viernes, 14 de septiembre de 2007

 

LAWRENCE WELK y EL AÑO DE LA POLKA

"los esquizos dominarán el mundo", dijo el Zurdo, que dijo Deleuze. Por eso, amigos, con el fin de prepararse para ese año cero, les convido a una ración de enfermiza musicalidad. Qué mejor para este menester que The Lawrence Welk Show, un pograma para amantes de...la Polka. El Show duró de 1951 a 1982, tiempo durante el cual el ex-acordeonista Laurence Welk daba paso a las anonadantes actuaciones que allí se daban. Una orquesta y demás asistentes bautizados con el nombre de la Welk Family, eran comandados por el dictatorial y amante de la moral Lawrence Welk quien tenía la facultad para despedir a quien se le pusiese farruco. Así, este viejuno señor, te podía largar ya fuese por llevar unos pantalones ceñidos de más (nada que ver con lo que se le supone a un buen ciudadano americano) o, por proclamar que te has comprado el Rubber Soul de Los Beatles. De ese guisa, un día, Welk decidió mostrarle la puerta de salida a una tal Alice, cámara del programa. Con todo cientos de cartas enviadas a la ABC consiguieron que la tal Alice fuera aceptada de nuevo en el plató. Las disputas no cesaron ahí sino todo lo contrario, casi siempre debidas a la diferencia de opiniones entre los empleados y el propio Welk siempre aferrado a sus viejunos hits de los años 30, a sus canciones patrióticas, e himnos ultra-religiosos. Para empeorar las cosas a Welk la cadena rival CBS lanzó El Show de Ed Sullivan que por supuesto recogió el amplio abanico de jóvenes espectadores con actuaciones que iban desde los Rolling Stones a The Doors. Solo a partir de los años 70 Welk se abrió un poco hacia la modernidad ¿Como? pues poniendo los entonces ya viejos éxitos de los años 50 y 60.

un chou para mantener a la familia unida.

Presentadores canosos de blanca y forzada sonrisa, de esos de los que Lynch haría muy buen uso para traumatizar al personal...bailoteos mongolos, vestuario de lo más jarl! que puedas imáginar, y señoritas "happy american way of life" que uno imagina ocupando el lugar que antaño ocupara Maude en el corasao de Flanders...así era el hito catódico de marras. Y es que si dicen que Ian Curtis se ahorcó tras ver Stroszek, tras ver todo esto la verdadera historia debería ser bien distinta: el frontman de Joy Division empezó a sentir serios síntomas de depresión una noche en que por error sintonizó el programa en cuestión...Fue años después que viendo la mencionada Stroszek decidió colgarse de la viga de su salón, y todo porque la gallina de los créditos finales del film de Herzog le recordaba poderósamente al Chicken Dance, un baile profusamente tratado en el pograma de Lawrence Welk...Digo yo.

La modelnidad se abre paso.





POR ULTIMO,COMO NO, UN POCO DE PUBLICIDAD: EL 25 GRANDES HITS.

Etiquetas: , , ,


Comments:
Me molan este tipo de post, gallega
 
Es tremendo. La polka es un género maravilloso. Yo lo tengo como uno de mis favoritos en mi perfil de Blogger, desde hace años.
 
Un baile que transmite buen rollo, cuando no es a través del programa de Welk...Para bailar alcoholizado junto a turgentes polacas casaderas en una campechana fiesta. Fue de hecho una campesina la que lo inventó. Algún día aprenderé a bailar polkas, y tal vez hasta suba el resultado al yutube.
 
Ciertamente hay algo estremecedor y deshumanizado en esos seres aparentemente humanos que dicen y hacen cosas absurdas al ritmo de musiquillas hipnóticas.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis