miércoles, 2 de mayo de 2007

 

Oligofrenic Jaybird.

El Nudismo, que no el desnudo (olvídense del culo del David de MiguelAnguel y de "lo negro" del famoso retrato de Modigliani y piensen en el de “venga, hala, amos al despelote”)...Pues ese mismo, nació a principios del siglo XX en Alemania. Vale que ya en la antigüedad eran proclives a despendolar las partes impúdicas, como es el caso de la secta de los Adamitas, o en Grecia y alrededores mismamente, con Leónidas y sus espartanos batallando en pelotas (en el comic más que en la peli). Y sin embargo, como digo, fue en el país del Nazismo donde diversos movimientos naturistas metieron la ropa en el armario, comenzando las primeras publicaciones que, bajo el epígrafe de la higiene y la buena salud, animaron al hombre de a pie a liberar sus feromonas al viento. Ahora que se estarán imaginando una te(u)tona Battle Creek con el Doctor Kellogg animando al personal con pícaros juegos de gimnasia "uno dos uno dos uno dos"..., les traslado directamente a mediados de los años 60 a California, donde surge una nueva publicación naturista de nombre JayBird, cuyo destino, sería cambiar el naturismo de abajo a arriba. Ante las instantáneas de esta publicación uno cree asistir al producto de una desquiciada mezcla de potente LSD y Amor libre, con desinhibidos jóvenes que con la finalidad de mostrar los rincones más sudorosos de su cuerpo aparecían inventado las más inverosímiles posturas: desde juegos turbadores cual un Enredo post-afrodisíaco a estampas que parecen salidas de una oligofrénica Gomorra (no me extrañaría que alguna de aquellas tipas acabase en el desértico Death Valley de la Family, haciendo coros a las canciones de Charles Manson).
Lo que sigue, es solo una breve muestra de aquello, que tanto sirve para hacer revivir la memoria a antiguos jipis sinvergüenzas como a seguidores del Hairy (la revivalista y nostálgica moda de los potorros frondosos).






-Hale..., taluego.



Comments:
Vivan los potorros frondosos todos llenos de follaje, gñññññ.... (este último fonema, a pronunciar con gesto meningo, johnny, go a lo Tony Leblanc timando con la estampita)
 
Joder, la foto del sandwich con el tío leyendo Silver Surfer es la hostia.
 
ta guapo
 
No hay duda de que Taschen (de ande salió esto) ha hecho una gran labor por revivir el hairy.
 
Un post cojonudo, sin...yo tengo un colega que es adicto al género Hairy....es que es ver un conejo peludo y tirarse a comérselo, así, a saco...
 
Yo mas que al jairi, lo que me gusta es lo natural. Y tampoco exactamente... me gustaría más llamarlo "raw".

Porque es que con el natural pasa lo que decía Wilde.
 
¿Qué decía el muy maricón?
 
Maricón en la Irlanda del siglo XIX, con la de hairys bermejos que se tenían que llevar de aquellas...Imperdonable.
 
Que lo natural es una pose, pero difícil de poner. O algo así.

Yo es que de Wilde no controlo...
 
Yo sólo sé que era maricón y que escribió El retrato de Dorian Gray.
 
Jajajajaja!!! pues ya controlas más que Xabi, por lo visto :))))
 
Una frase muy de Wilde y muy adecuada para describir su ambiente, donde, obviamente, no primaba la naturalidad.
Ni los potorros.
Aunque su señora, madre multípara (como la de Mishima), debía tener buena fronda en los bajos.
Es lo más atractivo de Wilde, sus paradojas.
 
nada mejor que sentarse en pelotas sobre un sillín de moto que ha estado al sol de California
 
Bad mags ?
 
"Bad Mags" tiene las portadas de revista más sugerentes habidas y por haber, pero te deja a 2 velas porque no te deja acceder a su interior...No, esto está sacado de uno del tascheriano libro "Naked as a Jaybird".
 
Cuelgo la foto del sandwich con su permiso Sr. Sin. El pobre Wilde era una bolita de complejos y contracomplejos, mas o menos como todos lo que al pobre le tocó una de las peores epocas en las que se pudo vivir en inglaterra
 
Por cierto viva todo lo peludo!!
 
Donde hay pelo hay alegría.
 
Paca, pille sin permiso mujer, que yo a Taschen tampoco se lo pedí.
Yo tras leer a Dorian tuve una época muy wildeana, de hecho cada vez que leo algo del Oscar...y además, pa que quede claro mi simpatía hacia el gei, fue la segunda tumba que visité en Pere Lachaise, después de la de JIM y antes que la Piaf, Modigliani, Proust etc etc
 
Proust también era gay (de hecho, más gay que el tío Oscar -alguien muy puesto en las intimidades de éste me comentó que, como era de natural gigantesco y voluminoso, siempre era él el activo y poseía a sus escuchimizados amantes a lo Hulk Hogan o a lo Victor Mc Laglen, más o menos como lo debía hacer con su señora multípara-).
En realidad, Proust, por su debilidad física, por su frágil posición social y por su hipersensibilidad a la hora de convertir la ingesta de una magdalena en aporía interminable (Rosa Chacel, con el punto y la aguja de tricot, desarrolla una dilatación de tiempo no menos proustiana en algunas de sus narraciones), me parece más hondamente femenino que Wilde.
Yo creo que el tío Oscar no era una bola de complejos, como dijo don Paquito, sino un ser complejo en sí mismo. Tal vez más que ver con un Ed Wood y sus jerseys de Angora que con lo más unidimensional y convencionalmente gay.
 
Esto de la convencionalidad gay...
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis