Bonito título. Habrá quien piense que es una oda mindundi al sexo diminuto. O a una orgía de hombrecitos alrededor de una hembra ponedora. O simplemente sexo obrero, proletario. Lo cierto es que hay que situarse en 1981, tenía dieciseis años y el destino quiso que me transformara como el capullo que era en u nuevo ente repulsivo...
YO FUI UNA HORMIGA SEXUAL ...
y eso cambió mi vida. Esta es la historia.

El verano de 1979 había sido el de la música disco. Invertí buena parte de mi economía del acné en los singles discotequeros del momento e incluso acudí a esos lugares de ridícula adultez púber llamados discotecas. No hay nada más horroroso que una discoteca de quinceañeros cuando tienes quince años y durante tu vida anterior has sido una rata de biblioteca poco interesada en el sexo contrario. Pero de repente todo explota y la pus facial granulada te impulsa a ello. Así que empecé a comprar singles compulsivamente. I Will Survice, Chic, Da YA Think I’M Sexy, Pop Muzik, Rappers Delight, Donna Summer y hasta el My Sharona, que para algo estaba en el top ten de la época. Y luego estaban las lentas, baladas de los Korgis o la KC and the sunshine Band. ¿Quieres bailar? ¿Quieres un cigarrillo More? Quizá pensaba que a través de esos vinilos a 45 revoluciones por minuto llegaría antes al sexo con una de esas hembras gilipollas que no me hacían ni caso.

Lo cierto es que creo que el verano de 1980 siguió la misma tónica. Y eso que había pasado todo un año almacenando hits (de los auténticos y de los falsos). El Funkytown de Lipps Inc. fue la banda sonora de mi miseria sexual adolescente. La acompañaban Viola Wills o Diana Ross. Así que a finales de ese año supongo que mi unión para con Pachá o Playboy (discotecas del pueblo costero donde languidecía) estaba tocando a su fin. También mi compra indiscriminada siguiendo los criterios de la radio fórmula. Creo que algo tuvo que ver que un compañero de clase pasara ese verano en Londres y regresara poseído y con sus alforjas cargadas de punk y New Wave.

Yo no sé muy bien cómo llegué hasta él, supongo que escuchando la radio (al fin y al cabo eran CBS), pero la cosa es que en algún momento indeterminado de finales de 1980, cuando se lanzó el disco en España, compré King of the Wild Frontier de Adam and the Ants. Mi primer elepé. Recuerdo perfectamente ese día. De hecho, un testigo de Jehová maricón me paró por el camino de regreso y me preguntó si creía en Dios y que qué disco me había comprado. Creo que fue una advertencia divina. Si sigues por ahí llegarás a las drogas y te adentrarás en un mundo de alcohol y vómito. Yo seguí mi camino.





Adam and the ants significaron la ruptura con el pasado. Si yo era una rata de biblioteca y una rata de discoteca, lo lógico es que fuera también una rata melómana. Yo, gilipollas como era (y soy) debía ser diferente, estar por encima del vulgo. Y fíjense ustedes que cosa, Adam and the Ants, con su punk apopado, sus chillidos tribales y holliganescos (muy de los Pistols, por cierto) y su poderío rítmico a base de dos semibaterías, lo encarnaron. Devo, B-52’s, Siuxsie y The Clash les siguieron, pero eso es otra historia. Aunque ojo, no se me despisten, yo seguía siendo un arrastrado tipo sin criterio. Pero en mi mente esos tipos pintarrajeados que mezclaban la gloria del pirata con la estética apache marcaban la diferencia.

Lo cierto es que al ritmo de Sex music for ant people dí un paso de gigante hacia la nada elitista (que manda huevos), fui al concierto y todo, y para mí lo fueron todo durante un par de meses o tres. No sé si fue gracias a esa tremenda transformación que hasta me saqué novia. La hermana (algo mayor) de un compañero de clase (presuntamente gay). Las hermanas eran mi gran especialidad, no olviden que yo seguía siendo un miserable sexual. No sé si el hermano presuntamente gay se me quería follar, pero yo acabé jugando al petting con su hermana durante medio año. Podría definir esa relación como un morreo que duró medio año. A ella le gustaba Ana Belén y a mí Adam and the Ants, así que mucho futuro no había. Tampoco llegué a follar, aún, pero sí conseguí magrear, meter mano y que me tocaran la polla. Yo fui una hormiga sexual. Dog Eat Dog.



Comments:
Una historia preciosa, pero para adolescencia miserable la mía: primero vino Bob Marley, luego el brit pop, mucho antes luché contra el Máquina Total y al final le toqué el chocho a Laura Pausini en vez de a Ana Belén.
Encima soy una chica.
 
es una historia sufrida.
para mi en vez de adam & the ants fueron los Talking heads los que me cambiaorn la cabeza... pero eran los momentos en que la estetica new romantic era lam oda y no la rebelion y al menos los TH tenían la suficiente alienacion para dejarme alucinando
y depsues los smiths peroeso ya es otra historia
 
ahora se que yo tambien podre follar algun dia!

gracias abs
 
Sois mis heroes del pasado. Yo rocé el inframundo.
Me parecia que os Pet Shop Boys eran geniales y me aprendí todas las canciones de Hombres G para cantarlas en el bus del colegio con una chica de coletas que me gustaba. No me comi un torrao, pero aun... por las noches... me despierto aterrado, con elcuerpo sudado y frio, con la sensación de que he estado cantando mata tiene un marcapasos horas horas...
 
¡Anda! Yo cuando era peque tenía coletas y me encantaba ir al cole en bus con mi amigo Víctor, cantando a grito pelado la parte que dice:

¡Miralé! ¡Qué ojitos tienes!
¡Es idéntico a su padre!

Pobre Víctor, era tan feo y se volvió tan raro...

¿Víctor?
 
Tuve un entrenador que fumaba cigarrillos "More".

Pensaba que era el tío más guay del Universo cuando le veía con uno de aquellos pitillos en la mano.
 
best regards, nice info »
 
kings of fue el primer lp que compre (a los 12)¿realmente les viste en directo?¿puedes contar algo?(este comentario llega tarde pero yo todavia sigo a adam).
 
mary higgins, eres la escritora?encantada de conocerte por akí. puesyo tuve q irme hasta a Ingaterra a perder mi virginidad paaq mis padsno ntasen nada en mi comportamientto, creía yo. Pensaba q el brit pop sería lo mío vivir con aletrade suscanciones cuando no tieneso te quedan palabras para expresar o saber comovivir la propia vida. ha pasado mucho desde eso. viví tantass experiencias fuertes a la vez q perdí mi identidad a golpes, esosí siempre sentí cerca a la familia. dicen q por muy lejos q tevayas luego siempre vuelves.. (adónde?). Mi consciencia musical puede decirse q se abrió conlos Doors y sus puertas de la percepción. Pretendes ser original y especial y con el tiemotedas cuenta de lo tonta q fuiste pero hasta no lo vives no lo sabes. lo importante es saber salir a tiempo, como de una droga q llega un mmento q te molesta. porque sino tienes q seguir disfrutándola. Mi primer cassette fue una citade Supertramp "Breakfast in Amércica" y así me quedé soñando en levantarme y deayunarcada día en América q aune nací en Centroamérica no es lo mismo. El próximo domingo voy akí en madrid a ver a los Chemical Bross y su "burst generator",hata akí he llegado. Fi del viaje y ya os contaré! xoxo (besos&abrazos)
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis