martes, 13 de diciembre de 2005

 

Tookie Williams R.I.P.

La noticia está en todas partes:

"San Francisco. (Agencias) - Una inyección letal acabó hoy, poco después de la medianoche (08.00 GMT del martes), con la vida de Stanley "Tookie" Williams después de que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos denegase la petición de clemencia y de que el gobernador Arnold Schwarzenegger se negara a conmutar la sentencia. Williams, condenado a muerte en 1981 por el asesinato de cuatro personas y cuyo caso generó un profundo debate en Estados Unidos sobre la pena de muerte y la posibilidad de redención, fue propuesto en varias ocasiones al Nobel de la Paz".

Bueno, por no andarse con rodeos, esto de la pena de muerte es una barbaridad. De bárbaros. Supongo que el gobierno de determinados estados de EEUU considera que es necesaria la pena de muerte para mantener el orden, pero es triste tener que recurrir a algo así, quizás sería mejor replantearse ciertas cosas sobre como está organizada la vida diaria de las personas.

El asunto ha sido bastante polémico desde diferentes perspectivas. Por una parte estaban los que consideraban a Tookie un claro ejemplo de redención y consideraban su ejecución, aparte de una cosa bárbara, un claro ejemplo de que el sistema penal no tiene interés real en redimir a los criminales sino simplemente en castigarlos. Luego estaban los que estaban de acuerdo con esta apreciación porque consideraban que Tookie era un asesino, y también un poco oportunista.

Luego había algún tipo, como un columnista del Washinton Post, que se manifestaba claramente contra la pena de muerte pero recordaba que el caso de Tookie era notorio simplemente porque el tipo era un relaciones públicas de puta madre. recordaba que uno de los famosos que amparaban su caso era Snoop Doggy Dogg, un rappero que fardaba de haber pertenecido a su banda pero que había sido avispado y se había pasado al mucho más lucrativo y seguro negocio del gangsta rap. Y mostraba un par de fotos, una de SDD haciendo el gamba caracterizado de pandillero y otra jugando al golf con Lee Iacocca. Más o menos lo que decía el tipo es que ya estaba bien de abogar por un condenado molón, que o se pedía el fin de la pena de muerte o no . Una postura bastante decente.

Y al final, ¿dónde llega la redención? Me pongo a mirar fotos de pandilleros y en unas veo a unos tipos fuertes como robles y en otras a tirillas con el suficiente valor como para llegar a ser temidos. Tookie era un armario, un tipo que desde pequeño fue capaz de doblegar a los que le rodeaban, que ganó el poder a través de la fuerza. Supongo que para coger una pistola y andar con ella por la calle hay que despreciar la muerte. Pero supongo que cuando te encarcelan y ves que vas palmando juicio tras juicio y que te van a ejecutar, la muerte se ve de otra manera. A Tookie le metieron el miedo en el cuerpo, a eso alcanza su redención.

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis