viernes, 13 de junio de 2008

 

Como a un santo dos pistolas (8.1): Especial Obesos

Al otro lado del espejo, lejos de esos dioses del R'N'R esbeltos y estilosos a lo Robert Plant se encuentra una galaxia habitada por músicos gordos y sudorosos, con tesorillos entre los pliegues, y que huelen a cuco. Los reconocerás porque:

a) nunca salen enteros en las fotos promocionales
b) prefieren hacerse un largo en un pote gallego que castigar a una groupie
c) a veces se han noqueado a sí mismos con sus propias tetas al saltar sobre el escenario.


Seres que, contra todo pronóstico, se han hecho un (gran) hueco en el show-bussiness, son temidos por los acérrimos fans que ocupan las primeras filas y cuyas peticiones en materia de tentempiés han arruinado a más de un promotor.


Bienvenidos al lado adiposo del show-bussiness.




Buster "Fatty" Bloodvessel, de Bad Manners


Un skinhead que parecen tres y cuyas mayores aficiones parecen ser: el ska, las chuches y la carne roja (no necesariamente por ese orden). El nombre verdadero de este ternerito es Douglas Trendle y leo por ahí que padece obesidad mórbida aunque, si la memoria no me falla, en tiempos no estaba tan tremendo. Mucho me temo que ha debido comerse al resto del grupo y, tal vez, a algún otro grupo de su discográfica.



Lejos de suponerle un handicap o acomplejarse, nuestro Buster siempre ha hecho de la gordura, los michelos y el hambre atroz, la bandera de los Bad Manners, creando un leit motiv que es marca de la casa: dedicando canciones "a toda la gente gorda", haciendo el gordinflón en portadas de discos y fotos promocionales o directas alusiones en el título de sus canciones y discos: "Lip up Fatty", "Fat Sound" o "Eat the beat"...me pone especialmente nervioso "My girl lollipop" imaginando a un Douglas con bajón de glucosa lamiendo a su pobre novia como esos leones que se ponen cariñosos con los antílopes agonizantes...y es que esa es otra: la lengua de Bloodvessel. No se ha visto, desde Gene Simmons de Kiss, otro músico que tenga tanta querencia por sacar la lengua...y qué lengua, primo: que lame un bacalao y lo deja soso. Una lengua como él: gorda, hiperbólica, sudorosa, ansiosa de carbohidratos...y todo a ritmo de ska machacón, de Two Tone.

Su madre y su abuela dirían que está "fuerte"



No es que no te ajunte, es que no puede cerrar la boca



Lo raro es que lejos de ser un trozo de carne con ojos, sedentario y abúlico Fatty Bloodvessel es un verdadero espectáculo en directo: saltando, bailando, enseñando la lengua, dando risotadas y sin parar de moverse, como un maníaco. Gracias a Dios, los escenarios están diseñados para aguantar presiones tremendas y las Doc Martens cumplen con su bien ganada fama de calzado resistente.


Sube llena,
baja vacía,
y si no se da prisa,
la sopa se enfría,
(La cuchara)









Bad Manners - Lip Up Fatty

Etiquetas: , ,


Comments:
Jajaja la hora gorda le llego al pegamin, ole sus gónadas Don julito!!
 
"Pollo asao-asao-asao-asao con ensalada"

Jajajajajaja!!!!!!!!! Y de postre, niño. O enano.
 
Grandioso el video en el que sale impersonando a Henry VIII http://www.youtube.com/watch?v=au8PhQ87cFw
 
Nabo!!! que se la coma Bloodvessel!!!
cabestro, que es usted un cabestro
 
Menudo filón: los gordos del pop...esto va a ser un no parar
 
Buster ha engordado, se le nota en los brazos
 
Tenemos un público difícil, hoy
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis