viernes, 21 de marzo de 2008

 

La mujer como elemento indispensable para la respiración

Etiquetas:


Comments:
Sólo recordaré una cosa. Jardiel es mi poción mágica. EL LIBRO DEL CONVALECIENTE (lo diré por enésima vez -en honor a esos trolls que me llevan la cuenta de mis bucles melancólicos-) fue el primer libro que leí en mi vida. Por supuesto, mientras convalecía.
 
yo ese le encontré muy al final de mi itinerario jardielesco. Comencé con las cuatro novelas y el de la foto. Eso sí con 12 años ya los había leído todos (lo que seguramente tuvo que valerme de mucho)
 
i las putas en volas? ke ai k desirlo to kopon.
 
¿le valen las once mil vírgenes, mesié gonokoko?
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis