domingo, 7 de octubre de 2007

 

Ídolos Pegamin: Antonio "El Mago" Esfandiari



Este post no es sino un monumento a Antonio Esfandiari, un nuevo ídolo, un maestro, un reflejo para todos nosotros, un hombre hecho a sí mismo, un luchador, un ejemplo de perseverancia y dedicación, un titán.

Antonio "El Mago" Esfandiari fue alumbrado en Teherán, Irán, en 1978, y bautizado como Amir. Emigró con su familia a California a la edad de nueve años, y pronto se interesó por la prestidigitación y los trucos de cartas, hasta convertirse en un mago profesional con sólo 19 años, y posteriormente en un experto jugador de póker que lleva amasada una fortuna de más de 3 millones de dólares sólo en premios. Pero dejemos que sean otros quienes nos relaten su ascenso a la gloria, ya que he encontrado una semblanza biográfica que entenderán incluso nuestros lectores menos espabilados, y mis palabras sobran:

Debido implacable a embromar él consiguió de sus classmates, él cambió su nombre de Amir a Antonio. Era después de High School secundaria que Antonio consiguió su fascinación en magia. Era un truco de tarjeta simple en el cual el mago pidió que Antonio participara; escogió una tarjeta y el mago escogió la tarjeta exacta de la cubierta. Cogió el interés de Antonio así que él compró una cubierta de tarjetas de un almacén mágico y comenzó a practicar sus propios trucos de tarjeta.

Antonio practicado y resuelto en sus habilidades en varios trucos mágicos. Cuando él era 19, él trabajó como camarero por horas en un restaurante mientras que atendía a la universidad. Era el mismo tiempo que él hacía mago brillante y para entretener a sus clientes él haría algunos trucos mágicos. Él podía convencer a su jefe permita que él trabaje sus trucos mágicos para entretener a todos los clientes del restaurante. Él decidía parar la universidad y optó trabajar como mago a tiempo completo con los gigs en los acontecimientos y los partidos.

Era un compañero de cuarto que lo introdujo al juego. Él marcó con etiqueta junto con su amigo, sin embargo, el póker nunca jugado de Antonio en su vida y él era su primera vez en un casino también. Él perdió rápidamente pero no disuadió la fascinación que él tenía para el juego. Cuando él consiguió casero, él comenzó a leer y a investigar sobre el póker.

Deseando conseguir sus manos en el póker de nuevo, Antonio ahorró bastante bankroll y lo trajo a Las Vegas. Él perdió todo el $ 20.000 que él ahorró en algunos de los acontecimientos en la serie de mundo de póker y de otros juegos del dinero. Él se volvió a California con un bolsillo vacío pero todavía se determinó de trabajar sus habilidades del póker y su bankroll de nuevo. Eventual, Antonio podía golpear el viaje del póker del mundo con su valor newfound del póker.

Las favorables realizaciones del póker de Antonio Esfandiari incluyen: 3ro lugar en el acontecimiento de las acometidas del oro del viaje 2002 del póker del mundo con el desembolso de $ 44.000; hecho le a 2 tablas finales del viaje 2004 del póker del mundo con casi $ 1.4 millones en premio; 6to lugar en el viaje 2004 del póker del mundo por invitación.


Como habéis podido comprobar, es la de Antonio una carrera meteórica hacia el éxito y la gloria, impulsada por un olfato ganador y una inteligencia práctica sabiamente aprovechada. Mientras nosotros dedicamos 40 horas semanales a navegar por blogs horripilantes, a discutir sobre zombies en foros y a descargar marranadas, Antonio estudia cuidadosamente los entresijos del juego, y mientras desayuna revienta bancas online con una mano y con la otra hace trucos de magia a los niños, sentado en su sillón de oro macizo de Las Vegas.

Pero si a mí me fascina la carrera de Antonio no es por su dinero, ni por su destreza con las cartas, ni por su facilidad para desplumar primos en Las Vegas. El dato más interesante de la biografía de este millonario iraní con cara de pie lo conocimos hace apenas dos semanas, cuando alguien filtró la siguiente noticia, y destapó otra de las actividades lúdicas favoritas de nuestro héroe:

Mientras su carrera pasa por un breve reprís antes de cobrar fuerza de nuevo, la conocida actriz y vedette Pamela Anderson realiza un viaje relámpago a Las Vegas, de incógnito, con la intención de ganarse esas perras que el destino le niega ultimamente. Sin embargo, se le va la mano y contrae en un casino una deuda de 253.000 machacantes. Abrumada y desesperada, siete vodkas más tarde Pamela está a punto de hacer cualquier tontería en los retretes del casino, cuando de repente una misteriosa y desgarbada figura se le aproxima por detrás y le dice que no se preocupe, que su deuda será cancelada automáticamente en un par de horas, en cuanto Pamela se vista y abandone el dormitorio del misterioso caballero.

La propia Pamela relató a la prensa la noticia muy contenta, por supuesto con la deuda cancelada y la ropa puesta. Y a pesar de su discreción y su silencio, en pocas horas todos los crupiers de la zona sabían que ese filántropo pichabrava que había reventado otra banca y de paso a una rubia platino no era otro que nuestro amigo Antonio, el galán de las manos rápidas, el Tamariz del póker.

¿Para qué querría uno tantos millones si no? Antonio, te queremos.

Etiquetas: , ,


Comments:
Un jefe, un crack, un ídolo, un monstruo, un moro que se ha dejado de estupideces islámicas y ha aprendido que con un par de juegos de manos y engañando a los idiotas cristianos, te puedes hacer rico y follarte a la rubia tonta con la que se cascan pajas hasta los buenos católicos.

He visto el futuro y es un árabe con cara de panolí barajando cartas mientras una rubia platino siliconada se la chupa.

Bueno, en realidad no es el futuro. En realidad es lo de siempre.
 
jajaja
 
Un post cojonudo, Frunete...me he descojonado y agradezco sobremanera el texto en esperanto que nos ofreces por cortesía del google translator
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis