domingo, 17 de mayo de 2009

 

Inconfesiones Pegamín: Las Rosas de Piedra




Si los demás Pegamines son de punk, de hard rock trullero, de pub sound alcoholico y con sabor a cenicero, de glam celebrable y de otros payorrobotismos más impronunciables, que (no seré yo el que lo niegue) sustentan los cimientos del zeitgeist pegamin, hay un lamento que corre por mis venas con el que quizás el gran público pegamín no esté familiarizado.

Quizás esta reivindicación no sirva como acto exculpatorio, quizás tampoco sirva como apertura de nuevas fronteras, pero he de confesarles una cosa bastante seria: Yo amé la música de los 90. Y que, aunque me hayan gustado otros tantos estilos y formas, de donde vengo, en donde me veo, es en los movimientos espásticos de las no-estrellas de los primeros 90.

Trip-hop, acid, grunge, drum'n'bass, el primer brit-pop, punk-funk, punkcore y el primer chandal-metal... todos los grupos que acabaron saliendo en la MTv y que mataron la música de puretas, el Kurtcobainismo... Los culpables del caos actual dirán algunos. Pues si. Aparte de otras cosas, la generación perdida de los 90 mató la música. Molaban un puto huevo. No podías creerte estar más en otra órbita oyendo a los Stone Temple Pilots, mientras tus compañeras de clase disfrutaban de Ace of Base o temas como "What is Love?". Porque entonces no había internet y solo tenía el que quería tener.

Y mientras todos llevaban unas Dc. Martens, yo llevaba unas Airwalk, mientras todos llevaban pantalones de pitillo, el que molaba de verdad llevaba unos pantalones anchos de surfer y una camiseta XL con desteñido laser, años antes de que todo el mundo fuese así y el rollo dejase de molar. Así éramos los modernos, nos rulabamos la "Trasher" y reeditabamos escenas de "Kids", mientras fumábamos costo apaleao y esnifábamos speed rosa y pillábamos cuartos de gatopardos o de panoramix, y la gente te decía que eras un hippy de ahora y que oías una música de mierda, y ya sabías que no tenían ni puta idea, esas voces de un pasado agonizante, cuyas nenas te miraban con ojitos a sus espaldas porque sabían que tu estabas navegando en otra órbita electrónica donde todo se movía mucho más rápido.


Aunque la mayoría no sabíamos de que íbamos en realidad, pero que era más real que cualquier otra cosa, había algunos que leíamos las letras y tocábamos las canciones y en todo ello había un significado, y todavía no lo entiendo, pero sé que hemos visto las consecuencias de ese significado. Quizás nadie lo vió así, pero esos tios en camiseta no eran más que los bluesman de la época, y todos los grupos perdidos que nadie oía pero que fueron la época en sí, eran la prueba de que la música era mentira y que tenían que destruirla con canciones de puta madre para que nunca pasara nada más. Los auténticos post-punk. Los Stone Roses, por ejemplo, del pueblo de los Joy Division, se formaron siguiendo sus pasos. Y a lo mejor fueron profetas y nunca nos hemos dado cuenta.

Comments:
Sí, molabas mucho...y sigues molando cantidá
 
"You" wanna be adored...
Jua jua.
En el páramo del tramo final de mi EGB oía yo a estos Señores; los grunchitos se metían conmigo, lo que ahí se conoce por canis, en su variedad isleña, se metían conmigo, los jebis se metían conmigo... perra, apaleado, y con gustos de alien.

Aquí lo jebi no contemplaba demasiado a los clásicos y el grunge no se asomaba mas allá de Pearl Jam y Nirvana, que gustándome mucho, no fueron los únicos.

Qué tiempos, qué caneos!!
 
Por suerte se llamaba grunge solo a Pearl Jam o Nirvana, que yo recuerde.

De ese rollo, para mí lo mejor era Nirvana, Soundgarden y los más de lo más: Alice in Chains. Y también incluía en aquella época, en el mismo cajón a los Smashing Pumpkins de cuando "siamese dream", luego después ya fueron una mierda cuando el tío se quedo calvo y se hizo raro y no sé si se fué también la bajista yonki o algo.


Por cierto, y no lo he señalado, lo que odiaba y mucho, era el indie español, subterfuge y lo que no era subterfuge. Aquello era muy apestoso y su rollo muy necio. Era un sucedaneo de colegio alemán, de cutrimongui sin garra, y además hizo que mucho del rollo tuviera mal nombre en este pais. Como mucho los Planetas, y ni aún pillaron bien de qué iba el baile. Y es que, para mí, los grupos de los primeros 90 eran la punta del iceberg de todos los grupos perdidos de los 80, que se los tragó el new romantic, la new wave y todo eso.

Fijate que ni los listos del MB se percataron en su día de qué iba el rollo, ni lo han hecho hasta hoy, todavía querían ver en los subterfugios una reeditación de los grupos de su primera adolescencia. Fijate tu que hasta Alaska, por unos momentos, ahí estuvo más viva que nadie, que algo si que parecía enterarse (aunque ya después se sumieron en el cataclismo absoluto) y tiró más hacia lo que pasaba en Inglaterra (normal, por otra parte, ya que su truco favorito siempre ha sido el viaje a Londres) que al rollito chungo de carlitos & cia.

Y eso que los grupos del principio no estaban tan mal, pero la evolución que tuvieron, madre, de cabeza al puto abismo. De cada casa lo puto peor. Fueron los mejores contribuyentes al éxito de la nada entre la juventud, que (perdón por el tópico) dio el salto de los 80 al año 2000 sin término medio, y claro, hostión.
 
Buff Hubo mucho grunge que no llego a ser canónico (por otra parte muy coherente con el espíritu del estilo), hay cosas de la new wave muy interesantes, toda la deriva synth y sus variantes, y la influencia que eso tuvo después en el indie rock inglés no de los ochenta sino a entrados en los noventa.
Si bien estaría solo parcialmente de acuerdo contigo en que las consecuencias en españa fueron más o menos deplorables, también es valorable lo mal hecho, el encanto grupi y cutre no se lo quita nadie y hay cosas hechas aquí muy interesantes. Tanto por exceso como por total defecto. La necedad tiene su encanto si una se lo sabe ver.

Pero si
 
Para mi gusto, quitando Fangoria en ese momento que tuvieron y Los Planetas, todo lo español es apestosísimo. Puede tener valor cómico unos Australian Blonde o los Sexy Sadie, que no recuerdo si eran esos notas que parecía que les pesaban las guitarras.

Pero, aparte, esteticamente eran tremebundos y como haciéndose los introvertidos todo el puto rato (que puta mania con la introversión, ni el puto Kurt Cobain iba de introvertido).
 
Te honra y te hace grande tu confesión, benputisima. Yo a quien odio con toda la mala baba y bilis que puedo generar es al bujarrón de disco grande... que ascazo más grande ese rollo indiepollas.
 
Que malo es usted Sr. Benputa. Estoy con uste en eso de que Fangoria estaban bastante bien en esa época, pero es que como usted dice doña Olvido es muy lista... ejem una ha visto la progresiva caída en ese pastiche kitsch sin propósito totalmente delicioso por lo terrible pero por lo que yo sé en los ochenta hubo mucho, y muy divertido y procaz y gente con ganas de dejarse penetrar por todo lo que venía de fuera, quizá ese es el problema que yo le veo al panorama de siempre antes y ahora, la falta de ideas de genesis e historia propia, quizá fuera el contexto que no daba para más. Pero en mi caso creo que puedo encontrarle el punto a casi cualquier cosa sea del rollo que sea.
Lo de las mascaradas y las identidades de escena no le pone? a mi me subyuga.
 
Si, me gusta el teatrillo, claro, pero igual que todo, hay teatrillo chungo y hay teatrillo guapo. Es muy fácil, por ejemplo Bowie es bueno pero Boy George es risible.

Bueno, es evidente, ¿no?. A pesar de que tengo una tendencia más folk al tío o la tía auténtica, ahí dándo todo lo que lleva dentro, lleno de licor y de rabia, tambien me gusta la performancia teatrical, que diría el otro.

La mariconada no, eso si que no, que te veo venir.
 
Pero estará conmigo en que la mariconada como cualquier otra cosa se puede llevar en las tripas y que hay cosas malas que nos permiten hacer buenas semblanzas de aquello de donde toda manifestación artística emana, un lugar, un momento, unas componendas ideológicas, cristalizaciónes de cuestiones colectivas... en suma.
 
la mariconada no se lleva en las tripas, se lleva en el orto, si no no sería mariconada
 
a morrissey le sale muy bien lo suyo, aunque el úlytimo disco ya...
 
Sr. Benavente, el orto es el tramo final de las tripas. me da a mí que está usted confuso...
 
PacoclavelbarraDivine dijo...
Sr. Benavente, el orto es el tramo final de las tripas. me da a mí que está usted confuso


revientale el orto,veras como se entera de donde esta situado....jeje
 
sí, benpu, tú eres "el máquina total"

yo una vez fui rastafari adolescente, pero sin trenzas del terror
 
benavente, ¿vas a saber tú más de ortos que el maestro clavel? humíllate y pide perdón por tu osadía
 
la historia de un acomodador conosido como el hombre de cuero que es de asendencia latina y va a bailar a la discoteca, estas son solo algunas de las muchas historia que se viven una noche de 1979 durante la era disco
 
que sí, ender, cinéfilo
 
El punk era más de trastorno antisocial y de centros públicos, el grunge y el indie era más de pijipi retraido de Aravaca, sin quemar papeleras.
En mi insti las tías se ponían más cachondas con las camisas de cuadros y las melenitas grunges, muchos venían reciclados del heavy o incluso del aor. Kurt Cobain reducía la chotunez y mejoraba su estética, era como un graduado escolar social.
 
Jajaja me ha encantado, "reviéntale el orto" por favor no se olvide de mis pezones y de otras partes sensibles.

Además no es mucha sabiduría lo que cualquier tratado de anatomía puede confirmar, eso si no se atiende a la simple fisiología que el común maneja--

Pero no era este un hilo, sapiencial, sobre las derivas musicales de nuestra juventud?
Mi orto déjenlo para otra entrada si quieren
 
el orto para el que se lo trabaja
 
Hazme una paja
 
¿en el orto o en la raja, maja?
 
Lo que tú quieras... Maja/o
 
se dice maja/do
 
Otros grandes de ésas épocas eran Primal Scream.
 
Pues a mi me encantan Los Pixies, y al que me diga que no...iba a decir que le perforaba el orto, pero a lo mejor le gusta, así que paso.
 
Jajajaja
 
venga, Fruner, desempolva el "westing )by musket and sextant)" y enséñale al benputo lo que fueron los 90
 
¡Qué mal gusto y qué mal escrito está todo, por Dios! ¡Hice bien en vetarte el articulín en MB, voto a bríos!
 
Pero si Fruno tenía 10 años en los 90 y Benputa debía tener trece o catorce. Los 90 los hemos vivido Don Julito y yo, los demás lo habéis visto por la tele...
 
Pero se lo figuran!!
 
Pues se lo figuran muy malamente...lso 90 fueron un puto páramo, un descampao de barrio de esos donde solo hay botellas rotas y zapatillas descoloridas y curvadas al sol...si miras bien es posible encontrar algún billete que se le haya caído a algún yonki o a alguna parejita que lo hubiera utilizado para follar pero, vamos... un puto infierno, eso fueron los 90
 
si te oyera fruno, blasfemo, masón... en los nobenta nasió mondo bluto
 
Los 90 fueron lo mejor, ahí estuve yo!!!
 
Jajaja diga que sí Sr. Benputa!! en los noventa maduraron y se cayeron del árbol los ochenta. La generassión X hizo lo propio y todo buen indie esta volviendo a la década del 85 al 95... fíjese en esa cosa tan tonticooleindefinida de la new rave...
 
Los 90 fueron de la Tía Enriqueta y de las Bombaxxx. ¿En qué mundo vivisteis?
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis