martes, 29 de abril de 2008

 

Fabulosos Vehículos de Ficción (Intro)


"Llegaremos a poder construir máquinas con las cuales podremos impulsar grandes barcos con mayor velocidad que toda una guarnición de remeros, y con las cuales sólo se necesitará un piloto que gobierne el barco; impulsaremos carruajes con velocidades increíbles, sin la ayuda de ningún animal y construiremos máquinas que, por medio de alas, nos permitirán volar en el aire, como los pájaros" (Roger Bacon, en el siglo XVIII)



El hombre es vago por naturaleza. A la que tiene un ratito libre se vierte en su sofá de skay y horizontaliza su actividad, ralentizando su biorritmo a la vez que relaja los músculos. Mientras, onomatopéyicas zetas en negrita y Arial 50 salen de su boca y nariz, a la vez que una densa baba, capaz de arruinar el adamantium, fluyendo libre, en torrente, erosiona sus facciones. Ésta ( junto con el sexo guarro, la droga y el futbol -nótese que estos cua
tro pilares del ocio se pueden desarrollar desde sus triclinia-) es la actividad favorita del ser humano desde que el mundo es mundo. Y es a través - y por, para, según, so, sobre y demás preposiones - [la molicie] de esta situación [el sillónball] por lo que las civilizaciones dan [el cuerpoperro] un paso de gigante alejándonos del bucólico [el descanso del guerrero] y pastoril Neolítico y acercándonos [la horizontal] a la sucia, mugrienta [la siesta] y ruidosa Revolución Industrial.




Me explico.



Prisionero de su sofá o esterilla, el ser humano maquina como trabajar menos y realizar el mínimo esfuerzo físico. Imaginación, ensueño y vaguería propulsan su mente. De pronto lo ve: la rueda. Fundido en negro. Un mundo en amarillo pollo. El zoom inverso nos demuestra lo equivocado de nuestra percepción: ese mundo alienígena se transforma en algo más conocido pero no menos inquietante: un Renault Twingo. La magia de blogger (y la mentada vaguería que, parafraseando al pequeño maestro, fuerte es en Don Julito) nos ha permitido viajar del punto de partida a la meta saltándonos miles de años de evolución y de historia (esa vorágine de ruido alrededor de unos pocos hechos, que diría Nietzsche).



¿Nos interesa la evolución del vehículo? ¿Queremos analizar con nuestro equipo de antropólogos, sociólogos, historiadores, ingenieros, filósofos y un licenciado en Filología Arabe la incidencia de los medios de locomoción en la geografía humana? Ni una cala, amigos. A usted, a mí, a fulano, a mengano y a zutano nos la suda el como y el porqué. Sobre todo a mí. Toda esta chapa mal escrita (y peor digerida, seguramente) es para presentarles una nueva sección de uno de los blogs más exitosos de la red de redes: Fabulosos Vehículos de Ficción...en donde se cuenta como nuestros personajes favoritos de la ficción más o menos friki se ayudan de distintos medios para moverse sin cansarse mientras en un extraño bucle metagilipollas toman vida en nuestra cabeza convenientemente descansada en un cojín.

Abróchense los cinturones



Etiquetas: , ,


Comments:
ole!
 
He añadido los enlaces a nuestras páginas en el menú de la izquierda aprovechando que ahora se puede. Lo suyo sería actualizar la plantilla para que pase a ser de las nuevas, pero eso tiene más faena ya que se perdería todo lo que hay ahora. Perdonen si molesta mucho; o si queréis añadir más, Vusotros mismos.

Welcome little Julio, a mí lo que me llama la atención son esos paratos con ruedas que parecen el carrito de llevar la fruta y que te desplazan por la ciudad (o por el pasillo de tu casa) sin tener que pisar el suelo.
 
Julito, me ha gustado mucho esta entrada. Tiene contención y acierto. Además esta saga es muy interesante.

Espero el vehículo Nº 1. Por cierto, Absence podría hacer aquí alguna contribución estratosférica.
 
Y se me ha olvidado decir que me ha hecho risa...
 
Magno retorno.
Me encanta el coche bubble rojo.
Es el único que osaría conducir, yo tan inepto para el tráfico salvo como passenger. El triciclo que me ocasionó la lesión de cadeira ya ni lo tocaré. Tal vez una silla de ruedas motorizada y con capota de fibra de caramelo... Bueno, más o menos como el coche rojo.
Y muy atinado el toque nietzscheano.
 
El vehículo nº1 debería ser el cochecito de Pepe Isbert.
 
la perniciosa influencia estlistica del Zurdo se deja notar en ,este ,su nuevo estilo: barroco, confuso y lo peor de todo:hueco.
debería volver a su natural estilo.
pero, ¿qué les das, Zurdo, a estos muchachotes?
 
se dise güeco, gafotas
 
es verdad, gordinflas. por cierto ,recuerdos a tu hermana peque
 
no tengo. es hermano. y se ha follado a tus hijos
 
tu hermano, jóder, ya le ha dado por vestirse como tu padre: monjita sexi.
pues la verdad, es que me lo follé, como gritaba la arrastrada/o.
 
tampoco vale insultaros entre vosotros, anónimos, so pena de que os borremos de un plumazo (por maricones), ahora que somos los nuevos Dioses del Pegamin podemos hacerlo siguiendo las nuevas directivas acerca de los insultos en los comentarios
 
Hola, guapas. Vengo de IKEA. El mundo es de los suecos. Qué hacéis?
 
el de Alcobendas
 
tiene cosas bizarras y te puedes sentar en sus sillones. Hay casas de 20 metros con tres habitaciones y armario empotrado
 
EL MUNDO ES DE LAS SUECAS, NO DE LOS SUECOS.
 
qué bueno, HDP ha mutado en ID de Blogger, evolution, Darwin en estado puro
 
Y que me dice D. Julito del Furita de nuestro querido contertulio "El Garcio"?.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis