viernes, 28 de septiembre de 2007

 

Use Your Eyes



1960s Police Drug Training Movie



Y lo bien que se lo pasaron en el rodaje...

Etiquetas: , ,


Comments:
Se nota que nunca han sido país productor... ¡¡¡100 $ esa mierda piedra costo que 40 años después cuesta 20 €!!! Qué pringaos...
 
joder, y encima apaleao del malo, hace falta un soplete de acetileno...
 
Como se nota que hay resaca los findes, que nadie comenta nada y todo va de drogaina.
 
Pues aplícate el cuento, pedazo de hijo de puta...
 
Ya estoy fumao, moro mierda.
 
osama os ama
 
Todos sabemos que si en matemáticas multiplicas menos por menos el resultado es más. La aparente incongruencia de tal aforismo se revela en toda su plenitud de convencionalismo, si lo extrapolamos al mundo de la Filatelia y la Historia Postal.

Si aceptamos que toda falsificación tiene un valor negativo, entonces la falsificación de una falsificación multiplica este valor negativo inicial. O sea que su resultado debería ser positivo y por ello deberíamos obtener una pieza auténtica. Ya sé que estoy realizando una forzada e interesada interpretación en este ejercicio de juego literario. Pero mi pretensión no es confundir, sino que todos podamos introducirnos amablemente en el caso que presento en este escrito.

Si un sello Falso Postal sufre una manipulación, ¿cual es el resultado?. Es posible que en primera instancia se haya conseguido la imposible aplicación del menos por menos en la filatelia, con la obtención por parte del falsario de un pingüe beneficio. Pero ¿qué sucede si profundizamos en el estudio sobre la autenticidad de esta interesante misiva?.



Veamos la Fig. 1. Se trata de una carta fechada en Madrid el 27 de Mayo de 1855, franqueada con un Falso Postal del Tipo 43-I de mi nueva clasificación (Guía Catálogo de FALSOS POSTALES - año 1986). Aparentemente es auténtica porque el matasellos parrilla parece encajar entre el sello y el papel del frontal.

Sin embargo observamos que la 'debilidad' en el color del sello da a éste una apariencia sospechosa de haber sido lavado químicamente. No es posible que éste resista la menor comparación con otros sellos también Falsos Postales de la misma procedencia. Luego: ¿podría estar sucio el sello y haber sido despegado para su limpieza?. Podría. Pero ya es un primer indicio sospechoso.

Otra cosa. Fijémonos en la fecha: 27 Mayo 1855, que no llega a los dos meses de la puesta en circulación del sello original. Todos los sellos o cartas que han pasado por mis manos de este F.P. son de Octubre de 1855 en adelante. Sin ser muy abundantes, sí que puedo afirmar que no conozco ninguno circulado con anterioridad. ¿Conozco todo?. Rotundamente no; en filatelia (Historia Postal) nadie tiene el conocimiento absoluto, frase que no es la primera vez que pronuncio. Pero ya es un segundo indicio sospechoso.

Hasta ahí hemos llegado y así ha quedado esta pieza en una nebulosa de sospechas que ha perdurado años y años.

Pero en su momento cayó en mis manos un pequeño archivo de reproducciones de piezas antiguas. Entre ellas apareció una malísima copia en blanco y negro del sello que podemos ver en la Fig. 2.



Se trata ni más ni menos que del mismo sello que franquea la misiva sospechosa, sin el ropaje de la misma.

Pues ya está. Ya tengo la prueba contundente de que en Filatelia (Historia Postal) no es verdad que 'menos (el falso postal) por menos (el montaje) den por resultado más (valor)'. O sea que el actual propietario del ejemplar debe resignarse porque ¿a quien va a reclamar después que el tiempo transcurrido ha borrado ya toda huella de su procedencia?.

No somos nada (ahora, pero les podremos).
 
tulto estampita tulto estampita tulto estampita tulto estampita tulto estampita
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis