domingo, 18 de noviembre de 2007

 

Guía de lugares que nunca existieron. 14) Barsoom

Ésta última, y sensacional, entrega de la "Guía de lugares que nunca existieron" está realizada por el simpático parroquiano de Pegamin conocido como Haciendo Amigos , que viva muchos años y que las tetas de su mujer nunca caigan en picado para que no tenga que desear las de las nuestras...



BARSOOM: MARTE CON COJONES Y CHOCHOS CHORREANTES


Hay un lugar donde todos los hombres son como una mezcla de Charles Bronson muy cabreado y Arnold Schwarzenegger con sobredosis de esteroides. Un lugar donde todas las mujeres son un peligroso híbrido de una Barbarrella psicópata y una Brigitte Nielsen hipersiliconada. No, no es la discoteca de moda de su pueblo. No es un lugar del planeta Tierra, por supuesto. Es Marte, pero no el aburrido Marte de los documentales de astronomía, ese que están dejando perdido los americanos a base de mandar robotitos y basura supertecnológica, no se sabe para qué. Tampoco es el Marte triste y depresivo de Ray Bradbury. Ni es el de Sardá, porque aquí mariconadas las justas.

Estoy hablando de Barsoom, el Marte psicodélico creado por Edgar Rice Burroughs en su novela pulp “Una princesa de Marte”, allá por 1911. A lo largo de 11 novelas, Burroughs crearía un mundo de fantasía tan fascinante como excesivo, una fuente inagotable de ensoñaciones violentas y eróticas para aquellos pajilleros que seguían alucinados el devenir de las aventuras barsoonianas en las revista pulp All Story Weekly

A principios del siglo XX sabían muy bien lo que era una aventura. No estaban contaminados por preocupaciones sociales ni por deseos de transcendencia. Sabían que la psicología de los personajes y sus motivaciones no eran importantes; lo importante era que pasaran cosas, y cuanto más tremendas mejor. Y en Barsoom pasa de todo.

Burroughs no se la cogía con papel de fumar. John Carter, el protagonista, es un militar de Virginia que luchó como capitán sudista en la Guerra Civil americana. Un caballero sureño, vamos. Por arte de magia (cuando los indios apaches estaban a punto de machacarlo vivo) es trasladado a Marte y allí descubre tres cosas: una, que en Marte tiene una fuerza extraordinaria; dos, que a base de hostias puede hacerse con el control del planeta; tres, que las mozas marcianas están de un bueno que quitan el sentido. Por ese orden.


Y es que Barsoom, que así llaman a Marte sus habitantes en estas novelas, es terreno abonado para que cualquier macho alfa se lo pase de miedo. Esta poblado por razas humanoides que van de lo grotesco a la versión reduccionista de las razas terrestres. Bichos verdes gigantes de cuatro brazos, monos albinos enormes de múltiples extremidades, hombres rojos, amarillos, negros y blancos (perfectamente diferenciados, nunca mezclados y en gresca perpetua, como debe ser) y monstruos de todo tipo a cada cual más rarito. Lo único que tienen todos en común es ser hiperviolentos y estar obsesionados con raptar y violar a la novia del protagonista.



Pronto John Carter deja clara su superioridad física, a base de liquidar sin contemplaciones a un número impresionante de aborígenes letales. Pero también deja clara en todo momento su superioridad intelectual y moral. Es un caballero del sur, un tío con fundamentos y jamás permitiría que un grupo de alienígenas de colorines, decadentes y de pocas luces, le dijeran lo que hay que hacer. Una vez derrota a sus enemigos, Carter los hace vasallos suyos con una magnanimidad principesca. Pronto se convertirá en Emperador del planeta entero, cómo no. Con dos cojones.

Porque John Carter, no lo duden, adora Barsoom desde el primer momento. No importa que sea un mundo decadente y agonizante, que incluso necesita de unas máquinas creadoras de oxígeno para subsistir. No importa que sea un mundo de una violencia inaudita, lleno de costumbres crueles, guerras, asesinatos como norma social, etc. Un mundo donde siempre tienes que estar luchando por tu supervivencia. A John Carter le pasa como a nosotros… ¡le va la marcha!. Veamos un ejemplo de su personalidad exuberante:

“Me invadió una ola de demencial furia. La cruel cobardía de unos seres ebrios de poder, susceptibles de concebir en sus malvadas mentes tales abominables sistemas de tortura, estimuló hasta lo indecible mi ira y mi viril ímpetu”.

¿Quién no se deja llevar por su viril ímpetu de vez en cuando?. ¿O quién no se queda fascinado ante la hombría de sus compañeros de juergas?.

“En la sangrienta pelea que se desató, apenas sí podía hacer otra cosa que vigilar los movimientos de mis inmediatos enemigos, pero de vez en cuando eché una rápida ojeada a la reluciente espada y a la arrogante figura del varonil joven que se había apoderado de mi corazón, despertando en mí incomprensibles sentimientos. Yo, sin darme cuenta, me enorgullecía de su valor”.

No, no se asusten. No estamos ante una ensoñación filogay. Ese muchacho que tanto excita a John Carter resultará ser su hijo, al que no conocía.

Cierto es que de vez en cuando le invade la nostalgia, pero brevemente. No pasa mucho entre batalla y batalla.

“Me lamenté por tener que morir así, entre una muchedumbre de negros…”.

Pero no todo es guerra en Barsoom, porque están las hembras marcianas. ¡Y que hembras!.


Las mujeres de Barsoom están todas tremendas. Cuerpos esculturales, apasionadas, semidesnudas… la única pega es su tendencia a la furia homicida y una preocupante falta de promiscuidad. Para poder llevarte a una barsooniana a la cama, primero tienes que hacer una proeza increíble y salvarla de morir un par de veces. No es fácil. Quizá eso explique que los machos barsoonianos recurran tan a menudo a la violencia para conseguir un poco de sexo. O para comérselas, como hacen los negros (sí, como lo oyen).

No lo pueden negar. Barsoom es uno de los mejores mundos fantásticos jamás creados. No por su gran calidad literaria, por sus profundos mensajes o su cualidad poética. Qué va. Barsoom mola porque es políticamente incorrecto, endiabladamente divertido y, sobre todo, ingenuamente sincero. Racismo, violencia, machismo, erotismo retorcido, fantasía delirante, acción brutal y directa… todo se da cita en estas historias para convertirlas en lo que son: un mito. Esa es la verdad.


Déjense de tonterías. Olviden sus tristes vidas. Cierren los ojos y viajen a Barsoom, a sus desiertos ignotos, sus ciudades semiabandonadas, sus barcos voladores, sus mujeres de piel roja y ojos verdes… y prepárense para luchar y amar como jamás lo han hecho ni harán en su vida. Lo demás… saben que no importa.

Etiquetas: , ,


Comments:
Pixar está haciendo una versión de John Carter of Mars. Edulcorada, supongo. Yo me imagino una adaptación del Ralph Bakshi de Tygra (una hembra barsoomiana) y me se hace la boca agua. Y meo colonia.
 
Un gran post. Por cierto, Haciendoamigos, en qué editorial están disponibles las novelas de Carter? yo leí solo la primera y ni me acuerdo si era de martinez roca o de qué...
 
que alguien nombre caballero Pegamín a este hombre, se lo merece más que yo por lo menos.
 
Vale, pues díselo a tu primo, el que habita en el valle verde, que le mande la invitación
 
mi primo el raro? el moderno? el que se iba los veranos a brighthn? ése no quiere nada con la familia
 
Es verdad, está alelao, se pasa el día haciendo yoga en el techo.

Qué post más guapo, Haciendo Amigos, extraordinario. Aunque ni pajolera idea del tema.
 
El pulp SF tiene mucha miga. Yo hace poco encontré un libro de Philip Nowlan, el creador de Buck Rogers, en una colección de Valdemar de finales de los 80 llamada "Weird SF"...Era el tercero de la colección y los otros dos era de Rice Burroughs (de una saga situada en Venus)...así que no me estrañaría que también saliera en esa colección.
 
¿Esto entra en el examen? Pues como caiga suspendo.
 
Sí, esto es de primero de carrera, no te jode....

jóvenes: alguno de ustedesvosotros va a ir al Salón del Cómic de Madrid? no os apetece hacer una kedada mientras vemos gente más friki que nosotros y gastaros un dineral en tontunas? a lo mejor, si me confirmáis con tiempo saco invitaciones para entrar por la patilla
 
¿Eso cuándo es?
Porque yo, entre el 11 y 19 de diciembre, celebraré mi L cumpleaños en Londinium con my pussybear.
 
creo que cae a final de mes...A mí me habría gustado, y que DJ me llevase de la mano de estante en estante.
 
Pues eso será el 29 y 30 de Noviembre y el 1 y 2 de Diciembre...yo el sábado voy con gente del curro así que tendría que ser el viernes tarde o el domingo...el jueves tarde también imposible y por la mañana no digo nada porque estoy de curso del curro y es imposible escaparme aunque estoy maquinando algo...
 
De la mano? a collejas te iba a llevar, sensiblón! será posible...anda, ponte a hacer 10 ó 12 flexiones de castigo...imagino,como buen friki que eres, que es como mandarle 100 a una persona con tono muscular normal
 
Gente más friki que yo la veo todos los días, la calle está llena. Joder, el otro día estaba en El Corte Inglés comprándome una peli y había un friki gordopilo de esos que parecen tontos de baba por la cara que tienen pero no lo son, dándole el coñazo cinéfilo a las dependientas, unas santas. La verdad es que en un momento dado sí era un poco monguis, pero de estos tipo Rain Man, que se te cae una caja de cerillas al suelo y antes de que te agaches ya te dice cuántas se te han caído. Joder qué mal rollo me está dando. Parafraseando a los negros malos de Tarzán: ¡Yuyu! ¡Yuyu!
 
A tí como te dan tan mal rollo los damnificados de la vida, 77? los enanos, los mongolos, los tolis de diverso pelaje, la petite claudine...trauma? hipocondría?
 
Yo es que soy de sitio tranquilo y en las grandes urbes me siento -menos cuando voy borracho- como Babe el cerdito en la Ciudad...Además lo dice la tele, que hay Latin Kings, policías que no son polis verdaderos (luego los que son de verdad), mafias que te raptan para extraerte los órganos...y otakus cantando en japonés...
 
Sí, sí, yo quiero ir señor. Me guarde una.
Eso sí, no tengo ni un guil.
Mi cumple es el 9 Dec, zurdo, somos del mismo decanato.
 
Pobre Zurdo...compartir cumpleaños contigo
 
Nota informativa: Lo de encontrar la saga de Barsoom en libracos está un poco complicado. Hace un par de años una editorial de avispados, Pulp Ediciones, la publicó completa... pero resulta que en plan pirata, sin pagar un duro a los herederos del autor y pasándose los derechos de autor por el forro de los cojones. Parece ser que se limitaron a imprimir unas versiones que corren por los programas de descargas alegales. Si ponen ustedes Marte y Burroughs en la mulita, les saldrán multiples docs y pdfs sobre el tema. O pueden recorrer las librerias de segunda mano buscando la colección pirata, que fue retirada de las tiendas y malvendida por los distribuidores a los traperos.
 
JAJAJAJAJAJAJAJJAJAAJJAJAJAJAJ

Mr little July no te olvides de la entrada(opto por el viernes, mucho mejor que el domingo)aunque luego no valga para mucho, recuerdo un año que entré directamente y no me pidieron nada.
 
Tenemos que entrar juntos con Énder ,si no es acompañado de un adulto, no le dejan pasar.
 
Lo mío es mala conciencia, Donju. De chaval yo era el primero en apuntarme a reírme del mongolo, del rarito, del tullido, del deforme... Joder, que yo les puse sus motes a muchos. Y tengo miedo de que cualquier día de estos aparezca la maldita justicia poética y me apalice un grupo de enanos, de mongolos, de gordopilos gafosos con el pelo grasiento, de niños guarros que no se lavan y tienen mocos secos debajo de la nariz... Menos mal que los lexatines no son muy caros.
 
Pero enganchan...pásate a las Flores de Bach
 
¿Qué coño es eso?
 
Y yo qué sé...una movida de herbolario que dicen que es mu bueno pa los nervios
 
Pues estamos buenos, porque los herbolarios y la gente que los lleva también me dan yuyu...
 
Joder...haz un esfuerzo...piensa que si sales de casa tendrás más oportunidades de follar con una señorita...y si estás más tranquilo podrás follarla mejor y mas chido...
 
Yo nunca follo tranquilo. Porque todas, absolutamente todas las tías con las que he estado me han querido encontrar el punto G vía anal. Y yo el punto G lo tengo en el cuello y en las orejas, joder. Además me voy a acercando a una edad en la que no te puedes andar con tonterías, que te tocan la prósttata y puede haber una ruina mu grande...
 
Number, pues a mí varios potingues de parafarmacia me han arreglado la vida. Con unas cápsulas llamadas FLATUSOR y unos sobrecillos de Yogi Tea de Regaliz y Pimienta (variedades LICORICE e HIMALAYA, respectivamente) puedo dar rienda suelta a mi apetito insaciable sin que la hernia de hiato me acaba estrangulando cual anaconda (qué imagen más gore: ahora sólo falta Humungus hablando de cosas venosas y chorreantes).
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis