martes, 20 de noviembre de 2007

 

Cómo acabar de una vez por todas con la cultura


Podría ser el subtítulo del Pegamin, pero no. Es el título de un libro del judiazo más prolífico de nuestros días. Una risera de libro. Si no te quieres gastar los 8 pavos que vale en cualquier librería (ya hay que ser tacaño, hijo de puta, seguro que eres judío y/o catalán), aquí lo tienes en formato PDF.

Recuerdo mi reacción a una observación
típicamente luminosa de Kierkegaard: «Semejante
relación, que se relaciona con su propio ser (es decir,
un ser), debe haberse constituido a sí misma, o ha
sido constituida por otra». El concepto me arrancó
lágrimas de los ojos. ¡Dios santo, pensé, ser tan
inteligente! (Soy un hombre con dificultades para escribir
dos frases coherentes sobre «Un día en el
zoo».) La verdad es que el pasaje me resultó totalmente
incomprensible, pero ¿qué más da si Kierkegaard
se lo había pasado bien?

Etiquetas: , , ,


Comments:
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Søren Kierkegaard brrr... que yuyu
 
Hay mucho hijo de puta ahí fuera, pero no soy uno de ellos, yo solo sé lanzar rayos, dejar huellas, mover cuellos. Una misión que comenzó con una clara decisión, que hoy son 5 los que vienen con la precisión; de los que saben que no saben fallar, de los q no saben callar, de los q no saben llevar collar. Vuelvo a brillar, a llegar y mostrar mi audacia, mientras torpes que quieren triunfar, tiran de farmacia
 
Si es que hasta un judiazo como el bueno -y quemao, muy quemao- de Woody sabe que el amigo Goebbels tenía razón: ante la cultura, pistola en ristre.

Maldito pensamiento libre y original, cuánto mal has hecho a nuestros jóvenes...
 
claro que sí! ahora solo falta que entre Millán Astray, tire de fusca y flipemos todos
 
Millancito, no te ofusques
 
"Maldito pensamiento libre y original, cuánto mal has hecho a nuestros jóvenes..."

No será el tuyo, pedazo de trozo de cacho de caricatura.
 
Pues, querido troll, eso lo dices porque no tienes el gustazo de conocerme en persona, en acción.

Memorable, fresquísima y originalísima mi versión de Hamlet, en la que Claudio eyacula lefa ponzoñosa en el oído de su hermano, el rey Hamlet. En realidad al rey se la suda, le mola; pero esa misma noche trinca un pedo tremebundo a base de Larios a pelo, fruto del cual apaliza a la reina Gertrudis y sodomiza al joven Hamlet, para luego morir empalado por un nabo ruandés de venas como maromas de navío británico. La crítica me aclamó...

Pero bueno, enre tú y yo. Un poco basada en tu miserable vida familiar de adolescente adicto a las colas industriales sí que está, gilipollas.
 
De Woody Allen pasamos a una versión sadogay de Hamlet en siete comentarios... insuperable.
 
Joder...tenemos ya un nivel de trolls que no solo meten caña a los de la casa si no que arremeten contra los simpatizantes...
 
Son como chuchos mestizos de consanguineidad de generaciones: huelen el esmegma de cualquier macho superior, y a frotarse contra su pantorrilla, jadeando aliento de coprofagias clandestinas. Les da igual que sea al amo que a una visita. Pero vamos, que a mí no me molestan, no sufra usted por el bicho, que yo me sé manejar.
 
Mi capítulo favorito (ya lo dije en el blog de Fruno, para mortificación de éste) es el dedicado al mimo.
Extracto una parrafada maestra:

"Por último, el mimo empezó a soplar vidrio. O bien soplaba vidrio, o bien ponía inyecciones intravenosas a un equipo de fútbol. Parecía un equipo de fútbol, pero podría haber sido un coro de hombres (o una máquina diatérmica), también podría estar disecando un coro de cualquiera de esos cuadrúpedos inmensos, ya inexistentes, frecuentemente anfibios, pero por lo general herbívoros, cuyos restos fosilizados han sido encontrados en la región más septentrional del Artico."
 
Los mimos son los trolls del mundo exterior, una raza de alienígenas invasores con leotardos cagados que no conocen el miedo, la vergüenza ni la dignidad, con la misión de convertirnos a todos en peña como la que escribe las cartas al director del ABC. Los trolls del Pegamín son sus retoños oscuros, etéreos y sin forma física estable, surgidos de la pasión contra natura de los mimos de follarse un melón previamente expuesto al sol.
 
Hay monjes en la calle a quienes les ofrecen hachis
viviendo en su ignorancia ignoran
que esa gente tienen un buen fin en fin,
los monjes siguen sonrientes sin perder su rumbo
y uno de ellos le contesta yo no fumo no consumo
yo no zumbo con eso que tira humo
servir a los demas es la meta mas grande
otros se sirven a ellos mismos y a la meta llegaran mas tarde
 
A mí con los mimos también me pasa que no los comprendo. Pero más que no entender sus acciones no entiendo que a la gente les pueda gustar semejante soplapollez. Marcel Marceau seguramente sea el mayor pufo "artístico" de la historia. Seguido de cerca por Charlie Rivel, su puta silla y sus patéticos lloros.
 
jajaajaajajajaja!!!! joder, esto es la hostia...os quiero a todos
 
Joder esto es una maravilla... me encuentro a todos los pegamines en medio de una sesuda discusion, hablando ni mas ni menos que de Olé Lund Kikergard, verdadero icono de la postmodernidad y que ha pasado a la historia por ser el inventor del Café Olé.

Para ser nórdico Olé era muy ingenioso... algo tendria que hacer para ligarse a las suecas, que como todos sabemos, se pirran por los chulosdeplaya en tanga y los inventores de bebidas excitantes. Olé! Manifiestate y dinos la clave!
 
Fruno nos va a matar, sobre todo a ti, number...
 
la invasión alien compuesta por mimos, payasos y ventrilocuos, y que en verdad pretendía desestabilizar aun más el planeta acabó en fracaso y sus miembros descomponiéndose mental y genéticamente en la más desorbitante degeneración habida y por haber...Ahí está atestiguándolo el film "Clowns" de Fellini -el film más bizarro de la historia.
Pero también es curioso como algunos de ellos tuvieron la suficiente fortaleza para metabolizarse, de inmiscuirse en puestos de poder cual body snatchers...Bowie por ejemplo que lo primero de todo fue mimo de la mano de Lindsay Kemp, pero que dado el poco éxito de su vil tentativa decidió que era mejor dedicarse a tareas menos invasivas ...y ahí lo tenéis bien casado y con el mundo a sus pies...Sin embargo hay otros ejemplos que no dejan de resultar inquientantes, como el ex-ventrilocuo Jose Luis Moreno y el ex-clown Milikito...que desde sus respectivos puestos de poder están ideando un nuevo plan para hacerse con el control de la Humanidad...Y de esta no nos salva ni Bin Ladem
 
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis