viernes, 23 de junio de 2006

 

Armas Pegamín.II. Ataque Pegamín de Furia Extrema

De todos es bien sabido que los vascos son gente de buen comer, nobles (y brutos) y excelentes anfitriones. Xabibenputa no iba a ser menos (buen anfitrión, digo....bueno, y bruto....y también brutto). Fíjense que, aunque esta nueva entrega del Pegamín (Armas Pegamín) fue pergeñada por él , me ha cedido el arma pegaminesca por excelencia: el Ataque Pegamín de Furia Extrema, que viene a ser una mezcla entre el Grito Hipohuracanado de Pepe Pótamo y los episodios psicóticos de Raquel Mosquera. Esto deja, en cuanto a efectividad dañina, a los nunchakus, o los cedés cortados en forma de estrella ninja que le tiraron a Ramoncín en Viña Rock, a la altura de los accesorios de Mi Pequeño Pony.

El Ataque Pegamínico de Furia Extrema (que no extremeña, que también es mortal de necesidad) tiene sus antecedentes en los ataques de violencia asesina que experimentaban una serie de pueblos feroces de la Antigüedad cuando trababan combate. A bote pronto, el antecedente más lejano es el Menos griego, ya saben: la Cólera de Aquiles...ese subidón de mala leche que le transformaba en una máquina de matar que no obedecía a razones. De hecho, la Ilíada no es sino una historia de relleno para contarnos las épicas batallas de éste incontrolado. Baste como ejemplo el yuyu que le da cuando Héctor, hijo de Príamo el rey de Troya, y principal héroe de la ciudad, da muerte a Patroclo, el "íntimo" amigo de Aquiles y, en respuesta, Aquiles, tras retarle, le fulmina clavándole una pica en la garganta (y me imagino que retorciéndola con saña). No contento con ésto arrastra y ultraja el cadáver de su enemigo durante ¡¡¡tres días!!!. No me digan que no es mejor no mosquearle...





En la mitología celta encontramos también otro antecedente de la Furia del Pegamín: el Espasmo de Furia que sufría Cuchulain (o Cu-chulainn), el héroe más famoso de las leyendas irlandesas. A pesar de que tiene un nombre como de risa era también un psycho del 15 cuando le daba el penterre. Si bien Cuchulain es un héroe valiente y de noble corazón y todo un semidios (es hijo del dios Lug, aunque no inmortal), el Espasmo de Furia le hace perder los papeles a la mínima y no atender a razones. Para que se hagan una idea, en pleno subidón, se tira 7 días (y sus correspondientes noches) peleando contra las olas del mar (como apreciarán, aparte de iracundo, es también un gilipollas integral).
Relacionado con esto surge personaje de cómic Slaine, con el dibujo excepcional de Simon Bisley, el cuál está basado en las leyendas irlandesas y, particularmente en Cuchulain. Durante sus aventuras, varias veces sufre el Espasmo y es tan intensa su ira que, incluso, se le deforma el cuerpo y los rasgos de manera grotesca, sus miembros se hinchan(no aclara si todos) y transmuta en un ser monstruoso. Como si su cólera fuera tan intensa que su cuerpo no pudiera albergarla sin más.




En las mitologías nórdicas, concretamente en las sagas vikingas, encontramos uno de los trances de furia más conocidos: el Berserker. Etimológicamente, dicen, viene del inglés Bear serk (oso furioso). Parece ser que, en este caso, el arrebato furioso era inducido por el consumo de hongos alucinógenos (por ahí he leído que consumían Amanita Muscaria) antes de la batalla. El caso es que se transformaban en perros rabiosos sedientos de sangre...según la Wikipedia era tal el desenfreno en el que entraban que, incluso en ocasiones, se tiraban del barco antes de que fondeara, impulsados por el ansia guerrera, y a veces hasta se ahogaban (otros gilipollas). Al contrario que los ejemplos anteriores esto sí que está fundamentado históricamente y , seguramente, sea la base del terror que recorrió Europa ante las incursiones de pillaje vikingas. Imagino que ser un campesino inglés, con una esperanza de vida de 40 años (si todo va bien), y con unas condiciones de vida durísimas, y ver que de un barco bajan unos mimbres desencajados, a pecho descubierto, en pleno paroxismo colérico, que se cargan lo que se les pone por delante (inclusive los suyos) o que se ahogan en su frenesí por llegar los primeros a cortarte la cabeza, debe ser, cuanto menos, intenso.
Los berserker eran una especie de cofradía dentro de los piratas vikingos. Parece ser que en toda partida de saqueo o escaramuza guerrera, integrado en el contingente, iba un grupo de berserker, como si fueran una especie de Navy Seals o fuerza de élite. Se piensa que eran una especie de secta consagrados a Odín y a los ritos chamánicos que, finalmente, acabaron degenerando en una casta de psicópatas sanguinarios (debe ser como lo que les pasó a esos hippies del Verano del Amor que se transmutaron en Hells Angels o miembros de la Familia Manson).

Cambiamos ahora de continente para visitar Malasia, en el sudeste asiático. En este bonito país, sede de las Torres Petronas y patria de Sandokán, también se ha dado un claro antecedente a la furia Pegamín: el Amok malayo. Bajo este exótico término se esconde un ataque furibundo y descontrolado de furia asesina que mueve al que lo sufre a matar a cuantas más víctimas mejor. Cuando el Amok desaparece, el perpetrador se suicida, que es el objetivo real de todo ésta explosión sanguinaria. Este tiene el matiz de que es una matanza indiscriminada, enloquecida e hiperviolenta. Es como una especie de ataque psicopático y kamikaze.
Parece ser que, contrariamente a lo que se practica en otras culturas, el suicidio Amok lleva aparejado la matanza de terceros antes. Leo por ahí que, por ejemplo, si una persona está agobiada y sumamente depresiva, o bien ha caído en desgracia, tiene deudas que no puede pagar o juicios pendientes, se prepara para la muerte sacando su kriss, saliendo a la calle y cargándose al primero que encuentra. Ensangrentado, echa a correr y va acuchillando a todo el que tiene la mala suerte de cruzarse con él. Al advertir esto, la gente empieza a gritar: Amok! Amok! para advertir a los demás. Como es algo cultural, tras la grata sorpresa inicial, y sabiendo que no parará porque está totalmente incontrolado y fuera de sí, la gente arremete contra él para, a su vez, matarle. Con la cantidad de depresivos que todos conocemos que suerte no estar en Malasia,no?

Cambiamos, de nuevo,de tercio. Como buenos pajeros todos hemos consumido (y, ejem, seguimos consumiendo) tebeos Marvel. Nuestro último ingrediente para el cóctel no podía ser otro que El Increíble Hulk o, como se llamó aquí en tiempos, La Masa. Sí, amiguitos. De acuerdo que para ser Hulk hace falta ser irradiado por medio de la detonación de una Bomba Gamma (y sobrevivir a ello, claro). Pero, ¿cuál es el desencadenante más efectivo para que el apocado Dr. Banner se convierta en El Increíble Hulk?. Exacto. La furia, la cólera, la mala leche,vamos. Es matemático, oigan: es tocarle los cojones un poco a Bruce Banner para que éste se repliegue y entre en escena el descerebrado (bueno, hubo épocas que era listo....) titán verde (claro, también fue gris...) y se ponga a dar hostias como camiones, literalmente.

Y ya que estamos en el apartado cómic cómo olvidar los legendarios despiporres homicidas de Lobezno cuando le daba el tabardillo macarra y se convertía en una bestia sanguinaria que lo veía todo rojo y le daba igual ocho que ochenta. Si se están perdiendo su última colección, la guionizada por Millar, hacen mal. En el arranque de la colección, lavado de cerebro incluído, se carga en un ataque, él solito, a 400 soldaditos de S.H.I.E.L.D. Así, sin despeinarse.

Ahora que están mareados con todo éste Totum Revolutum solo me queda por decirles que El Ataque de Furia Extrema Pegamín es heredero de todos estos trances de furia y mucho más sanguinario e irracional que cualquiera de ellos. De hecho, todos estos juntos son, comparados con el nuestro, una mierda así de alta. Y se adquiere en el momento mismo de ser destacado con el dudoso honor de ser Pegamín. En mi caso fue recibir el correo con la invitación para unirme al blog y, como por ciencia infusa, empezar a calentarme y subirme una mala hostia y una bilis que para qué.

Desde luego no todo el mundo experimenta los mismos síntomas, por supuesto. Les pongo algunos ejemplos: Ender puede entrar en una dinámica destructora tu-puta-madre de tal intensidad que, literalmente, durante días, puede machacar a una persona humana hasta hacerle perder los nervios o soltarle la tripa. Y todo porque, a lo mejor, has escrito alguna falta de ortografía o has dado algún dato erróneo sobre, es un suponer, Joy Division.
XabiBenPuta, en un ataque de cólera Pegamín puede llegar a follarte el culo sin piedad en el güater de algún discopaf. Tras dejarte el jebe como un acerico y ante la imposibilidad de bajar de revoluciones, como un Cuchulain vizcaíno, irse a casa y, totalmente ebrio de furia, escribir unos extensos post que (al despertarse al modo Bruce Banner, con un pantalón morado destrozado, el torso desnudo, y con una amnesia autoinducida) al leer al día siguiente, contrito de vergüenza, borra inmediatamente.
1977 enfoca ese torrente de mal rollo a su manera....ya saben...quizás es el más sabio ya que reconvierte ese espasmo furioso en un espasmo de lefa. Consumada(s) la(s) paja(s), formándose ya la costrita sobre su estómago, duerme como un bebé hasta que algo le vuelva a alterar.
Nuestr@ hermafrodita, Pussy Galore vuelca toda esa furia hacia adentro, dañándose ella a sí mism@ (un poco como acostumbran a hacer, en general, las mujeres): dándose a ingestas de comidas bizarras y desagradables del mercado anglosajón. Ora Pastel de buey, ora pizza rebozada de más pizza y de postre un poquito de Fray Bentos. Estamos obviamente ante un caso, retorcido, de Amok contra uno mismo.

La Furia Pegamín está tan a flor de piel que, inclusive, los cuatro gatos que nos leen regularmente, se han infectado y atacan con un mal café que no es normal: ese usuario anónimo, con tendencias homosetsis, que no deja descansar a mi pobre herman@, ese Decar que, de vez en cuando, se vuelve loco y nos dispara, esa Panterablanca que quiere atar, amordazar y maltratar los pezones del primero que diga esta boca es mía...den gracias a Dios porque no linkemos a nadie o el mal, cuál película de Romero, se extendería a toda la blogosfera primero y al mundo real después.
Tengan miedo a un planeta furioso.

Comments:
Muy bueno, la furia necesita estar documentada con ejemplos claros, especial mal rollo en el caso malayo, me imagino hasta la cara del tio que seguro que le falta algún diente y lleva bigote
 
Gracias D.Julito por incluirme en el post, esto es algo que no me había pasado nunca. Aunque realmente no sé si lo merezco porque mis devaneos con el sado-maso no vienen de la furia, vienen más bien de una cierta curiosidad erótica.
 
¡Qué grande Pepe Pótamo! ¡Y la tortuga D'Artagnan!
 
Puffff... Vaya pringao!!!
 
Hombre, no es Spanish Vocoder pero puede pasar...
 
yo hoy tengo la furia de la resaca.


Estoy entrando en una nueva fase en mi vida en la que he dejado de peinarme. Unidos y declarad la guerra a la tirania del peine.


Voy a tomarme un café, a ver si me despejo.
 
Pues yo me quedo con el Chichisan, eso de tirarse 7 días y noches luchando contra las olas del mar es algo con lo que me identifico mazo...
 
madre mia que tio mas feo!!!!!!! Seguro que es judio.......
 
La furia Sin yace Sin Furia, con olor a hoguera de San Xoan y el ence-falo-grama aplanado y por nosecuantas EstrellaGalicia calientes.....-----------------------------------------------
 
qué dices del spanish vocoder, julito?
 
Pufffffffffff! La que faltaba!La marica malagueña!!!!!!!
 
¡¡¡HOLA-LA!!! ¡¡¡DADME POLLA PARA ALMORZAR!!!
 
Me encantan los articulos pegaminescos sobre armas. Este me ha hecho disfrutar como un pitufo, sobre todo al ver a Vicky el vikingo como ejemplo grafico de berseker.
Una nota:
¿Sabíais que en ciertas tribus germanas de origen celta los guerreros jovenes no se podían afeitar la barba hasta que mataran su primer enemigo?
A mi me da yuyu pensar en una primera línea de combate formada por post adolescentes greñudos con cabolo de arbusto con ansias de cortarte en cubitos con su hacha para tener una mínima oportunidad de ligar mas tarde.
Lo comentaba porque es lago así como Pegaminesco, ¿no?
(y yo no os disparo, el juez ya no me deja acercarme a un arma y los señores de las batas blancas dice que no haga caso a las voces de mi cabeza)
os quiero mucho niños
 
Todo esto debe ser también una forma de Furia...todo éste buen rollo es muy sospechoso...me recuerda los colorines de las plantas carnívoras: ahora nos acercamos a abrazarte y nos arrancas la cabeza y el páncreas
 
Dios quiera que alguien te arranque la cabeza puto baboso!!
 
El otro día tu madre estuvo a punto de arrancarme la cabeza....pero la de la polla, por la manera ansiosa que tiene de chuparla! De todas maneras, colega, te veo muy religioso: siempre que me deseas la muet-te encabezas con el ridículo "Dios quiera"....te voy a imitar un rato:Dios quiera, mamarracho, que se te cierre el agujero del culo y te ahogues en tu propia mierda...
haz algo de provecho, haragán!
 
pero cuanta furia Don julito
tenga estas granadas de mano, ahi tiene un Corte Ingles.
Vamos, adelante. Hoy puede ser un buen dia.
 
ya salio el disminuido psiquico habitual.Dios quiera que se mate con el coche en la proxima operacion salida...
 
Joder, chavalote de Acción Católica...has herido mis sentimientos...que no, bobo! que era bromita! Yo también te deseo una pàraplejia irreversible y un catéter subiendo por tu meato urinario de por vida
Un beso
 
Viva España!!!!!!!!!
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis