domingo, 24 de diciembre de 2006

 

Cristmas cunts, pornografía navideña.

Hace una semana atravesaba las calles llenas de negocios ambulantes. Había juguetes, comida de esa que se come en navidad, y carajo, al lado de un lugar donde vendían juguetes made in china en donde los niños se arremolinaban estaba un pequeño local con películas porno en exhibición. Tengo una fijación con las portadas de las películas, así que eche una mirada rápida. Transexuales, sexo interracial y entregas de sexo violento se destacaban entre las rubias, chicanas y afro americanas enseñando tetas, culo y coños.

El hombre gordo que atendía el lugar me pregunto que si se me ofrecía algo. Tome una película que me pareció seria muy divertida. Tenía a un hombre vestido de Papá Noel, abrazando a dos rubias. El titulo, Cristmas cunts. Algo más o menos como “coños navideños”.

Puse el disco en el dvd. No hay menus, nada, empieza la película al momento en que termina de cargar el disco. Cabe decir que esta cinta se ve como si hubiera sido pasada de un VHS (no, no es la enfermedad, eran esos cassettes que en los tiempos antiguos se usaban para ver películas) y supongo que así fue. Todo empieza con una rubia masturbándose con uno de esos bastones de caramelo, uno bastante mas grande y hecho de látex. Se toca, gime, todo bien, todo normal hasta allí.

Le gritan a la rubia, beverly creo que se llama, que baje a cenar, se sorprende. Baja por unas escaleras de caracol que nos dejan ver que no trae bragas. Y si uno no es demasiado estupido puede intuir que es navidad por el árbol decorado con luces y esferas. La rubia, que ahora se puede ver actúa como hija, se encuentra con su “familia” otra rubia de su misma edad que tenemos que usar la imaginación para situarla en el papel de madre y un padre con pinta de actor porno retirado. La hija toma asiento y se ponen a cenar. Hay un gran pavo en el centro de la mesa.

Corte, vemos a Santa Claus – un hombre gordo, con más gris que blanca y pinta de camionero- bajar de su trineo dirigiéndose a sus “renos”.Puestas a cuatro patas están unas mujeres morenas, desnudas claro, de cabello negro, con unas cornamentas falsas puestas en la cabeza. Toca a sus “renos” sugestivamente. Pasan a escena de orgía al aire libre.

La familia protagonista termina de cenar, una toma muestra un reloj mostrando que son casi las doce de la noche. La “madre” dice a la hija que se vaya a dormir para que santa le pueda traer sus regalos. Los padres se quedan limpiando la mesa y follando. Es en ese momento que se oye un golpe. “ve a revisar” le dice la madre al tipo que la hace de Esposo. No encuentra nada. Regresa con su esposa a seguir copulando.

En el cuarto de “beverly”. Entra santa. Bev esta dormida. Santa le levanta la sabana que muestra el cuerpo de la rubia, durmiendo en bikini. Se despierta y santa le dice “aquí esta tu regalo”. Escena perturbadora de seudo-violación navideña, y adivinen que? Santa tiene la polla pintada de blanco y rojo, como los white stripes (los colores, no digo que el cantante tenga la misma filia) o los bastones de dulce antes mencionados.

La película avanza solo como podría avanzar una película de estas. Santa amarra al esposo, y hace que observe mientras hecha un polvo con la otra rubia (la cual nunca

llega a tener nombre, excepto por los constantes honey dichos por su esposo).

Esto sigue durante todo el film, iconos navideños usados como juguetes sexuales, tetas pintadas
de rojo y verde, ese que se usa para las esferas navideñas y así.

Casi al final llega la escena, santa utiliza una pierna de pavo –también de látex- para sodomizar a ambas rubias. El marido pasa a segundo plano para no aparecer de nuevo.
Todo acaba en otra orgía entre Santa, madre é hija y las “renos”. O al menos acabo así para mi pues puse stop a la película, me parecía demasiado repugnante, pues el tío haciéndola de Santa con su pinta de borrachín da grima cada vez que tiene sexo pues parece casi siempre violación. Además su polla multicolores es perturbadora.

Si usted quiere hacer que su hijo deje de creer en la navidad, póngale esta cinta.






Comments:
Qué bello y navideño
 
Podría ser peor...
 
O mejor Sr. 77, si el que visiona es un osofan
 
o mucho mucho mejor
 
Cómo me ponen las gachises desnudas y con tacones. ¡Es la "vestimenta" perfecta!
 
aunque como Tarantino yo también soy entusiasta de los pies desnudos femeninos, a la hora del joder todas deberían dejarse el calzado puesto, solo el calzado; como aquí la Salerno...Ya lo decía la Nancy Sinatra en su canción "These boots are made for fucking" o el título de la peli aquella:"Y jodieron con las botas puestas."
 
Ya estáa tardando en ponerlo en la mula a compartir.
¡menuda compra navideña!
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis