jueves, 22 de mayo de 2008

 

una mañana de mayo...

Un gorrioncillo suele trinar en mi balcón, en tanto lo usa como letrina y picadero. Pese a que duermo con tapones y en una habitación interior, hoy me ha despertado, como en esa película que le inspiró al profe todo un blog o en esas cosas de Disney donde se mezclan dibujos y figuras reales. Reconozco que estas cursiladas no me atraen, aunque, mira por dónde, cuando uno parece vivir en algún momento situaciones dignas de una película así, acaba disfrutando en la realidad de lo que no soportaba como ficción. Desde hace como tres años esto me viene pasando más y más a menudo y tal vez sea la razón de que haya acabado por aficionarme al melodrama y a la comedia romántica, géneros que otrora no me decían mucho pero que hoy por hoy se me antojan tan cercanos (con un regusto a deja vu) como en otro tiempo me pudo ocurrir con ¿QUE FUE DE BABY JANE?, PSICOSIS (aún más con la II) o REPULSION (aparte de mi adicción a TIENES UN E-MAIL -me congratulo de habérsela contagiado también al usualmente cool Dildo de Congost-, INSOMNIO EN SEATTLE -ya me inspiró un embrión de tonada felizmente resuelto con Charlie y que incluiremos en nuestro próximo cd-, OLVIDATE DE PARIS, TOMATES VERDES FRITOS, EL NADADOR, ENAMORARSE -la única vez, junto con LOS PUENTES DE MADISON, que la Streep me ha hecho tilín-, TOOTSIE, LAS HORAS, LOS FABULOSOS BAKER BOYS, FRANKIE Y JOHNNY, EVA AL DESNUDO o MR JONES -la noche del domingo la vi por septima u octava vez con la misma delectación que cuando la descubrí-, también puedo pasar un buen rato con otros títulos más tópicos y evidentes como OTOÑO EN NY, ¿BAILAMOS?, PRETTY WOMAN, OFICIAL Y CABALLERO, SOLO EL CIELO LO SABE -cuando me sorprendí con el moco tendido poniéndome en el lugar de Jane Wyman acepté sin resistencias que mi retardo emocional de preteen entraba directamente, sin hacer parada ni por un momento en los apeaderos de la juventud y la madurez, en las movedizas arenas del climaterio-, ESCRITO SOBRE EL VIENTO, la ya mentada LOS PUENTES DE MADISON, o esa con Redford y Pfeiffer -ahora no recuerdo su título- que transcurre en el mundillo de los noticieros televisivos y que vi en su estreno junto a mi editor falangista -devoto de la Pfeiffer- al que comenté a la salida "jo, parecemos dos solteronas menopáusicas, así cómo vamos a hacer la revolución").



El melodrama y la comedia romántica, sin ser tan explícitamente cursis como EL MAGO DE OZ o MARY POPPINS o SONRISAS Y LAGRIMAS, poseen un encanto que algunos sólo descubrimos cuando la experiencia nos lleva a entrar en peripecias y situaciones que años atrás nos resultaban ajenas, incluso risibles. Si lo pienso, tal vez mi nexo más antiguo con el mundo de la lágrima contenida y el suspiro (lecturas infantiles de Dickens aparte) fuesen historias de contenido homófilo visionadas en los primeros 80 como la serie RETORNO A BRIDESHEAD (que tuve ocasión de revisar hace cosa de dos años en el pack que se agenció Dildo, otro forofo de las arcadias oxonianas de Sebastian y Charles) o la viscontiniana CONFIDENCIAS. así como el descubrimiento por esa misma época de CUMBRES BORRASCOSAS (primero, con una espléndida serie inglesa emitida a fines de los 70 -simultaneamente a la canción WUTHERING HEIGHTS, que me volvería fiel seguidor de Kate Bush- y, algo después, con una añeja biografía francesa de las hermanas Bronte adquirida en Recoletos, con unos poemas de Emily aparecidos en la revista DIWAN y, claro, con el libro de marras, también encontrado de casualidad en algún cajón de saldo).



El gorrioncillo me acompaña mientras escribo estas evocaciones. Mi ánimo mejora con la reciente ingesta de 2 cápsulas diarias de cartílago de shark, pura vicodina para mis molestias de cadera. Hace un día de sol liao en un trapo (que diría mi abuelo Joaquín), con entreveros de luces y sombras. Lo mismo cojo mi caballo y me voy a pasear, haciendo honor al título.

Etiquetas: , ,


Comments:
joder, qué pelis más chungas...

hay gustos y prácticas que deberían ser inconfesables, como que te mole desnudar a tu parienta, ponerle jerseis de cuello vuelto y mirar su reflejo en un espejo...

cuándo sale el disco?
 
Se nota que eres joven. Yo hay títulos de los mentados (SOLO EL CIELO LO SABE, EL NADADOR, ESCRITO SOBRE EL VIENTO, incluso EVA AL DESNUDO) que no pude acabarlos en su primer visionado cuando tenía 18 o veintipocos años. Me parecían cursis y me la sudaban.
OTOÑO EN NY me estomagó la primera vez y no pude pasar del primer cuarto de hora (y LOS PUENTES DE MADISON me hizo bostezar a los diez minutos). Sin embargo, ahora me encandilan. Uno cambia con la edad y con las circunstancias y ve cosas que antes no veía y se le caen cosas que antes le molaban.
En DISCOBARSA (ya te lo adjuntaré al privado) saqué un artículo sobre discos que en los años de la movida me habían impactado y luego no me decían nada.
Con las pelis de esta entrada, sería un poco al revés.

El disco (estamos en plena grabación) saldrá para otoño si no hay retrasos.
 
a mí ahora están empezando a gustarme vanilla fudge, los free, harmonia, las bandas sonoras de dominic frontiere y ron granier y mierdas así y, joder, no quiero caerme de boca en el puto AOR, quiero ser como julito que no tiene problema en escuchar cosas más frescas

por cierto, eso del césped en pendiente de noventa grados que era?
 
Referencia a la canción EL TIGRE DEL GUADARRAMA (en respuesta a "rodé haciendo la croqueta...").

Qué gracia: HARMONIA y VANILLA F me los descubrió Charlie al poco de conocernos.
La verdad, Charlie me ha descubierto un huevo avestrucesco de música que no controlaba o a la que no había prestado mucha atención (TINDERSTICKS, ENO, AYERS, THE CLIENTELE, VASHTI BUNYAN, THIS MORTAL COIL, PALE FOUNTAINS, FELT, o los ya mentados HARMONIA y VANILLA F).
Hasta que Luigi (SR CHINARRO, BELLE AND SEBASTIAN, GALAXIE 500), Charlie (lo que te he dicho y más que se me olvida) y también Casilda (BENJAMIN BIOLAY, PAULINAS PLAYERAS, ZERO 7, GOLDFRAPP, SUPERFURRY) me han descubierto cosas, yo me había limitado a iniciarme por mi cuenta, buscando en tiendas de saldo, en gente como KING CRIMSON o nuestros queridos BS&T.
 
Ender, te siguen poniendo candongo los jerseys de angora?
 
Ender... Wood!!!!
 
sí, julito, tiiio :S
 
Hay una película en la que me entraron ganas de comerle a la Meryl Streep tol parrús. Una en la que di cuenta de su potente atractivo hasta entonces velado para mí. Refiérome a El ladrón de orquideas (Adaptation). Una obra maestra de principio a fin. Y ahora miro a la Streep con otros ojos; con el ojo de la serpiente.
 
De El Nadador yo sólo tengo recuerdos vagos, de cuando la vi de muy chaval, y me caló por rara y por eso de las piscinas. Parecía sacado de un sueño.

Y Los Puentes de Madison, con todo lo cursi que sea, también me marcó, que me pilló flojo y rotito viajando en autobús por la N1.

Respecto a los jerseys de cuello vuelto y el reflejo sobre el espejo y todo eso, tiene morbazo, ender, por algo lo habrás dicho...
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas gratis