domingo, 11 de noviembre de 2007

 

Minutos musicales


T-Rex - 20Th Century Boy

Comments:
Minutos supremos.
 
Viendo a Bolan comprende uno el concepto "rockstar"
 
Que pedazo de tema!!
 
Hay una versión fantástica por Placebo en el disco extra "Covers". Aquí va en directo con Bowie.
 
salen tocándola en "velvet goldmine", la película
favorita de la hermana del Julai. a mí de T.Rex las que más me gustan ahora mismo son "monolith" y "chariot choogle".
 
Me toca la patata.

Eso es que me mola, dinosaurios dialécticos.
 
Yo me hice poco antes de que el verano eclosionase una megaescucha de Bolan, desde sus comienzos con JOHN'S CHILDREN, pasando por la etapa gnómica y acústica (de la que tanto chupó el primer Sisa) hasta llegar a su cumbre (THE SLIDER, ELECTRIC WARRIOR, o singles sueltos como este que nos regala DJ o CHILDREN OF THE REVOLUTION -jamás la palabra "revolución" ha tenido más sentido en una canción-) y posterior declive (un declive elegante, con momentos todavía brillantes como aquel melancólico PAIN AND LOVE o el duet con su señora de aquel clásico que Danny Daniel y Donna Hightower habían semiplagiado dos o tres años antes en EL VALS DE LAS MARIPOSAS).
La diferencia entre el glam y la mariconada, sobre la que ya diserté en su momento en el blog de Fruno: el glam trasciende límites, abre puertas y polimorfiza la perversión convirtiendo a un señor bajito y risible fuera de su contexto en un dios (tal vez su pasado mímico le ayudase a crearse esa imagen tan potente -aunque no soporto el mimo como actividad per se, puedo admitir su posible utilidad como disciplina para pulir y perfeccionar la presencia escénica en general-). Todo lo contrario de lo que ocurre hoy con el machismo heterosexual al revés en que se ha convertido el asunto, tan cerril como sus perseguidores en su regodeo de tópicos y estereotipos, y que en vez de dar gente tan maravillosa como Bolan da tertulianos de telebasura o castratos gordinflas de esos que nos repeluznan tanto a Luigi, a Fruno y a mí.
 
Pero es en el glam, únicamente, donde se da esa transformación tan espectacular...porque en su pseudorenacimiento, la escena sleazy angelina de los 80, no hubo dioses, ni tan siquiera semidioses, si no drogadictos anoréxicos, nada ambigüos, y pintamonas...un quiero y no puedo...


...ahora seguro que me sale un forofo de los Motley Crüe diciendo que lo mismo dan un Bowie o un Bolan que un Tommy Lee o un Brett Anderson y sintiéndolo mucho me voy a tener que cagar en las muelas de su puta madre...
 
¿Tommy Lee no era ese contratado por Sardá para que se la chupase a la vigilanta de la playa ante los grititos antilúbricos del enano Galindo?
Si eso es el renacimiento del glam, en efecto, no hay color.
 
Tommy Lee, batería de Mötley Crüe, sex symbol para la tetuda cantante Alaska, follador impenitente, marido golfo de Pamela Anderson, prototipo del cock rocker y con una polla como un chorizo de cantimpalo...lo de Sardá lo desconozco pero no me extrañaría
 
En los comienzos de CM (la única etapa en que vi aquello -más que nada por Mariano Mariano-) sacaban una y otra vez un clip de Candy Caramelo y Tommy Lee felando en un yate no recuerdo quién a quién (la Pamela siempre me pareció un señor operado).
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis