miércoles, 30 de abril de 2008

 

anuncios

Estoy muy feliz con la doble irrupción de HOUSE: episodios nuevos (con promesa de retorno -según comentó alguien aquí- de la Zorra Implacable, mi chica favorita de la serie junto con Cameron) y anuncios de tónica.
De pronto, he recordado cómo en los 80 SCHWEPPES dio su primera gran campanada publicitaria con aquella magnífica serie encabezada por el francés Bernard Le Coq, ya abocado hasta su muerte a ser EL HOMBRE DE LA TONICA.
De nuevo volveré a pararme ante un spot tras años de masivo zapeo y huida de la hidra publicitaria. Creo que en los últimos tiempos sólo he seguido ese de café expresso con Clooney (al que me aficionó la osita -al anuncio, no al café: es curioso que mis spots preferidos sean de productos que no me gustan como la tónica, el café o la MIRINDA - con aquel spot del 76 con el teleñeco tragamirindas, parodia del monstruo de las galletas, que yo visionaba en pleno éxtasis de adicción a los peluches de SESAMO ST-).
Por aquellos mediados 70 también recuerdo uno con Fernando Fernán-Gómez y Manuel Aleixandre que me causaba una especial delicia cuando el primero le espetaba al segundo un rotundo "¡DESGRACIAOOOO!" preludio de exabruptos posteriores en la vida real. No logro fijar lo que anunciaban (¿prendas de abrigo? ¿una estufa? algo relacionado con combatir el frío...). En el fanzine KAKA DE LUXE hice un pequeño homenaje a ese spot en una viñeta bastante enrevesada.
La verdad es que hay tantos anuncios entrañables... La neumática Silvia Aguilar también alegró aquellos 70 en una serie promocional de algún producto de higiene íntima que dirigió Armiñán y donde, paradójicamente, pudo ejercer su talento como actriz mejor que en muchas de sus películas donde sólo se le exigía mostrar chicha y punto.
Hoy la publicidad es reflejo de un entorno que cada día me resulta más repelente y ha perdido su encanto para adquirir ominosas auras de antiutopía. Son raros los spots que nos devuelvan a aquellos clásicos del pasado, que nos seduzcan con un minuto o minuto y medio más grandes que la vida...













Comments:
los publicistas hacen zapping al revés, cuando se acaban los anuncios cambian de canal buscando más. A mí me ha pasado algo parecido en alguna ocasión cuando tenía al hijo delante de la tele y sólo echaban chochos y hostias en todos los canales... ¡a buscar anuncios!

Hace poco surgió una moda, que parece no haber cuajado, de spots misteriosos que no se sabía por dónde cojerlos, como aquella señora que heredaba cuando el marido palmaba. La gente se preguntan entre ellos qué significa el comercial y así gracias al boca-oreja consiguen que se hable del anuncio aunque no tanto de el producto anunciado. A veces pasa: el anuncio se come la marca, la gente lo recuerda pero no sabe que anunciaban concretamente. El spot es muy bueno pero hay que retirarlo. Se siente
 
Malos tiempos para la trollírica.
Menuda se la gastan los New Gods.
 
Como debe ser japutona, como debe ser.
 
You're fired, cachoperra
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis